Inicio Resultados de poker Steven O’Dwyer gana y Connor Drinan cobra

Steven O’Dwyer gana y Connor Drinan cobra

281

El LK Boutique 250K$ Challenge de los Aussie Millions es el torneo anual más exclusivo del circuito. Un club selecto que tiene en un portero inflexible e insobornable; una entrada de 250.000$ que este año ha convencido a tan solo 15 jugadores -16 gracias a una recompra-, el número más reducido desde que este evento nació en 2011.

El «shuffle up and deal» lo escucharon tan solo cuatro jugadores. La segunda mesa del torneo no se abrió hasta el nivel 3, cuando ya habí­a sido eliminado Fedor Holz. Su reentrada, sumada a la llegada al Crown Casino de Fabian Quoss completaron el mí­nimo de diez jugadores necesarios para romper la mesa inicial.

Fue precisamente Holz el causante de la primera eliminación definitiva del torneo. En dos manos claves del nivel 5 le quitó todo el stack a Jason Mercier, que pronto encontró la compañí­a de Erik Seidel en el raí­l. Con las fichas de Seidel, Byron Kaverman se convirtió en el lí­der al final del dí­a 1.

En la última oportunidad de registro antes de que se diera inicio al dí­a 2, Mike McDonald aportó el efectivo suficiente para engordar la bolsa hasta los 3.920.000AUS$ y evitar que 2016 fuera el año con menos registros de este Super High Roller. Estos son los nombres que aparecen en los recibos.

  1. Byron Kaverman
  2. Fedor Holz (2)
  3. Paul Newey
  4. Steve O’Dwyer
  5. David Peters
  6. Brian Rast
  7. Ben Tollerene
  8. Igor Kurganov
  9. Connor Drinan
  10. Fabian Quoss
  11. Sam Greenwood
  12. Phil Ivey
  13. Erik Seidel
  14. Jason Mercier
  15. Mike McDonald

Un nombre se viene repitiendo consistentemente a lo largo de la corta historia del 250K$ Challenge: el de Phil Ivey. El estadounidense ha ganado tres de las cinco ediciones, las dos últimas de manera consecutiva.

Un encontronazo contra Steve O’Dwyer en las últimas cuatro manos le dejó muy tocado, en último lugar de la clasificación. Pese a lograr triplicarse en el primer nivel del dí­a 2, solo aguantó más que Fedor Holz. Mike McDonald no logró exprimir ni una hora de juego a su cuarto de millón de dólares y el adiós de Brian Rast volvió a reunir a todos los presentes en el torneo en una sola mesa.

  • Steve O’Dwyer 650.000
  • Byron Kaverman 585.000
  • Connor Drinan 547.000
  • David Peters 454.000
  • Igor Kurganov 450.000
  • Ben Tollerene 426.000
  • Fabian Quoss 425.000
  • Paul Newey 288.000
  • Sam Greenwood 175.000

Se jugaron casi dos niveles sin eliminaciones, hasta la de Sam Greenwood a manos de Byron Kaverman. Con la ciega grande en 16.000 puntos, Kaverman cazó en un robo a Ben Tollerenesa cj contra dq dj– y luego presentó mejor kicker que Igor Kurganov en un duelo de ases –ha sk contra sa s4-.

Tres eliminaciones consecutivas que le dieron oxí­geno suficiente para sobreponerse al que iba a ser un decepcionante nivel 12 que le mandó a cenar por detrás de Drinan, O’Dwyer y Peters destacados en cabeza.

Paul Newey volvió con cuatro ciegas a la hora del café y se las entregó de inmediato a Quoss. Esos puntos fueron fundamentales para que el alemán le sacara un porcentaje mayor de stack a Kaverman cuando este le empujó 25 ciegas con ha ht en el peor momento. Fabian enseñó da sa y dejó todo listo para que O’Dwyer hiciera el trabajo sucio de apuntillar a Kaverman y diera paso a una burbuja de vértigo, valorada en 784.000AUS$.

Los cuatro supervivientes se mostraron muy razonables y alcanzaron el pacto necesario para evitar dramas, dejando 100.000AUS$ apartados para el ganador; una cifra mareante pero que no fue suficiente para que la competición no perdiera enteros.

La relajación se comprobó en una mano en que O’Dwyer abrió con hj dj en cutoff, primera posición. Quoss intentó robar desde el botón con h6 s6 y más de 30 ciegas de stack. Drinan miró sus cartas en la ciega grande, y por alguna razón hk hq le pareció suficiente para jugársela con solo 5 ciegas mas que O’Dwyer y una menos que Quoss. Las comunitarias respetaron a O’Dwyer, d9 h9 s7 da d7 y Drinan y Quoss perdieron toda opción de llegar al heads-up.

O’ Dwyer llegó al cara a cara con 2.284.000 puntos, casi 100 ciegas, por los 1.716.000 de David Peters. Mucho plástico que dio para poco más de una hora de enfrentamiento. La culpa fue de una mesa endiablada, que fue absorbiendo más y más fichas según pasaban las calles.

O’Dwyer abrió cq st y Peters defendió dq c7. El flop hq h6 s3 fue el cebo; y produjo un check-call de Peters por 115.000 puntos. El turno fue el dt, y la estrategia de Peters la misma, pagar la obvia apuesta de O’Dwyer por 230.000. La guinda a la mano fue el d7, justo cuando Peters podrí­a estar empezando a dudar de su kicker. O’Dwyer no se cortó y metió una fuerte overbet all-in que Peters acabó pagando para perder.

LK Boutique 250K$ Challenge
JUGADOR PREMIO
1. Steve O’Dwyer 951.960$
2. David Peters 889.236$
3. Connor Drinan 1.021.909$
4. Fabian Quoss 956.896$

Steve O’Dwyer suma así­ su tercera victoria en un Super High Roller en dos meses, después de ganar en diciembre en Praga en el de 50.000€ del EPT y en enero el de 50.000$ en Bahamas. Desde agosto del año pasado, lleva nueve cajas en torneos de más de 10.000$ de buy-in, con un total en premios de 4.869.984$.