Inicio Actualidad de poker El regulador francés quiere hablar con los jugadores de poker

El regulador francés quiere hablar con los jugadores de poker

20

Ojalá hiciesen los mismo nuestros reguladores.

Charles Coppalani, presidente de la ARJEL (la equivalente francesa de la Dirección General de Ordenación del Juego española) va a tener una reunión el próximo 22 de octubre con una delegación de jugadores franceses para debatir sobre el presente y el futuro del poker en su paí­s.

El regulador ha tomado la decisión tras leer en el portal Poker-Academie un artí­culo titulado «ARJEL y el mundo imaginario de Mr. Coppalini: ¡Es el momento de actuar, ahora!«, que descubre muchas verdades y deja a los polí­ticos en muy mala situación.

Su autor, Iannis «bigbox» Iglesias hace un análisis profundo y real del estado del poker en Francia, señalando los problemas causados, no solo por la ley del juego, sino también por la incompetencia o la negligencia de los reguladores.

Iglesias se muestra especialmente crí­tico con ellos porque considera que tienen una visión optimista de su labor, cuando ni siquiera están cumpliendo con su misión de defender a los jugadores.

Sus primeras palabras son demoledoras: «Nuestra casa se está quemando y usted mira hacia otro lado«. «Tras 4 años de existencia, la labor de la ARJEL ha sido catastrófica y genera dudas sobre la credibilidad del organismo«.

«bigbox» critica también la apatí­a de la ARJEL en temas clave para el futuro del sector, como la unificación de los mercados regulados de Francia, Italia y España, encallada desde hace varios años por obstáculos que no han tratado de salvar.

Y concluye comentando la tendencia creciente de los jugadores de su paí­s a jugar en sitios «ilegales», en las .com, exiliándose o no.

Las palabras de Iglesias parecen haber calado en Coppalani, quien accedió al cargo de presidente de la ARJEL en 2014, tras la dimisión de Jean-Franí§ois Vilotte. Desde su llegada, Coppalani ha sido acusado repetidamente por la comunidad francesa de jugadores de poker de tomar decisiones inútiles que han contribuido al declive del sector.

Los jugadores franceses tienen tan poca confianza en las iniciativas de la ARJEL que la noticia de la reunión ha sido recibida con un escepticismo generalizado. Pocos esperan en que pueda suponer cambios a mejor.

En el portal ClubPoker, un jugador ha comentado: «No debemos soñar. Esta reunión por sí­ sola no nos hará avanzar mucho. En cambio, sí­ podrí­a ser útil si sirve para crear un canal de comunicación entre la comunidad y el regulador«.

Desde luego, la decisión de Coppalani parece un paso adelante. Aunque cabe la posibilidad de que solo se trate de un movimiento encaminado a mejorar su desastrosa imagen, de momento, habrá que darle el beneficio de la duda.

Termino la noticia como empecé.

Ojalá el Sr. Carlos Hernández, director de la DGOJ, hiciese lo mismo y nos concediese audiencia a los jugadores españoles.

Artículo anterior21 españoles juegan hoy el Día 2 del UKIPT4 Londres
Artículo siguiente‘menfixxx’ se estrena en el All Stars10