Inicio Actualidad de poker Phil Hellmuth derrotó a Scott Seiver, sustituto de Tom Dwan en High...

Phil Hellmuth derrotó a Scott Seiver, sustituto de Tom Dwan en High Stakes Duel III

PokerGO no aceptó la solicitud de aplazamiento de Tom Dwan y designó a Scott Seiver como rival de Hellmuth. La partida fue la más larga del formato, y terminó con victoria del bicampeón.

140

La quinta entrega de High Stakes Duel III, que debía enfrentar a Tom Dwan y a Phil Hellmuth por tercera vez frente a las cámaras de Poker Go, acabó disputándose con un cambio en el programa.

Tom Dwan, que fue quien solicitó la revancha después de ser derrotado por Hellmuth en la partida de 200.000$ de entrada, se retiró a muy pocos días de la grabación del programa.  La razón ya la conocíamos por estos lares, ya que Dwan hizo aparición en Madrid del brazo de Paul Phua y Richard Yong para la inspección de las instalaciones del Casino Gran Vía en la víspera de las Triton Poker Series.

El compromiso de Dwan con High Stakes Duel se había firmado antes de que el festival madrileño estuviera cerrado. Para regocijo de los conspiranoicos que disfrutan de las teorías sobre la sumisión de Dwan a sus supuestos deudores de Macau, puesto a escoger, la lealtad de Tom está con las Triton.

El jugador estadounidense se ofreció para un cambio de fecha, pero semejante petición, con el poco adelanto con la que fue solicitada, no mereció siquiera una respuesta personal de PokerGO. Dwan se enteró por Twitter de que Scott Seiver iba a salvar la grabación de High Stakes Duel abonando 400.000$ para enfrentarse a Hellmuth.

El retraso provocado por el mutis de Dwan fue de cinco días. Esta madrugada se llevó a cabo la retransmisión que terminó con la victoria de Hellmuth, como adelanta nuestro titular.

La partida resultó ser la más larga de la historia del programa.

Hellmuth tuvo que rescatar su versión más agresiva para conseguir abrir brecha con Seiver, pero un setup echó por tierra el arduo trabajo de horas del «Poker Brat».

El siguiente bote medio que se jugaron fue un 3bet que Hellmuth continuó en un flop favorable, con el as en mesa. Seiver había pagaado con AT y se dio check en turn para ver si Phil intentaba algo más. Efectivamente probó un farol mínimo, que le dejó con una desventaja de 3:1 frente a Seiver.

La tenacidad de Hellmuth le volvió a dar la vuelta a la partida, pero para ello necesitó superar las 327 manos que había jugado contra Negreanu en su primer duelo en HSD II.

Seiver acabó necesitando una nueva doblada, pero esta vez era por mera supervivencia, no para recuperar el liderato. De hecho, Phil seguía por delante cuando ligó dobles mínimas en 32T y le arrancó el all-in al top pair de Seiver con una resubida en el flop. Cualquier otra carta ligada o cualquiera que doblara en mesa una carta superior a las dos de Hellmuth salvaba a Scott, pero no se dio el caso.

Ahora queda en manos de Seiver pedir fecha para una nueva partida, esta vez de 800.000$ de entrada. De no aceptar, se vuelve a abrir la puerta a un nuevo retador, ya que Hellmuth no pude rechazar la revancha y declararse campeón hasta que gane otra partida consecutiva más.

Parece que las preferencias de Hellmuth recaen en un rematch contra Seiver. «Me lo he pasado mejor jugando contigo que con cualquier otro«, le dijo Phil a su quinto rival en HSD, «he disfrutado mucho de la forma en que te has comportado en la partida«, remató, como halago a su rival o como pulla a Negreanu o Dwan, que cualquiera sabe con este señor.

Artículo anteriorMadrid regala a las Triton Series su segundo field centenario, con cuatro españoles a por premios
Artículo siguienteThe Omega gana el HighRoller del miércoles en Winamax