Inicio Jugadores de poker Phil Hellmuth y Mike Matusow no paran de liarla en Live at...

Phil Hellmuth y Mike Matusow no paran de liarla en Live at the Bike

100

La única fórmula que los creadores de contenido para televisión parecen reconcer como infalible es invitar a Phil Hellmuth a la mesa.

Poker Central cuenta con el Poker Brat para que actúe de anfitrión de empresarios y celebridades que hasta ahora se han mostrado tí­midos nate las cámaras. En una de sus primera colaboraciónes, Hellmuth sentó al ex-NBA Paul Pierce frente a las cámaras de «Poker After Dark».

En el Casino Bycicle de Los Angeles también cuentan con el de Palo Alto para animar su show para tlevisión, el «Live at the Bike«. El Bike tiene una serie de regulares de mano para rellenar las mesas y mantener el streaming en funcionamiento, y enriquece la propuesta invitando a pros de reconocido prestigio.

En este plató, Hellmuth es parte de un dúo explosivo con Mike Matusow, otro clásico de las meadas fuera de tiesto en frente del público. Nadie tení­a del todo claro la relación que uní­a a estos dos hasta que en el primer episodio en el que se estrenaba esta combinación, Phil Hellmuth decidió dar por terminada la noche con antelación y ambos escenificaron un extraño baile de fichas para disgusto generalizado de los presentes.

Resulta que Matusow estaba jugando esta partida bancado por Phil. Matusow estaba teniendo bastante buena sesión, estaba a gusto y disfrutaba del ambiente, así­ que le dijo a Hellmuth que él se quedaba. Hellmuth aceptó la explicación, perole pidió a Matusow que partiera su stack a la mitad. «Ok, yo me voy y Mike se queda. Así­ que se queda con lo suyo,pero me va a dar mi parte , que son unos 20.000$».

Sacar fichas de una partida de high stakes en vivo es una de las peores ofensas que se pueden cometer. Tiene un nombre en la jerga de los gamblers, «irse al sur».Es una forma de decir que llevarse el dinero de la mesa para seguir jugando con menos stack o volver aluego a la mesa sin las ganancias y sin dar opción a que los jugadores perdedores recuperen su dinero es una estratagema similar a la de los bandoleros del Salvaje Oeste que se escapaban al sur, a México, fuera de la jurisdicción de los federales.

Doug Polk trata el tema a partir del minuto 10:30 en este ví­deo.

Era una partida que habí­a transcurrido por una cauce muy relajado. La peculiar pareja estaba acompañada, además de por los invitados habituales, por jugadores como Dan Cates, el pro Garrett Adelstein o el millonario Bill Klein, que le dieron mucho contenido al público y a los comentaristas, como en esta mano que se jugó entre los dos últimos invitados que hemos mencionado.

Tres semanas después, la peculiar pareja estaba de vuelta, con la intención de repetir el éxito de audiencia del anterior episodio. No fue ninguna sorpresa que el momento álgido de la retransmisión volviera a ser una nueva interacción entre Hellmuth y Matusow.

Hellmuth se come un farol de Nick Verducci y foldea ases, lo que da pie al consiguiente troleo por parte de Mike. Hellmuth vení­a ya calentito por la sugerencia de Matusow de invitar a alguien a la partida, arrogándose un privilegio que parece corresponder a Hellmuth.

Matusow paga con gusto a Verducci una prop bet de 200$ por enseñar un farol, tanto gusto que inspira a Hellmuth uno de sus tí­picos discurso sobre lo mal que han jugado los rivales que le ganan una mano. Matusow interrumpe por dos veces el momento de atención de las cámaras al que Phil se cree con derecho, y Hellmuth acaba levantándose y largándose de la partida, no sin antes pasar por la mesa del productor y sentenciar que «Mike ya no está invitado a esta partida nunca más«.

¿Sigue siendo entretenido esto a estas alturas de siglo? Dirí­a que sí­, pero sin abusar. Un poquito de GTO para contrastar, quizá. Cada uno que busque la combinación que le guste.

Artículo anterior888poker se felicita por la liquidez compartida y quiere sumar a los franceses
Artículo siguientenozkeoner, Nave20 y senosanse5 consiguen 3 nuevos triunfos españoles en las Galactic Series