Inicio Articulos Las propinas en los torneos de póquer USA

Las propinas en los torneos de póquer USA

9

En los últimos años se ha convertido se ha convertido en una práctica habitual en los torneos americanos que un porcentaje del pozo de premios vaya a parar a los crupiers a modo de propina por su trabajo. Antes, la propina era opcional pero, ahora que una cantidad se toma directamente, se ha creado cierta controversia sobre el asunto con jugadores contrariados y crupiers frunciendo el ceño. Hay que tener en cuenta que con el actual número de inscripciones en los torneos, el número de crupiers necesarios se ha ido elevando geométricamente.

La revista Card Player ha publicado un artí­culo en dos partes (I y II) examinando el estado de la cuestión en Estados Unidos, un paí­s en el que las propinas tienen una gran tradición y en algunos sectores como los restaurantes, bares o taxis suponen un gran porcentaje del sueldo de los trabajadores. Podemos recordar el genial arranque de la pelí­cula de Quentin Tarantino Reservoir Dogs (minuto 3:40 del ví­deo enlazado de YouTube) en el que los protagonistas discuten sobre el asunto en un bar.

Vamos a resumir algunas de las ideas más interesantes que se lanzan en Card Player para tratar de evaluar la situación en España en un próximo artí­culo.

«En los viejos tiempos, no se apartaba nada para los crupiers pero los jugadores normalmente dejaban una propina del 1 o 2%. Yo creo que no se deberí­a apartar nada para propinas» afirma Huck Seed, campeón WSOP® en 1996. «La casa deberí­a cobrar su parte, y la gente deberí­a dejar la propina que quisiesen. No deberí­a haber una propina obligatoria«.

«Hemos tenido mesas finales donde nadie ha dejado propina«, explica Nola Dalla, el jefe de prensa de las WSOP. «Esto es desmoralizante. Tienes que tener ciertas garantí­as. No puedes tener a los crupiers haciendo apuestas sobre si serán recompensados o no«.

Según se explica en el artí­culo, el porcentaje retenido en concepto de propinas suele aparecer en letra pequeña al final de la lista con la estructura del torneo. Como ejemplo, en el último Wynn Classic del circuito WSOP® el porcentaje fue de un 3%.

En los eventos de las World Series, el porcentaje que se extrae depende del precio de la inscripción al torneo. En los torneos con buy-in más bajo (500$) se toma el 3%. En los de 1.000$-2.000$ se lleva el 2,7% mientras que en los de 2.500$-5.000$ la cantidad es del 2,4%. Para finalizar en los torneos de 10.000$ y el H.O.R.S.E. de 50.000$ el porcentaje que se retiene es del 1.2%.

Jamie Gold, ganador de las WSOP® 2006 y conocido en el circuito como uno de los jugadores más generosos en el tema, defiende esta práctica. «Creo que esto es algo bueno porque los crupiers merecen esta recompensa. Definitivamente, creo que deben hacer esa retención porque hay gente que no deja propina«.

«No hay razón para dejar una propina exagerada, pero una cantidad es necesaria, eso seguro» afirma Erick Narciso, crupier ganador del evento para dealers de las WSOP. «Hay gente que no deja propina y los crupiers deben ser pagados, así­ que creo que hasta un 3% está bien. No creo que se deba ir más allá«.

«Esto es igual que en otros servicios. Sí­, puedes dar al camarero la propina habitual del 15% o pagar automáticamente para grandes eventos, pero, si el servicio ha sido excelente, querrás dejar una cantidad extra«, explica el director de operaciones de Harrah’s Jack Eiffel.

Como veréis, el concepto de quién debe pagar al trabajador por su función y el modo en el que las pagas -en determinadas profesiones- llegan al empleado en Estados Unidos difiere bastante de lo que estamos acostumbrados en España. En paí­ses como el Reino Unido, la propina suele estar incluida en la factura de los restaurantes y especificada en la misma con su porcentaje.

Artículo anteriorRegresa la PartyPoker Nations Cup
Artículo siguienteTorneo de póquer en Murcia