Inicio Jugadores de poker Retos: TonyG quiere a Phil Hellmuth, Negreanu ya lo ha conseguido

Retos: TonyG quiere a Phil Hellmuth, Negreanu ya lo ha conseguido

34

Daniel Negreanu, ofendido por las crí­ticas de Phil Hellmuth a sus decisiones estratégicas durante el Grudge Match, solicitó un desagravio en público en forma de reto, como no.

Su deseo se ha visto concedido a mayor gloria de Poker Central, que va a prestar uno de sus formatos para el esperado enfrentamiento entre dos de los iconos de la edad de oro del poker en televisión.

No sé si recuerdas que Phil Hellmuth es el vigente campeón invicto en el programa «High Stakes Duel». Phil arrasó completamente con Antonio Esfandiari, al que le ganó 350.000$ antes de dar por concluido el match en virtud de una de las normas del programa.

Poker Central ha designado a Negreanu como el siguiente retador oficial, así­ que el enfrentamiento será en vivo, con cámaras de por medio, y bajo una reglas que ya conocemos de la pasada edición. Puede estallar la locura si las victorias se van repartiendo en las primeras sesiones y el buy-in de las partida va creciendo exponencialmente.

Las apuestas, no obstante, le dan una probabilidad í­nfima a que la martingala se hinche demasiado. Negreanu es el gran favorito después del curso rápido de heads-up que le dio Doug Polk por la ridí­cula cifra de 1.200.000$ en el Grudge Match. Algunas casas de apuestas pusieron a disposición de sus clientes una lí­nea sobre la partida entre Negreanu y Hellmuth y el dinero que entró a favor del canadiense obligó a cerrar la cotización.

Hellmuth es visto casi universalmente como el rival más mediático y a la vez el más accesible, parece ser. Cada vez extraña más que Doug Polk ni se planteara estudiar la oferta que le hizo Phil para jugar, una bravata que quedó grabada durante la misma intervención que provocó la ira de Negreanu. Otros están deseando tener la oportunidad.

Uno de ellos es el ya ex-europarlamentario Tony G. Libre de sus obligaciones polí­ticas, Antanas Guoga ha estado flirteando con la idea de volver a ser relevante en la escena pokerí­stica internacional, pero es complicado sin la posibilidad de jugar en vivo y explotar ante las cámaras el extravagante comportamiento que le hizo tan famoso.

Por eso debe ser que considera que para que se produzca su reencuentro con Phil Hellmuth es «imprescindible que se retransmita en una televisión con difusión internacional». Es lo único que pretende y necesita. Ni siquiera busca dinero fácil, lo que propone es un evento benéfico.

Hellmuth parece una tarta de medio kilo a repartir entre los asistentes a una fiesta que no exige invitación y que ya abarrota un pabellón polideportivo. Por ahora, el único que ha recibido un trozo, y bien generoso, es Daniel Negreanu. Imagina ahora que se le atraganta, serí­a la bomba.

Artículo anteriorSami Kelopuro derrota al campeón del Main Event en los Super MILION$. Amadi, 6º
Artículo siguienteMichigan, GGPoker y party agitan el panorama del poker online en EE.UU.