Inicio Actualidad de poker Tom Dwan se hace con el bote más grande jamás televisado: ¡3.081.000$!

Tom Dwan se hace con el bote más grande jamás televisado: ¡3.081.000$!

Dwan cazó el farol de Wesley, un regular del programa semanal de Hustler Casino Live.

845

La partida del millón de dólares de Hustler Casino Live tuvo un accidentado comienzo, pero todos los sinsabores acabaron valiendo la pena para la productora.

Anunciada para el fin de semana, la segunda sesión fue cancelada para tramitar la presencia de una verdadera estrella, Tom Dwan, que elevara el tono de una alineación que se quedó bastante plana en su primera versión.

La retransmisión está siendo un compendio de lo mejor y lo peor que puede ofrecer esta nueva generación de partidas de high stakes en TV. Tony G se arrancó el micrófono y abandonó el set de TV, dos jugadores tuvieron que ser apaciguados por el floor y se retaron a un combate de boxeo, los jugadores acusaron a Tom Dwan de hacer slowroll en una mano… pero también se han visto excelentes manos que aspiran a ser historia del póker en la televisión.

Empecemos por el grupo de jugadores que se reunió para jugar la noche del lunes al martes. Dwan tuvo como rivales a Rob Yong, Doug Polk y un grupo de rivales habituales del programa que incluía al defenestrado Nik Airball, apalizado por Matt Berkey heads-up y señalado como el personaje menos simpático de la polémica primera y única emisión en directo de High Stakes Poker. Más tarde se unió Haralabos Voulgaris, el nuevo dueño del Castellón.

Las 12 horas de partida -que se está replicando con un segundo asalto en Youtube en estos mismos momentos, dieron mucho de sí gracias a que esta vez los integrantes del show no traicionaron el nombre del programa y se presentaron a jugar con al menos 1.000.000$, como poco.

Las ciegas eran de 500 $/1k $ y no fueron retocadas, pero el BB Ante no paró de variar en toda la noche, pasando de 1.000 $ a 5.000 $ en las últimas manos.

Nos vamos directamente al minuto de oro, el momento en el que se bate el mayor bote televisado. Esta es la jugada en cuestión.


Es un farol de más de 3.000.000$, al que Dwan responde con un call monumental con overpair de QQ en un flop de cartas bajas. Wesley, que no estaba dispuesto a muckear AK, esperó el fold con la cabeza enterrada entre sus brazos, un final dramático al cuarto de hora que requirió construir el bote.

Otro momento muy comentado del programa fue el bote de siete cifras en el que Tom Dwan solicitó cinco minutos de tiempo para cazar el farol de Doug Polk, pero esta vez su mano era muchísimo más fuerte, full house, tan fuerte que la discusión se centra en si Dwan le ha hecho un slowroll a Polk o no.


Tom Dwan ha sido un nombre íntimamente ligado al de los mayores botes aparecidos en televisión. Con este bote confirma que su estrellato sigue muy vigente después de 15 años, que son los que se cumplen desde su aparición en las high stakes y desde que empezó a protagonizar botes de este tamaño.

Y cuidado, que la partida sigue…