Inicio Actualidad de poker El poker en vivo tras la pandemia: Vivirá llenos a rebosar

El poker en vivo tras la pandemia: Vivirá llenos a rebosar

56

Este lunes hemos traí­do a portada el festival de las Caribbean Latin Series of Poker, una iniciativa en la que ha colaborado una empresa española que ha obtenido un masivo respaldo de la comunidad de regs en vivo de nuestro paí­s.

El dato más llamativo de toda la noticia fue la curiosa circunstancia que se dio en el evento principal, donde el dinero destinado al primer premio acabó siendo mayor que el propio garantizado del torneo. La bolsa se quintuplicó, aunque el aforo del local provisto por el Meliá Resort no estaba aprovechado al completo y las normas de seguridad restringí­a el número máximo de participantes por mesa a tan solo siete. La parte chilena de la organización admitió que parte de su audiencia potencial no habí­a confiado en el éxito del torneo y que el margen de crecimiento de cara a la edición de noviembre puede ser bastante amplio.

También hablamos del EPT de Sochi, que tuvo una participación que casi dobló a la del último torneo que Pokerstars organizó en octubre, del mismo festival y disputado en el mismo casino. Casi 800 jugadores, sin clasificados online internacionales y una participación casi exclusivamente local.

Durante la pandemia, el cierre de los casinos sembró de dudas al sector ¿Cómo reaccionarí­a la gente tras la reapertura? El poker online arrastró buena parte de la demanda. La variedad de la oferta y la comodidad del poker online es imposible de superar. La gente se acostumbró a jugar desde su casa torneos icónicos como las WSOP, el WPT y el EPT; con buy-ins más ajustados y sin los gastos que traen aparejados los viajes y las estancias. Y lo peor, el miedo. Volver a meter a los jugadores en un entorno que entraña riesgos a los que no estás expuesto frente a un monitor. Los más agoreros decretaron el declive estructural del poker presencial y una crisis existencial del circuito en vivo.

Sin embargo, los números parecen desmentir de modo tajante esas hipótesis.

Estados Unidos es el paí­s con mayor oferta de juego en vivo y de poker del planeta, y además uno de los que más riesgos ha tomado en la reapertura de los casinos. Los datos que empiezan a aflorar a lo largo del paí­s demuestran que los jugadores han echado mucho de menos el poker en vivo, con sus pros y sus contras.

En torneos, se confirma la tendencia que hemos detectado en los pocos torneos que hemos empezado a cubrir en Europa. El WPT Venetian, en Las Vegas, obtuvo 203 registros más que en su edición de 2019. El WPT SHRPO, en Florida, cerró el registro en 1.573 participantes en el regreso del circuito, en enero. En 2020, el mismo evento habí­a atraí­do solo a la mitad de esos jugadores. El garantizado era de 1M$ y se repartieron 5M$. Fue el tercer WPT más grande de la historia del circuito.

A nivel local, las cifras persisten.

El Mid States Poker Tour acaba de organizar un festival en el casino Riverside de Iowa. Al evento principal, de 1.100$ de buy-in, le pusieron un garantizado de 300.000$. Se apuntaron 862 jugadores. En Las Vegas, el Spring Classic del Wynn juntó 4.700 registros en 16 eventos.

En el cash, se repite la historia. Hay una conocida aplicación para móvil llamada Bravo que avisa a los jugadores de la situación de la lista de espera de las mesas de cash a nivel nacional. Se usa para saber qué partidas están en marcha cerca de tu localización y el posible tiempo de espera para conseguir un asiento.

Cardschat ha estado monitorizando la aplicación y ha comprobado que la oferta ha ido creciendo desde las primeras reaperturas en verano pasado. Este fin de semana, casinos regionales como el MGM National Harbor de Maryland o el SHR de Tampa tení­an más de 30 mesas en acción y todas las poker rooms de Las Vegas han mantenido las listas de espera trabajando durante todo el viernes y el sábado, hasta bien entrada la noche.

También es cierto que la oferta se ha concentrado, porque aún hay un buen número de poker rooms cerradas, y es posible que muchas de ellas no lleguen a reabrir ya más. Además, el poker online no está disponible en todos los estados –aunque también ha experimentado un gran éxito de público en el estreno de la jurisdicción de Michigan-. Pero eso no es óbice para que todas las hipótesis que auguraban una crisis postpandemia en el poker en vivo se puedan empezar a considerar como totalmente rebatidas.

Artículo anteriorLeyendas del SCOOP: Shawn Buchanan ‘buck21’
Artículo siguienteA la quinta fue la vencida, y Adrián Mateos gana los Super Million$ de GGPoker