Inicio Actualidad de poker Rob Yong propone mesas de high stakes con nombres reales en partypoker...

Rob Yong propone mesas de high stakes con nombres reales en partypoker y la Roja acepta el reto

79

El mandamás del Dusk Till Down Rob Yong, que partypoker añadió a su estructura de decisión para relanzar sus mesas de cash, ha anunciado en las redes sociales que a partir de agosto se van a poner a prueba en la sala naranja el uso de nombres reales en las mesas.

Va a ser una aplicación muy, muy sutil de la medida («softy, softy approach»), que en principio afectará solo a las mesas de cash, en concreto a las de high stakes. En principio, solo los jugadores presentes podrí­an ver la mesa.

«Personalmente, estoy a favor del uso de nombres reales. Mejoran la etiqueta, construye una comunidad y te hace sentir más seguro».

Este texto estaba acompañado de una encuesta, que recibió la aprobación de más de dos tercios de quienes contestaron a ella, con un 18% de indecisos.

A continuación, Yong , ya «que estoy trabajando hasta muy altas horas casi cada noche», extendió una invitación abeirta a una partida de 100$/200$ en el lobby de cash de partypoker y con las siguientes caracterí­sticas: ciegas 100$/200$, buy-in mí­nimo de 100.000$, ocho asientos, una permanencia mí­nima en mesa de dos horas a no ser que se bustee, nombres reales y abierta al raí­l.

Y, sobre todo, una invitación completamente universal, ¡bienvenidos los super profesionales del GTO!

Preguntando a quién nos gustarí­a ver en las mesas y a quién deberí­a invitar, Yong abrió una puerta por la que han asomado muchos rivales apetecibles para los pros, incluso VIPs de Macao y de Las Vegas.

El bombazo para la afición española fue la aparición de varios voluntarios muy conocidos por todos.

Esta avalancha de peticiones para participar en las partidas de high stakes montadas bajo las premisas marcadas por Yong han precipitado la reapertura de la Trickett’s Room en partypoker.

No solo incluirá la partida de 100.000$ de Yong, sino que ocupará un pequeño lobby con mesas de 25$-50$ y 50$/100$ ( ocultas al público, en este caso) y un Big Game mensual de 250$/500$ al que solo se podrá acceder por invitación. «Los profesionales serán bienvenidos, pero solo aquellos que ofrezcan acción y ayuden a montar las mesas».

La partida de Yong se podrá ver desde el cliente de la sala y el Big Game contará con comentaristas y será emitido en streaming.

Con suerte, proceso de selección mediante, habrá españoles en las mesas especiales. Nos gustan las «jaisteiks».

Artículo anteriorSergio Aído adelanta a Adrián Mateos en el ranking GPI
Artículo siguienteEl All-in Cashout de Pokerstars, herramienta contra los bad beats