Inicio Articulos Test de inteligencia emocional, Por John Vorhaus

Test de inteligencia emocional, Por John Vorhaus

20

A primera vista, la inteligencia emocional parecerí­a ser un oxí­moron, como caos organizado o memoria olvidable. Después de todo, la inteligencia es todo lo relacionado al intelecto y la emoción todo lo relacionado a lo instintivo. Pero para ser un jugador de póquer exitoso, tienes que ser capaz de usar tu inteligencia para controlar tus instintos y asegurarte de que tu juego está pasando por tu cabeza y no por tu corazón. La inteligencia emocional, entonces, es la conciencia de tu conciencia. Un jugador de póquer con una alta inteligencia emocional es capaz de evaluar sus fortalezas y debilidades franca y honestamente, con aceptación, y sin temores. Un jugador de póquer sin este don tiene un nombre técnico: perdedor. Para examinar tu inteligencia emocional ahora mismo, voy a presentarte un puñado de situaciones de póquer y voy a hacerte dos preguntas: ¿Alguna vez has sido éste? ¿Cómo te sentiste en ese momento?

No hay escalas en esta prueba, ni respuestas únicas ni grados. Para pasar el test, todo lo que debes hacer es hacerlo. Si estas situaciones no se aplican a ti, nunca se han aplicado, bueno, más poder para ti. Pero si estoy echando luz sobre algo de lo que eres culpable, te preguntarí­a si notas la luz y dejas deslizar la culpa por ella. Reparamos nuestros errores aceptándolos primero.

SITUACION UNO: Has estado jugando póquer on-line durante varias horas en un torneo multi-mesa, y las cosas no han ido bien. Haces más rebuys de los que querí­as, y nunca construiste un stack. Completamente incapaz de ganar algún tipo de adherencia a este torneo, finalmente quedas eliminado no por un bad beat sino por una muy mala decisión. Ahora es tarde, y estás mentalmente exhausto. Sabes que no estás en tu juego – o a veces ni siquiera en el borde – y terminas derrochando la mayorí­a de lo que ganaste.

¿Alguna vez has sido éste? ¿Cómo te sentiste en ese momento?

SITUACION DOS: Estás en un juego cash y te va bien. Has sido favorecido por las cartas y disfrutado una gran racha. Estás disfrutando esta buena racha en todos los sentidos de la palabra – no sólo financieramente sino emocionalmente. Te sientes grande, como si fueras invencible, un auténtico Señor del póquer. No sólo quieres que esta sensación dure para siempre, sino que estás convencido de que puede hacerlo. Como el golfista que finalmente ha encontrado el dulce hoyo en su swing, crees que tienes al póquer»resuelto». Así­ que traspasas cada pequeño borde – o a veces ni siquiera hay un borde – y terminas derrochando la mayorí­a de lo que ganaste.
¿Alguna vez has sido éste? ¿Cómo te sentiste en ese momento?

SITUACION TRES: Estás jugando contra un villano que sabes que es inferior. Toma manifiestamente decisiones malas, y no puedes ver la razón por la que no estás apropiándote de todo su dinero. Aún así­, no lo haces. Por alguna razón – probablemente tení­a una herradura de la suerte pegada en su trasero – el seguí­a sangrándote y ganando bote tras bote. Cuanto más jugabas en contra de él, más te enfadabas, hasta que tu motivación primaria para jugar es simplemente hacérselas pagar a ese bastardo.

¿Alguna vez has sido éste? ¿Cómo te sentiste en ese momento?

SITUACION CUATRO: Estás en un juego de póquer atascado. Estás bajo los efectos del tilt, eres un corcho a la deriva en el mar del póquer– aún así­, no puedes arrancarte del juego. Parece que hay una fuerza magnética que mantiene tu trasero anclado en la silla. En un punto pensaste que seguirí­as jugando hasta que salgas empatado, pero ya pasaste ese punto, ya has pasado el punto de dolor e incluso de racionalidad. Probablemente no te muevas hasta que estés quebrado.
¿Alguna vez has sido éste? ¿Cómo te sentiste en ese momento?

SITUACION CINCO: No has intentado jugar al póquer para nada. Tienes otras cosas que hacer, ya sea en casa, en el ordenador o en el mundo exterior, pero de alguna manera, una fuerza te propulsa dentro del juego. En la trastienda de tu mente, no pudiste convencerte a ti mismo de que hubiese algo siquiera que quisieras hacer más que jugar al póquer, pero el hecho es que cualquier otra cosa que no sea jugar al póquer no es una opción que consideres. Así­ que ahí­ estás, jugando al póquer, como si jugar al póquer fuese algo del destino.
¿Alguna vez has sido éste? ¿Como te sentiste en ese momento?

Mira, todos sabemos que estas son circunstancias extremas. No estoy diciendo que eres un esclavo de tus sentimientos o de tus compulsiones o de tus propias urgencias atávicas. Pero estoy diciendo que podrí­as serlo, y de tanto en tanto, lo serás. Si quieres tener una larga y exitosa carrera de póquer, o hacer de él un hobby que se pague a sí­ mismo, no es suficiente con aprender cómo apostar con la mejor mano o retirarte de una mano cuando te sabes vencido. El éxito en el póquer requiere que conozcas y dirijas toda tu plataforma emocional subyacente. Sólo cuando seas verdaderamente honesto contigo mismo acerca de que sientes y por qué lo sientes, puedes esperar dominar el juego.

Sé quien eres. No hay nada malo en ello. Disfruta tu póquer. Siente pasión por él, incluso. Cuando te sientas alto, adelante, siéntete alto. Cuando te sientas bajo, adelante, siéntete así­. Pero en todos los eventos, y en todos los tiempos, trata de detenerte y observarte sintiendo lo que sientes. No juzgues. No critiques. No te odies por tus limitaciones. Pero conócelas y trata de superarlas. El verdadero juego de póquer se juega a nivel de sentimientos. Si cultivas tu inteligencia emocional, entonces tus habilidades para el poker (y tus habilidades para la vida) y tus beneficios se cuidarán por sí­ mismos.

www.pokerpages.com

Acerca de John Vorhaus
John Vorhaus es el autor de cinco libros de poker:
– The Pro Poker Playbook
– Killer Poker: Strategy and Tactics for Winning Poker Play
– Killer Poker Online: Crushing the Internet Game
– The Killer Poker Hold’em Handbook: A Workbook for Winners
– Poker Night: Winning at Home, in Casinos and Beyond
Este prolí­fico escritor cuenta además con numerosas columnas y artí­culos de poker.

Artículo anteriorSuspendidos los freerolls para Poker Island: premios para todos
Artículo siguientePrimera edición de los EPT Awards