Inicio World Series of Poker (WSOP) El suizo Besim Hot le niega el 16º brazalete a Phil Hellmuth

El suizo Besim Hot le niega el 16º brazalete a Phil Hellmuth

94

El esperado enfrentamiento entre Daniel Negreanu y Phil Hellmuth en la mesa final del Evento #10: 25.500€ Mixed Games Championship de las World Series of Poker Europe tuvo, en principio, un claro ganador.

A tenor del resultado, Phil Hellmuth se impuso con mucha autoridad. Se encargó personalmente de la eliminación de Daniel y se plantó en el heads-up frente al suizo Besim Hot con una desventaja fácilmente solventable si las circunstancias le hubieran llegado a acompañar.

No obstante, el canadiense, no se sintió completamente derrotado. Sacó algo de provecho de su mesa final y de otra caja confirmada más tarde en el torneo de PLO, y adelantó tanto a Shaun Deeb como a Robert Campbell para ponerse al frente de la tabla del Player of the Year con solo cuatro torneos por delante antes de decidir el ganador.

La superioridad de Hellmuth no tuvo final feliz. Besim Hot encadenó mano hecha tras mano hecha en el HU, arrancando el stack de manos de su rival bocado a bocado, hasta un punto en el que Hellmuth comentó: «Si esto fuera un combate de boxeo, el árbitro ya habrí­a parado el combate para evitar semejante paliza».

El que podrí­a haber sido el 16º brazalete para el californiano se convirtió en su 11º segundo puesto en las WSOP, una estadí­sitica casi tan impresionante como la primera.

Hot, por su parte, disfruttó como nadie de una pequeña venganza contra una versión un poco más alocada de sí­ mismo, que le hizo vivir una situación muy desagradable en el pasado. «Hace siete años, me habí­a convertido en uno de los mejores jugadores de Suiza y en el verano viajé a Las Vegas con la intención de ganar un brazalete para mi paí­s. Por culpa de mi estupidez, perdí­ toda mi banca en la primera noche de estancia allí­. Tuve que volverme y aguantarle las bromas de todo el mundo».

El podio del evento lo completó el polaco Urbanovich, que reconoció que viajó a Rozvadov para jugar este evento en particular.

  1. Besim Hot (Suiza) 385.911€
  2. Phil Hellmuth (EE.UU.) 238.509€
  3. Dzmitry Urbanovich (Polonia) 162.463€
  4. Benny Glaser (Reino Unido) €111.689€
  5. Julien Martini (Francia) 77,502€
  6. Daniel Negreanu (Canadá) 54.287€
  7. Alex Livingston (Canadá) 38.389€

El otro torneo en el que sacó caja Negreanu fue el Evento #11: 2.200€ Pot-Limit Omaha. El canadiense fue 20º, y hubo un español que le superó en la tabla.

Guillermo Puerta aguantó lo máximo posible antes de arriesgar su paso a la mesa final. Quedaban solo 12 jugadores cuando tuvo que forzar una decisión por todo su stack, que por entonces sumaba poco más de 10bb. Lo escaso de la cantidad no le ayudó a convencerse para pagar el rerrobo. El español habí­a abierto hksk::qds::d3, pero se olí­a problemas con el repot de Marc Palatzky. Las matemáticas animaban al call y Puerta acabó rindiéndose a la evidencia, pero sus temores eran fundados y le bajaron dos ases suited que no pudo crackear.

Quien si halló un camino de vuelta a la final fue el defensor del tí­tulo Anson Tsang, aunque le toca partir desde la última posición.

  1. Tobias Peters 2.445.000
  2. Omar Eljach 1.895.000
  3. Marc Palatzky 1.800.000
  4. Ilyaz Dosikov 1.540.000
  5. Tomas Ribeiro 1.200.000
  6. Christopher Frank 835.000
  7. Leonid Yanovski 620.000
  8. Anson Tsang 480.000
  • 12º Guillermo Puerta 7.166€

El tercer torneo en ocupar las mesas de la poker room del King’s fue el Diamond Super High Roller de 100.000€.

En sus primeros niveles, los jugadores han realizado 39 ingresos en el cajero. Ninguno de los eliminados antes del último nivel del dí­a se resignó a quedar fuera del torneo, y efectuaron la reeentrada. Los tres que cayeron a pocos minutos del final, Mikita Badziakouski. Matthias Eibinger y Orpen Kisacikoglu, son serios candidatos para utilizar el registro tardí­o a primera hora del dí­a 2.

Adrián Mateos sigue buscando su primera caja en los High Rollers del festival. Solo ha cobrado en el Mini Main Event, pero esa minicaja en un evento de 1.350€ tiene poco peso en un balance en el que pesan como una losa las tres entradas efectuadas en el torneo de 250.000€.

El madrileño apareció por las mesas al final del primer nivel. Las WSOPE, hasta ahora, le han obligado siempre a pagar un sacrificio en fichas en los primeros compases de todos sus torneos, pero en esta ocasión le tiraron unas cuantos manos fuertes que enmendaron el dubitativo comienzo. El más perjudicado por la recuperación de Amadi fue Kahle Burns, aún de resaca por la celebración de su triunfo en el Platinum 25.000€.

Un bad beat de Ole Schemion a un nivel del final retuvo a Adrián en las inmediaciones de la media del torneo, y su dí­a 1 terminó en el 12º puesto en un grupo de 25 participantes. Aún hay cuatro niveles de registro tardí­o, así­ que nada se sabe aún sobre field o premios definitivos.

Artículo anteriorSumamos a Borja Domingo al trío de campeones españoles de las Bounty Builder Series
Artículo siguienteSerghei Lisii bate a Steven van Zadelhoff en The Battle of Malta