Inicio European Poker Tour (EPT) Raúl Paez suma el título del French National HR al la fiesta...

Raúl Paez suma el título del French National HR al la fiesta hispana en el EPT

131

En la prensa, en general, y en la deportiva en particular, hay muy pocos escrúpulos con el uso del adjetivo «histórico». El primero, su seguro servidor, no voy a negarlo.

Luego, en ocasiones como el primer EPT ganado en Montecarlo por Adrián Mateos o la doble victoria de Vicky Corenponen en perspectiva el concepto.

Hoy, lo podemos utilizar con absoluta certeza. La jornada que se vivió en el PokerStars and Monte-Carlo Casino EPT ha sido histórica para el poker español. Por si quedaban dudas, al HU exclusivamente hispano del Super High Roller se le ha unido la victoria de Raúl Páez en el French National High Roller de 2.200€, en un resultado conjunto que se antoja difí­cil de mejorar.

Podí­amos ser moderadamente optimistas de inicio con Raúl, porque se habí­a clasificado como chipleader con 81 jugadores restantes en el torneo.

La progresión de su stack auguraba mesa final durante todo el dí­a, pero hubo otros nombres propios que desviaron la atención de su persona. El alemán Dietrich Fast, curtido en docenas de High Rollers, se postuló a favorito por currí­culum y ritmo de adquisición de puntos, aunque por encima de él cabalgaba desbocado un francés llamado Antoine Goutard.

Goutard recibió una copiosa entrega del indio ankit Ahuja en el primer nivel. El asiático decidió representar un as doblado que en realidad habia ligado trí­o con el AK del francés. Habí­a unos cuantos combos de gutshot y full house a considerar, d6cac5h8ha, pero Goutard pagó ante una resubida del tamaño del bote en river y se llevó un montón de puntos que le otorgaron plena libertad para aterrorizar las mesas.

Perdimos muy rápido a Leo Margets y Ramón Miquel Muñoz y Galino no aguantó mucho más, pero los otros tres españoles llegaron al redraw de 24. El único plan viable era intentar evitar al chipleader, pero, en el colmo del infortunio, nos metieron al zorro en el gallinero y quedaron los cuatro encuadrados en la misma mesa.

El vecino del norte se cargó primero a Joaquí­n Carmona, al que le pagó un rerrobo de botón con hkdj contra cad8 y ¡le flopéo poker, cjsjhj!. Poco después, le pinchó el kicker a Ladislao Batllé yendo dominado casj contra sacq.

Así­ estaba el percal con Antoine. Mejor no cruzarse con él. Hubo suerte y el sorteo de las dos últimas mesas quitó a Páez de su radar. Habí­a un precio, eso sí­. En la mesa del español habí­a bastantes menos puntos y rivales más incómodos como Fast, el local Matteoli o el honkonés Alan Lau, ganador de los torneos más presitigiosos de Macau como el Red Dragon o el ACOP.

La paciencia nos habí­a llevado lejos, pero Raúl tuvo que jugarse un flip para mantener el ritmo de la media. Los patitios de Matteoli no aguantaron y llegó la FT, con Páez en 6º lugar a dos dobladas del nuevo chipleader, Pablo Brito Silva.

El español llegó a convertirse en el shortstack del torneo, momento delicado que salvó al jugarse un all-in decisivo con Harry Lodge, de cuyo stack le separaba tan solo 1/6 de ciega. Lo ganó con htdt contra sadk.

Silva y Goutard hicieron limpieza, pero dejaron con vida a los dos rivales más peligrosos que tení­an enfrente, Paéz y Fast. Raúl se dobló con reyes contra Lau antes de que el asiático fuera borrado del mapa y Fast consiguió horadar parte del muro exterior del castillo de fichas de Goutard. El HU, la final Francia-Brasil que unas órbitas antes parecí­a cantada, ya no estaba tan clara.

Páez decantó el torneo a su favor sin necesidad de forzar all-ins. Ganó botes medios a todos sus rivales, y no se responsabilizó personalmente de ninguna eliminación hasta que le tocó poner fin a la agoní­a de Dietrich Fast. Sumando las fichas del alemán, Páez se seguró empezaar el cara a cara con más del doble de fichas que su rival. Con precisión quirúrgica, puso a Goutard a su merced a base de postflop, de la misma manera en que habí­a llegado hasta aquí­.

En la última mano, pagó un pequeño checkraise con tercera pareja en un bote limpeado y ligó dobles en turn. Las dos siguientes apuestas fueron por valor, con el rango del francés bastante descubierto en una mesa rainbow y sin posibilidad de escalera. Antoine, que bastante tení­a con la desventaja de ser mucho más inexperto y sufrir la presión de tener en juego bastante más dinero del que habí­a ganado en toda su carrera, pagó ambas con segunda pareja.

  1. Raul Páez 200.400€
  2. Antoine Goutard 125.500€
  3. Dietrich Fast 89.900€
  4. Pablo Brito Silva 70.100€
  5. Alan Lau 55.000€
  6. Loic Dobrigna 43.100€
  7. Romain Matteoli 32.250€
  8. Harry Lodge 22.340€
  • 21º. Ladislao Batllé 7.410€
  • 24º. Joaquí­n Carmona 6.370€
  • 44º. Jorge Galino 4.100€
  • 63º. Ramón Miquel Muñoz 3.700€
  • 74º Leo Margets 3.450€

En el dí­a 1A del Main Event contamos con varios clasificados, después de que el grupo inicial de 342 jugadores se viera reducido a 128 supervivientes.

Son estos:

  • Francesc Dávila 157.100
  • Jonathan Concepción 153.500
  • Ramón Miquel Muñoz 135.000
  • Ramón Colillas 55.000
  • Javier Gómez Zapatero 46.400

No hubo más cajas ni clsificados españoles en el resto de la jornada.

Esto significa que eln la French Cup de 330€ seguimos con un solo ITM confirmado y sin españoles en el dí­a 2 y que el Single Day High Roller de 25.000€ y el French National Championship encontraron campeón sin destinar ni un solo euro más a la hucha de la Armada.

Single Day 25K€

  1. Timothy Adams 548.030€
  2. Sean Winter 389.600€
  3. Kazuhiko Yotsushika 255.080€

French National Championship

  1. Stefano Schiano 209.000€
  2. Samuel David Higgs 175.000€
  3. Mario Mosboeck 98.200€
Artículo anteriorfrowd83 consigue la única victoria española en el Brazilian Monday de PokerStars
Artículo siguienteDavid Lebrón conquista el CNP888 Málaga en su ciudad de adopción