Inicio Actualidad de poker El poder de los ‘suited connectors’

El poder de los ‘suited connectors’

27

Se define como ‘suited connectors’ al par de cartas correlativas y del mismo palo, como por ejemplo h9 h8. Realmente esta no es una definición perfecta, ya que también se consideran pertenecientes a este grupo aquel par de cartas del mismo palo separadas por uno o dos huecos, en inglés a este hueco se le llama ‘gap’. Acorde con esto último serán considerados ‘suited connectors’ manos como s8 s6 o d9 d6 .

Aunque a priori no puedan parecer manos iniciales muy fuertes, lo cierto es que su potencial para jugar en situaciones de stacks profundos es enorme. Eso sí­, hay que tener una serie de conocimientos técnicos para no acabar estampando todas nuestras fichas en una situación claramente desventajosa. Para ello, os dejamos a continuación una pequeña guí­a sobre como jugar este tipo de manos en las situaciones más comunes, así­ como un breve análisis de los errores más comunes. El autor de esta guí­a es el jugador profesional de cash Simon Hemsworth, por lo que no hay duda de que sus consejos deberí­an ser valorados.

Preflop:

A la hora de analizar el juego de este tipo de manos preflop tenemos que tener en cuenta una serie de consideraciones. La primera es simple, diferenciar entre cash o torneos. En el caso de los torneos hay que ser muy precavidos a la hora de abrir la mano con este tipo de jugadas, ya que habitualmente habrá jugadores con un stack corto que nos pondrán en situaciones en las que perderemos el poderí­o postflop de nuestras cartas. En el caso del cash es distinto, y tratándose por ejemplo de una mesa 6-max, cualquier ‘suited connector’ es sufieciente para abrir una mano desde cualquier posición, incluso UTG. No obstante, antes de lanzarnos a abrir manos con todo tipo de conectores es bueno saber que será mucho mejor cuánto menos ‘gap’ tengan. Además, debemos asegurarnos de que no tenemos a nuestra izquierda a jugadores con stacks cortos que hayan demostrado ser muy activos ni a jugadores muy agresivos capaces de 3betearnos muy a menudo y de ponernos en decisiones difí­ciles en los flops en los que hayamos conectado algo. Esto último no quiere decir que no se deban pagar 3bet con estas manos, ni mucho menos, sino que hay que escoger las situaciones adecuadas para hacerlo, siendo la más beneficiosa aquella en la que los stacks son profundos, permitiéndote ver turns y rivers más a menudo con la intención de ganar un bote enorme cuando conectas un monstruo contra un jugador con un mano más débil.

Flop:

Este tipo de manos flopean de numerosas formas: pareja máxima, dobles parejas, proyecto de color, proyecto de escalera, ambos proyectos, nada, ….Por lo que es evidente que existirán muchí­simas lí­neas de juego, dependiendo de la fuerza de nuestra mano y de las caracterí­sticas de nuestro rival. A continuación os dejamos tres ejemplos prácticos con los que hacerse una idea general acerca de las distintas posiblidades.

  • Pagas una 3bet en posición con h8 h7 , tienes un stack de 150 ciegas grandes y las comunitarias son h2 d6 d8 . En este punto tu rival realiza una apuesta de continuación de 2/3 del bote:

Has ligado la pareja máxima y te enfrentas a una apuesta de tu rival. Muchos jugadores pueden llegar a pensar que una resubida aquí­ es correcta, con la intención de obtener información acerca de la mano del adversario, sin embargo, esto no es correcto. El rival puede volver a resubir con parejas más altas, con una mano con proyectos y overcards como dj dt o con un farol total, con lo que la información obtenida es nula. En este caso es mucho más rentable pagar, sabiendo que tenemos una buena posibilidad de ganar con nuestros outs de dobles o trí­o, aparte de la posibilidad de que el turn nos abra algún proyecto de color o escalera, proyecto que de completarse en el river nos permitirí­a ganarle un gran bote a la overpair del adversario.

  • Pagas un 3bet con dj d9 con posición y un stack de 100bb. El flop es dt s3 d8 y tu rival pega de cara medio bote:

Al contrario que en la mano anterior la mejor decisión aquí­ es resubir la apuesta con la intención de acabar all in si es necesario. Al realizar este movimiento te asegurar ganar el bote las veces que tu rival abandone y tienes una gran equity cada vez que te pague, a no ser que haya ligado una trucha o un proyecto superior al tuyo. En la lí­nea del call existe un problema, ya que cada vez que no completes tu proyecto te verás en una situación difí­cil. Además, habrá algunas cartas que mejoren tu mano pero empobrezcan demasiado la de tu rival, por lo que no conseguirás sacarle mayor rendimiento.

  • Abres s6 s5 desde el CO y la BB paga tu apuesta con un stack efectivo de 100bb. El flop cae s8 h9 st y ante el check de tu rival apuestas 2/3 del bote, momento en que la BB decide resubir:

Posiblemente sea una situación bastante complicada. Has flopeado una buena mano, pero también es una mano que conecta perfectamente con el rango de defensa de tu rival, por lo que no resulta rentable volver a subir para acabar all in. La mejor opción es pagar y ver la carta del turn, siendo consciente de que todaví­a tienes opciones de sacar algo de valor si conectas tu proyecto, pero siendo a la vez prudente, ya que tu carta puede otorgarle una mano mejor a tu adversario. Por lo tanto, en estos casos lo mejor es ser algo más comedido.

Turn y River:

Estas son las calles en las que se debe aprovechar la fuerza de tu mano para sacar el máximo valor posible o farolear/semi-farolear cuando la situación lo permita. De todas formas, si hemos llegado al turn con una pareja media y sin ningún proyecto, abandonar siempre será una buena opción. A continuación dos ejemplos:

  • Pagas un 3bet con cj ct con 120bb de stack y el flop es c4 c5 s7. El rival realiza una apuesta de continuación normal que túpagas para ver un turn s8. Tu rival vuelve apostar y a ti te toca decidir:

En esta situación el movimiento más rentable es ir all in. La razón principal es que tu oponente deberí­a foldear todas aquellas manos en las que no hubiese un 6, algo poco probable ya que fue él quien realizó una 3bet preflop. Aún en el caso de que pague, todaví­a tienes unos cuantos outs con los que mejorar tu mano consiguiendo ligar color o una escalera. Pagar el turn tampoco es un error garrafal, sin embargo te quedarás sin movimientos cuando el river no te ayude y tu rival vuelva a apostar.

  • Pagas desde el BTN con d9 d7 un raise de UTG. El flop cae da dq sk y pagas de nuevo la apuesta de continuación. El turn es un c7 y pagas de nuevo el segundo barrel. El river en un ct y tu rival pasa:

Este es el claro ejemplo de una situación en la que se puede ejecutar un farol. Has pagado el flop buscando tu color, el turn te ha podido dar algún out extra pero finalmente el river no ha completado tu jugada. Tienes la última pareja de la mesa y posiblemente no sea suficiente la mayor parte de las veces. Sin embargo, la carta del river completa una escalera que impacta enormemente con tu rango, ya que es completamente creí­ble que tengas una mano como AJ, KJ, QJ, por lo que a tu rival le costará mucho pagar con cualquier jugada.

En resumen, y como dijimos al principio, este tipo de manos te proporcionan multitud de alternativas para luchar por grandes botes. íšnicamente hay que ser capaz de evaluar la fuerza relativa de tu mano y las distintas situaciones que se dan dependiendo de las cartas comunitarias.

Artículo anteriorSi te clasificas para el CEP, tienes el hotel gratis
Artículo siguienteEn carnaval se jugará por partida doble