Inicio Actualidad de poker Hasta siempre, Campeón

Hasta siempre, Campeón

125

Desde que se conociera la noticia de su fallecimiento, el mundo del poker no ha dejado, ni un segundo, de mostrar su respeto hacia la figura de Don Cayetano Garcí­a Ayala. Desde Poker10 queremos rendirle homenaje con este video, en el que solo se puede mostrar una pequeña parte de toda la grandeza de Don Cayetano Garcí­a.

Al mismo tiempo, os dejamos una de las innumerables muestras de cariño que su figura esta recibiendo. Javier Zárate, compañero de fatigas, en los últimos tiempos, se despide con estas emotivas palabras.

CARTA A DON CAYETANO

Caye:

Hoy te has ido y me has dejado jodido, hace tiempo que me dijiste que te ibas y no lo quise creer, quiero darte las gracias de lo que me has dejado compartir contigo, eso no te lo has llevado, eso lo voy a guardar, nos conocí­amos hace tiempo, pero empezamos nuestra amistad en Madrid, ya hace años, allí­ bajo la supervisión de Basilio, cuando quedaban muy pocas mesas nos juntaron a tu izquierda Pizu y a la izquierda de él a mí­, no me acuerdo quienes eran los otros pero tuvimos un dí­a de póker que recordaré siempre, el otro Javier, ese jovencito le llamabas, era muy cañero, tuviera casi lo que tuviera nos resubí­a, tu nunca decí­as 3bet, yo casi siempre volví­a a re subir y túen voz baja solo decí­as call, estuvimos toda la tarde así­ y nos fue bien a los tres, quedamos tu y yo entre los doce primeros, por supuesto Pizu quedó mejor que nosotros, ese año se salí­a, acabó campeón de España y disfrutamos mucho de ello, a partir de ahí­ nos juntábamos a cenar, a comer y con el tiempo a desayunar y viajar juntos, antes nos llevaste a Alekhine y a mí­ a comer a un sitio extrañí­simo en Valladolid, que resultó ser excepcional y empezamos a juntarnos los del pico fino, cuando alguien en esas comidas no llegaba al precio, porque no eran baratas tu cubrí­as la diferencia, siempre pendiente de obsequiar sin ofender, con la misma humildad que viviste y que te has ido.

Hemos hablado mucho de póker, pero túy yo no hablábamos de jugadas, hablábamos de educación y urbanidad en las mesas, del tiempo que gastaban los niños en hacer la jugada que era evidente que iban a hacer, del postureo, de las pintas, de la ropa y sobre todo pasábamos el tiempo hablando como mejorar el prestigio y la imagen del póker, tu pasaste la peor época para ser gambler, que es eso me decí­as? Y defendiste este juego cuando eso suponí­a, dormir en comisarí­a y perder todos la pasta, de repente llegó la juventud, listos, guapos y sobre todo estudiosos del póker, universitarios y parados pero más preparados que nosotros y túestabas muy orgulloso de ellos, porque estaban demostrando que tus penurias de cuarenta años de juego clandestino habí­an valido la pena, eso si algunos te hubieran gustado menos presumidos menos ostentosos y mejor vestidos, en agradecimiento a esa generación te pusiste tu gorrita que ya no abandonaste nunca, espero verte mañana en el cementerio con ella,

Cuando ya éramos uña y carne, apareció mi hija en los viajes y la trataste de maravilla, por eso ella te querí­a tanto, acuérdate en San Sebastián, que prefirió estar detrás de ti viéndote jugar cash horas, que en el bar con todos nosotros, ella te admiraba y túla querí­as un montón, cuando un viaje no vení­a con nosotros te molestabas, preferí­as que fuéramos los tres, a veces con nuestras pros de alicante y a veces solos, te portaste muy bien con ella y te quiero dar las gracias.

La última época, cuando cada vez te costaba más viajar jugábamos los martes en Benidorm y en el bar de enfrente nos tomábamos nuestro Valbuena de Vega Sicilia, sin importarnos cuando se reanudaba el torneo, volví­amos cuando se acababa y así­ fueron pasando los últimos torneos contigo, con la bronca de tu mujer porque te habí­as escapado sin hacer caso al médico y con la contestación de que la culpa la tení­a Javi que me ha liado.

Lo más impresionante que viví­ contigo fue la previa al pokerstars de Barcelona, hace tres meses, te habí­an llevado al quirófano y allí­ mismo te dijeron que no te iban a operar porque no cumplí­as los mí­nimos de salud requeridos para la intervención, te viniste abajo al saber que te quedaban solo dí­as de vida y decidiste organizar tu despedida del póker, me dijiste : Javi, me voy a morir, y quiero que mi despedida del póker sea en un gran torneo como ese, me parece que será el mejor final, te dije que no podí­a ir que allí­ te liabas a jugar torneos y salí­a muy caro el viaje, me pediste que fuera, porque solo ya no podí­as ir, pedí­ dinero y decidí­ acompañarte, todos los dí­as retrasabas el viaje un dí­a, me decí­as hoy no puedo, vamos a esperar a mañana y al dí­a siguiente lo mismo, hasta que llegó el ultimo dí­a y no pudiste ir, fue una pena y te quedó esa amargura, más tarde te repusiste y fuimos a San Sebastián y Marbella, la vuelta de este último viaje ya fue problemática y decidiste no ir a Perelada, con la humildad que te caracterizo siempre te vas antes de Madrid para cederle todos los honores a tu amigo Alekhine, sin disfrutar el último momento de gloria de tu cetro, pero como sé que eres un peleón, vas a triunfar más aún porque serás el único campeón de España de póker al que nadie pudo quitar el tí­tulo en vida, iremos allí­ a recordarte, seguramente será el torneo más amargo de mi vida pero te prometo que voy a intentar ganarlo para ti

Adiós amigo, ya nada será igual

Javi

Artículo anterior‘Chuli21’ estrena su palmarés en el All Stars10
Artículo siguienteÓscar Herguedas domina el Día 1B de las JPS de diciembre