Inicio Articulos Probabilidades implícitas I, por Andy Bloch

Probabilidades implícitas I, por Andy Bloch

15

La mayorí­a de las personas tiene buen conocimiento del cálculo de las probabilidades del bote (pot odds) pero no se dan cuenta de que este cálculo sólo resuelve parte de la ecuación en poker. A menudo, estos jugadores olvidan pensar en como se desarrollará el resto de la mano si es que igualan la apuesta, y olvidan integrar ese factor en el cálculo.Aquí­ es cuando las probabilidades implí­citas (implied odds) entran en vigor.

En resumen, las probabilidades implí­citas son una manera de calcular la cantidad de dinero que podrí­as ganar si logras formar tu mano. Poniéndolo de otro modo, tus probabilidades implí­citas son la cantidad que podrí­as ganar dividido la cantidad que estas poniendo en el bote.

Si por ejemplo tienes: 7-8 de diamantes en el turn, y hay dos diamantes en la mesa. Hay 1,000 fichas en el bote y tu oponente apuesta 500. Estás casi seguro de que tu oponente tiene un par alto y no está en un draw de diamantes, entonces pegar un 7 u 8 simplemente no es suficiente. Eso nos deja con nueve outs para tu draw de color. Necesitas unas probabilidades del bote de 4 a 1 para igualar la apuesta pero sólo tienes 3 a 1.

Ahora, si tu oponente tiene mucho más fichas en frente suyo y crees que pagarí­a si pegas tu mano, las probabilidades implí­citas entran en juego. Digamos que tu oponente pagarí­a al menos el bote – 1.500 fichas en este caso – cuando logres tu mano. Estás pagando 500 para hacer 3.000, probabilidades implí­citas de de 6 a 1. Es más que suficiente para hacerle la pelota.

Mientras que tus probabilidades implí­citas totales puedan ser más altas si estás jugando un juego de Pot-Limit o un juego de No-Limit, el concepto de probabilidades implí­citas a menudo tiene más relevancia en poker Limit, donde usualmente puedes determinar cuan probable es que puedas lograr exprimir una o dos apuestas más de tu oponente en el river. En juegos de Pot-Limit y No-Limit muy a menudo no tienes la menor idea del tamaño al que el bote llegará o si tu oponente siquiera apostará.

Como en todos los juegos de poker, tus probabilidades implí­citas en cualquier mano también están influenciadas por tus oponentes. ¿Es un jugador flojo? ¿Apretado? ¿Igualará una apuesta en el river con top par y un kicker débil o un par secundario? Debes utilizar tu conocimiento del estilo de tu oponente para que te ayude a determinar el pago potencial de la mano. Vas a tener que estimar la cantidad de fichas que tu oponente estará preparado a comprometer en la mano, pero puedes hacer una estimación bien informada basada en tus experiencias pasadas con ese jugador.

Las probabilidades implí­citas son mucho más complejas que las probabilidades del bote. No sólo estás pensando en la mano que tienes en ese momento y en las probabilidades que tienes, también estás pensando en como se desarrollará la mano en todo aspecto. í‰sa es la diferencia entre probabilidades implí­citas y probabilidades del bote. Cuando lo llegas a comprender y manejar, es un concepto poderoso.

Cuanto más piensas en probabilidades implí­citas y el futuro de la mano, más piensas como un pro.

Texto y foto: Full Tilt Poker

Artículo anteriorOpen de Villajoyosa: desde el viernes en PKPQ
Artículo siguienteFreeroll exclusivo de 1.000$ en NoIQ Poker