Inicio Actualidad de poker Stephen Chidwick lo retoma donde lo dejó el año pasado en el...

Stephen Chidwick lo retoma donde lo dejó el año pasado en el U.S. Poker Open

30

El evento de 10.000$ que terminó ayer en el estudio PokerGo del casino Aria de Las Vegas era el noveno de la historia del U.S.Poker Open.

De esos nueve, seis han contado con Stephen Chidwick en su mesa final, y en tres de ellos el británico se ha alzado con la victoria -incluido el de ayer-.

Esta segunda edición del U.S. Poker Open parece que se va a ganar a pulso su nombre. Los jugadores estadounidenses han sido abrumadora mayorí­a en el primer torneo. Y eso no quiere decir nada malo, por contra de lo que pueda parecer. Faltan algunos nombres importantes en el circuito de los High Rollers, pero la élite de los regs locales del Aria han cubierto el hueco y hecho crecer los números.

El torneo alcanzó los 90 registros, lo que se tradujo en 13 puestos premiados. En esa lista solo habí­a dos extranjeros: un jugador canadiense, Daniel Weiland y, para desespero de los yanquis, Chidwick.

Aparte de estos dos jugadores, los únicos ajenos a la bandera de las barras y estrellas eran Kristen Bicknell y una representación simbólica del conocido grupo de alemanes, reducido en este evento a Rainer Kempe, Manig Loeser y Koray Aldemir. Entre los americanos cabí­a de todo, pero habí­a muchí­sima pólvora, con Alex Foxen, David Peters, Erik Seidel, Ryan Riess, Sam Soverel, Phil Hellmuth o Justin Bonomo.

Hellmuth tuvo una salida de esas de la s que le gusta quejarse. su stack menguó durante algunas órbitas esperando la mano para pagar uno de esos pushes con rangos amplios de ICM y acabó perdiendo con sah9 contra hjs8 de Chris Hunichen.

El abuso que ejerce Chidwick sobre estos fields es brutal. í‰l fue el primer jugador en pasar de los 2.000.000 de puntos, y para ello hizo saltar a Soverel por los aires en la burbuja pura. Chidwick se quedó al quiero en un 3bet con s9c9. Ligó el set en ckd9s8, y dejó que Sam hiciera la continuación. Escondió la mano en el turn para raisear all-in en el river. Nunca sabremos que llevaba Soverel para pagar ahí­.

En el descuento de jugadores hacia la FT, Chidwick se turnó con Joseph Capello y Lázaro Hernández para ir cogiendo la primera plaza y luego doblar a algún short. El resultado fue que nadie logró escaparse del pelotón y Joseph Cheong se pudo poner lí­der en la última mano del dí­a al pillar saha contra las hqcq de Jerry Robinson.

Cheong empezó la FT asustando, cargándose a Joseph Orsino, pero en el otro lado de la mesa se estaba gestando el sorpasso. Lázaro Hernández se dobló frente a Sean Winter, y poco después se sumó a un flop limpeando dad9 en botón. Chidwick fue a por el dinero muerto con hth9 pero Hernández pagó el ROL. El flop fue de los que ganan torneos c6c7h8. Hernández overbeteó con la open-ended y donó 35 ciegas a la causa del británico.

Chidwick hizo lo posible por limpiar la mesa lo antes posible. Dobló a unos y eliminó a otros. Winter le ganó tres all-ins y, como premio, fue el rival del campeón en el heads-up. Chidwick forzó la suerte y pagó un flop barato con tripona. No sospechaba que la carta que buscaba, el 8, estaba por duplicado en manos de Winter. Por supuesto, cayó un nuevo ocho en el turn, y Winter pagó todo lo que le quisieron apostar con su trí­o.

  1. Stephen Chidwick 216.000$
  2. Sean Winter 157.500$
  3. Joseph Cheong 112.500$
  4. Joseph Cappello 90.000$
  5. Lázaro Hernandez 72.000$
  6. Joseph Orsino 54.000$

Chidwick va a perdonar la FT del torneo de Pot Limit Omaha que se está jugando ahora. El fin de semana hay otros dos torneos de 10.000$, uno de NLHE y otro de Short Deck. Luego toca la misma rotación de torneos pero de 25.000$.

Iremos comentando los resultados de los más interesantes.

Artículo anteriorCasino Cirsa Valencia inaugura la nueva temporada del CNP888
Artículo siguienteEn la mente de ¡dos pros!: Davidi Kitai y Mustacchione en Barcelona