Inicio Articulos Pena de los peces

Pena de los peces

8

CARNAZA

¿Debemos tener pena de los peces? Recuerda el dicho… En una mesa de poker hay 9 ovejas esperando ser degolladas, sino piensas así­, ¡Tíš eres una oveja!

Nuestra condición de solidaridad en el sufrimiento es algo loable y a la vez contraproducente para nosotros mismos y para quien «creemos» ayudar, poniéndonos al filo de la coadicción. El único que se puede ayudar es uno mismo. Para «salvadores» al por mayor ya están las religiones, ideologí­as y vendedores de viento.

Fijaros:

Eres un barman y todas las tardes viene un tipo que se pone hasta las cejas de coñac y se va de allí­ tambaleándose y dando pena. Con el tiempo lo vas conociendo y te das cuenta que es un tipo estupendo con un montón de problemas que no se ha buscado. Llega a un punto en que su alcoholismo es más que evidente Y Tíš VES que está a punto de llevarlo a donde se va sólo una vez. Aquella tarde el tipo aparece religiosamente como todos los dí­as por la puerta, te da las buenas tardes y te pide una copa… ¿Qué haces? Primero piensa ¿Cuál es tútrabajo? ¿Puedes NO ponerle una copa? ¿Te corresponde a ti solucionarle el problema? ¿Túte crees que nuestro amigo no sé da cuenta de lo que le pasa?

Muy loable amigos mí­os la pretensión de «salvar» al pescado, pero deja que cada uno se salve el mismo o sirva de carnaza para el anzuelo.

Y así­ están las cosas.

J.Carreño
Peace&MoneyE@sy

Artículo anteriorMi sistema: Comentarios
Artículo siguientePrimeras manos