Inicio Actualidad de poker Rob Yong documenta la revolución de los recreacionales en Las Vegas, al...

Rob Yong documenta la revolución de los recreacionales en Las Vegas, al estilo de Macau

Los turistas más adinerados de Las Vegas se empiezan a reservar el derecho de admisión a sus partidas, en las que los jugadores que no dan acción o aportan diversión a la partida no son bienvenidos.

198

El dueño del Dusk Till Dawn y socio de partypoker Rob Yong está de visita en Las Vegas, con motivo de los Global Poker Awards y disfrutando de la hospitalidad del jugador Jean-Robert Bellande, entre otras actividades.

En sus redes sociales, Yong se ha felicitado por el vibrante panorama del póker en la ciudad estadounidense, ilustrado con una panorámica de unos abarrotados Wynn Millions, aunque la abundancia de partidas y la aparente salud de las mesas no refleja una tendencia que puede afectar muy seriamente a los jugadores de high stakes.

Según Yong, gran parte de las partidas a partir de ciertos niveles están adoptando un modelo que les suena bastante a los jugadores que han visitado Macau.

Las partidas se disputan en casinos públicos, pero están organizadas de manera privada, y es un anfitrión el que se encarga de dar acceso a la mesa. Los jugadores profesionales tienen muy complicado el acceso a estas mesas, y sus opciones se limitan a caer en gracia o tirar de agenda y montar su propia partida.

El paralelismo con los «junket operators» de la ex-colonia portuguesa es obvio. La salud de las partidas gira en torno a los jugadores recreacionales, y son ellos los que imponen las reglas en sus mesas. En Macau, a los jugadores profesionales no les quedaba otra que aceptar el hecho de que su comportamiento en la mesa era lo que les abría las puertas a las mesas privadas. Ahora, en Las Vegas, se está imponiendo ese mismo modelo. O estás dispuesto a socializar y a renunciar a parte de tu EV para dar acción y contentar a los recreacionales, o nadie te quiere sentado a su lado.

No parece ser algo estrictamente novedoso. En los comentarios a su tuit, a Yong le recuerdan que «se llevan rompiendo las normas de la Comisión de Nevada de manera sistemática para comodidad de unos pocos millonarios desde 2012«. Pero para Yong, nunca se había hecho tan evidente como en este último viaje.

Las normas del juego en Nevada obligan a hacer públicas y abrir a todo el mundo las listas de espera de las partidas. Sin embargo, los anfitriones de las partidas privadas combaten esta obligación manteniendo unas pocas mesas completas, sin abrir nuevas, para que la lista de espera nunca corra. Cuando la mesa se rompe finalmente, lo suele hacer en grupo.

Jay Farber, un relaciones públicas del Strip que se hizo famoso por llegar al heads-up del Main Event de las WSOP en 2013 contra Ryan Riess, lo resumió para todos los que intervenían en la conversación.

«A los recreacionales no les gusta ser los objetivos de unos robots que quieren pelarles«.

Los jugadores de niveles más pequeños tampoco se libran del efecto Macau. Uno de los mensajes dirigidos a Yong recalca que «si una persona tiene nivel para jugar mucho más alto pero no es sociable, acaba empujado a jugar en niveles más bajos, y esas partidas acaban sobresaturadas con robots insensibles y con demasiado talento que hacen que los jugadores que buscan diversión se lo piensen antes de volver a jugar allí«.

El cuidado del «ecosistema» fue el tema estrella de las discusiones sobre el futuro del póker en la segunda mitad de la pasada década. La pandemia ayudó a que el tema quedara aparcado, en parte por la avalancha de jugadores que el confinamiento aportó al póker online.

Es probable que con la diversificación que va a aportar la vuelta del póker en vivo y un análisis no demasiado favorable de la tasa de fidelización de toda esa clientela que desembarcó en el póker online en 2020, la discusión vuelva al escaparate de la actualidad.

La de Rob Yong es una de las voces que guían la discusión dentro de la industria, y ha decidido señalar, una vez más, hacia el trato a los recreacionales. Pero ahora, son ellos los que ponen las normas.

Artículo anteriorB1087N gana el Battle Royale del lunes en Winamax
Artículo siguienteHigh Stakes Poker reúne una de sus mejores alineaciones de su historia para el debut de la 9ª temporada