Inicio Actualidad de poker Steve Enríquez le gana la batalla de los streamers al nuevo papá...

Steve Enríquez le gana la batalla de los streamers al nuevo papá Sergi Reixach

Los que de verdad salimos ganando fuimos los espectadores, que tuvimos muchísimo donde elegir en la noche del domingo. Que no pare.

754
Steve Enríquez [Foto: CEP - PokerNews]
Steve Enríquez [Foto: CEP - PokerNews]

Uno de los nuevos proyectos de Steve Enríquez, recientemente desvinculado de Pokerstars, es la creación de un canal de streaming que rivalice a nivel internacional con el de ex-compañeros como Spraggy o Lex Veldhuis.

La escuela BeYourB también incluye las retransmisiones de torneos entre sus herramientas de captación. Este domingo se puso a los mandos del canal Sergi Reixach, por primera vez desde que ha empezado a compaginar la vida de High Roller con la de papá.

Es preciosa la anécdota. La llegada al mundo de su retoño se adelantó un pelín y le tuvo en vela durante las horas en las que debía descansar antes del día 2 de un torneo de 1.000 € de entrada. Se animó a intentar recuperar el sueño apurando el despertador, pero se quedó dormido y se le pasó la hora. Se despertó medio blindeado, sin capital siquiera para completar otra ciega grande, así que fue all-in con 85.

No se fijó en que se había despertado en plena burbuja, y que había un all-in en otra mesa que le habría permitido entrar en premios de todas formas. Y luego dicen que los niños traen un pan debajo del brazo.

Tanto Steve como Sergi tienen el lobby de torneos de GGPoker como centro neurálgico de sus respectivas retransmisiones, y esta pasada noche entraron en rumbo de colisión. Por si a alguien le preocupaba qué tipo de consecuencias catastróficas podrían originarse si se daba por fin el la coincidencia entre ambos jugadores, como si de una paradoja temporal se tratase, hay que decir que no hubo ningún contratiempo. Las partidas coexistieron por unas órbitas en dos canales simultáneos sin que corriera peligro otra cosa que los stacks de los artistas.

Este duelo, que seguro que se seguirá repitiendo, se lo anotó Steve, gracias a que hizo mesa final en el Bounty Hunters HR Main Event 525$. Acabó quinto con un premio de 26.454$.

El mejor resultado de la sesión dominical se lo adjudicó Vicente Delgado, que batió una durísima mesa final en el Grand Prix Europe HR 1.500$ de la misma plataforma.

La lástima fue que los 42.574$ que «codelsa» consiguió arrebatar de rivales como Joao Vieira o Niklas Astedt tenían como destino tapar el socavón dejado en el balance de la sesión por el nefasto desenlace del Sunday Super High Roller 25.500$.

El torneo de 25k$ recaudó 33 entradas, y Vicente, que hizo una recompra, fue eliminado en los puestos 32º y 33º.

Mejor quedarse con el buen sabor de boca del Grand Prix Europa.

 

Artículo anteriorEn la Mente de un Pro en las WSOP 2022 (16): François Pirault se sienta en el 5K$ Freezeout
Artículo siguienteEl capitán Jon Gómez Samperio se hunde con honores en el puesto 20º del Irish Poker Open