Inicio Actualidad de poker Phil Galfond y ZeroS harán de RIO Poker el paraíso de los...

Phil Galfond y ZeroS harán de RIO Poker el paraíso de los streamers

101

«Una sala de poker necesita mantener vivo el sueño de poder hacer del poker una carrera profesional«.

Phil Galfond dixit, hace ya unos cuantos meses, cuando presentó su idea sobre la sala de poker perfecta, la que pretende crear de la nada para competir contra los gigantes del poker online.

Lo que nunca ha especificado Phil es cuál cree él que será el perfil que debe cumplir el poker pro de la próxima década. La sexta entrega publicada por Galfond sobre los detalles del funcionamiento de RiO Poker está dedicado a un aspecto que convertirá su sala en una verdadera cantera de streamers. El regular de Rio Poker deberá ser un jugador multimedia, o al menos, recibirá muchos incentivos para convertirse en uno.

La gran duda sobre Run it Once Poker, la sala de Phil Galfond, sigue siendo cuánto retraso seguirá acumulando hasta su lanzamiento.

Las pruebas privadas del software que han venido llevando a cabo en los últimos meses,aunque positivas, no invitan al optimismo en ese aspecto concreto. Han dejado claro que el software aún carece de funcionalidades bastante básicas, como la posibilidad de redimensionar las mesas, etc… Pero al menos, han sido capaces de ofrecer a los jugadores una plataforma funcional y preparada para generar una experiencia online completa y fiel a la visión que el propio Galfond ha ido explicando a través de blogs publicados de manera periódica en la web oficial.

La beta del software y los blogs de Phil aún no han desvelado aspectos muy importantes sobre la dinámica de una sala. Por ejemplo, el programa de lealtad. Su nuevo blog, a nivel informativo, es casi superfluo, pero contiene el que quizá es el más novedoso y rompedor de los planes que Galfond ha concretado para RiO.

Galfond pretende convertir a todos los jugadores de RiO Poker en streamers en potencia. Twitch se verá invadida por retransmisiones de partidas de poker. La sala apoyará esa invasión, la promoverá, y en algunos casos inclusó la financiará. Run it Once se convertirá en el paraí­so de los streamers, y todo gracias a un plan maestro gestado por Elí­as Gutiérrez «ZeroS» que formará parte del sistema de rakeback de la sala.

Acumular horas de retransmisión en Twitch generará rakeback adicional para los jugadores. La cantidad será variable según el total de horas de visionado del material, pero según las cantidades iniciales indicadas por Galfond, cualquier regular de la sala recibirá estí­mulos más que suficientes para pensar seriamente en iniciarse en la creación de contenido multimedia sobre su juego en la sala.

Antes de especificar más sobre el tema, hay que aclarar el concepto del rake tal y como lo utilizarán en la sala. Todos entendemos qué es el rake, el dinero que cobra la sala por jugar a través de su software. Run it Once contendrá un sistema de rakeback aún no especificado, pero los jugadores habituales verán reintegrado un porcentaje del rake que hayan pagado a la sala. El concepto de rake neto, que se usará en las promociones de la sala, se basa en el resultado final de restar ese rakeback al rake inicial.

Todos los jugadores de RiO que aparezcan en las estadí­sticas de Twitch como streamers de poker tendrán derecho a rakeback extra -calculado sobre el rake neto-, descuentos muy importantes y con requisitos muy poco exigentes.

Es decir. Un jugador que obtenga un rakeback del 25% gracias al sistema VIP de la sala y haya generado 100€ de rake en un mes en el que haya alcanzado el nivel 1, obtendrá un descuento adicional sobre su rake neto. La equivalencia no será un rakeback del 75% (25%+50%), sino que será un 62,5% (25% de rakeback, más un 50% de 75€, que es el rake neto para el caso que hemos expuesto).

El cálculo de horas de retransmisión es sencillo. Equivale al total de horas de retransmisión multiplicados por el número de espectadores presentes. Es decir, que para la devolución de un 50% del rakeback neto, -y en palabras de Galfond-, «solo será necesario que retransmitas 25 horas a la semana y que al menos tu madre y tu hermano estén mirando. Con eso estará hecho, y de paso te darás cuenta de que puedes contar con el apoyo de tu familia par lo que les pidas».

Es una cifra muy golosa para cualquier regular, con un requisito muy generoso. Aquellos jugadores más dotados para el entretenimiento, que encuentren en el streaming una insospechada vocación, podrán abrir una ví­a profesional inesperada, como parte del Team RiO. El nivel más alto de la promoción incluye un porcentaje de retorno superior al 100%, es decir, la sala le pagará al jugador por retransmitir, además de los ingresos extra que le puedan llegar por ví­a del partner de Twitch u otras promociones de RiO como posibles recompensas por afiliciación.

Quedan muchos flecos por concretar, que se tratan en un hilo abierto en el foro oficial. Por ejemplo, cómo combatirán el uso de bots o posibles fraudes en las retransmisiones.

Se sabe ya que habrá un mí­nimo de horas en que el poker deberá ser el contenido principal del canal -no serán suficientes 30 minutos con 40.000 espectadores presentes para alcanzar el nivel máximo-, se establecerá un porcentaje mí­nimo de horas de retransmisión en las que las mesas de Run it Once deberán ser las únicas en pantalla, será obligatoria la inclusión de la imagen del jugador para evitar el uso de grabaciones y repeticiones, etc…

Es una idea aún en pañales y que deberá desarrollarse con el tiempo, pero que ya establece una revolución en el concepto de marketing de una sala de poker, y que abre la posibilidad del patrocinio a todo el mundo que se atreva a colocarse ante una webcam e ingenie una manera fresca y divertida de llevar el poker a la audiencia. Embarcar a la comunidad en la tarea de viralizar el poker y recompensar generosamente a quien responda al desafí­o nos parece una idea atrevida y estimulante, de las que hacen falta en el sector.

Artículo anteriorTercer torneo de la Liga Poker Fighters de noviembre
Artículo siguientePokerstars irá a por Gordon Vayo, que falsificó pruebas para reclamar un premio del SCOOP