Inicio Actualidad de poker Simon Wiciak se aferra a la pica y no deja escapar el...

Simon Wiciak se aferra a la pica y no deja escapar el EPT Barcelona 2023

El chipleader de las tres últimas jornadas no se dejó sorprender en la mesa final. Su rival en el heads-up fue Joao Sydenstricker, que cayó como mandan los cánones del poker brasileño, faroleando su stack.

331

El trofeo del evento principal del Pokerstars European Poker Tour Barcelona llevaba tres días expuesto de manera virtual en la vitrina del francés Simon Wiciak, en virtud de su clasificación como primero en el torneo al final de cada jornada de competición del fin de semana.

Un día tras otro, Wiciak sumaba unos méritos que, enfrentados a la realidad del póker, no tenían ningún valor más allá de la ventaja de fichas con la que contaba al reiniciar el torneo. Para materializar todo este trabajo y convertirlo en la ansiada victoria. Wiciak tuvo que tomar una complicada decisión en la última mano del HU.

Joao Sydenstricker, que se había acercado muchísimo al stack del francés, abrió a casi tres ciegas con QT. Wiciak le hizo 3bet con 56 de tréboles, y después de ligar segunda pareja en un flop 952, hizo la continuación.

El brasileño pagó, y al ver que Wiciak dejaba en paso el 4 del turn, inició un farol que dejaba una apuesta del bote para el river. Se dobló el 9, y Wiciak invitó a su rival a que el showdown no costara ni un duro más. Sin embargo, el farol de Joao estaba planeado para dos calles.

Wiciak tenía reservadas unas cuantas extensiones de tiempo para un momento así, e hizo uso de ellas antes de marcarse un gran call que cerró de manera brillante un torneo no menos excepcional por su parte.

Por el camino se habían quedado Ezequiel Waigel, que intentó un rerrobo con A7 contra el AK de Sydenstricker siendo ya el shortstack del torneo; el incombustible André Akkari, que tenía que acabar perdiendo algún all-in algún día; Santiago Plante, que le metió un riverazo a Wiciak con una dama dominada pero luego vio cómo Carl Shaw le reventaba una pareja de ellas, y el propio Shaw, que apenas pudo disfrutar del breve momento en el que por fin le arrebató el liderato a Wiciak, pero al menos aguantó el tiempo suficiente para formar parte del pacto que repartió los tres últimos premios del torneo.

  1. Simon Wiciak 1.134.375 €*
  2. João Sydenstricker 1.048.550 €*
  3. Carl Shaw 901.070 €*
  4. Santiago Plante 511.300 €
  5. Andre Akkari 393.300 €
  6. Ezequiel Waigel 302.500 €
  7. Curtis Knight 232.700 €
  8. Robin Ylitalo 179.000 €

Detrás de la fachada de invencibilidad de Wiciak residían las dudas de un jugador que ha dado el salto al vivo hace muy poco tiempo.

«He sentido muchas emociones distintas. Aunque pareciera que tenía el control y mostrara confianza en mis jugadas, sigo siendo una persona humana. Era la primera vez que jugaba el evento principal de un EPT. Al final se juntó todo, la victoria, mi gente, todo el trabajo hecho… ¡Solo me apetece gritar!«.

El EPT se dirigirá ahora a Chipre, para el estreno de la isla mediterránea como sede del EPT, del 11 al 22 de octubre.