Inicio Jugadores de poker Baller nivel: ‘quiero un Ferrari y me lo compro’

Baller nivel: ‘quiero un Ferrari y me lo compro’

120

 ¿Hay todavía alguien que no esté alucinando con la meteórica progresión de Sam Trickett? Nosotros por lo menos, sí, alucinamos.

Hasta hace relativamente poco, el británico era un jugador más de los circuitos, que si bien había estado cerca de conseguir algún brazalete de las WSOP®, le faltaba ese gran resultado para catapultarse a la fama mundial.

Fue entonces cuando llegó el 2011, un año que sin duda el «Red Devil» no olvidará. Primero consiguió la victoria en el High Roller de 100.000$ del Aussie Millions (1.508.000$), y días después la segunda plaza en el Super High Roller de 250.000$ del mismo evento (1.384.000$). Si a esto le sumamos la victoria que cosechó el año pasado en el Partouche Poker Tour, que le supuso un premio de 1.000.000€, ya suman 3 torneos con cifras de 7 dígitos el pasado año. A partir de ahí, Trickett saltó a la luz pública, convirtiéndose además en un especialista en los torneos de más alto buy-in.

Precisamente, el torneo más gordo organizado hasta la fecha, el «Big One for One Drop«, también le supuso una inyección de capital a su bankroll. El británico acabó en 2.ª posición sólo por detrás de Antonio Esfandiari. Su premio, aún no ser los 18 millones del «Mago«, no estuvo nada mal: 10.112.001$…

Hace poco, el propio Trickett hacía balance en Twitter de lo que han supuesto los últimos años en su carrera:

Samtrickett1
Literally cant believe the run I have had the last 3 years! I realise i have been super fortunate and I am so lucky to be where i am…..
29/08/12 23:13

(Literalmente no me puedo creer la racha que he tenido en los últimos 3 años! Me doy cuenta de que he sido treméndamente afortunado y que tengo muchísima suerte de estar donde estoy en estos momentos…).

Y si hablamos de Twitter, no podemos pasar por alto el último twitt que el jugador inglés nos ha regalado. Literalmente, lo ha calificado como «La peor decisión financiera de su vida (pero no puede dejar de sonreír)». Una imagen, vale más que mil palabras:

El caprichito se llama Ferrari 458 Spider, y apenas cuesta 257.000$, más o menos lo mismo que la entrada al Super High Roller que hoy comienza en Macao… Visto así, tampoco parece tanto…

Artículo anteriorCinco nuevos finalista en el satélite de Rounders10 by PartyPoker
Artículo siguienteAgarrarse a un clavo aunque arda