Inicio Jugadores de poker OhMy49: la valentía y la honestidad del antihéroe

OhMy49: la valentía y la honestidad del antihéroe

55

A finales de año, os presentamos el súper reto de «Panet X», que terminó de una forma muy provechosa para él.

En esta ocasión, os vamos a mostrar otro bankroll challenge, que ha tenido un final más agrio que dulce, pero que nos ha permitido conocer a través de las redes sociales a un jugador honesto, disciplinado, valiente y voluntarioso, que tiene virtudes que le pueden hacer progresar.

Se llama Jonatan y su nick es «OhMy49«. Tiene 39 años y lleva año y medio en el poker, según hemos podido leer en su blog. Empezó jugando torneos, luego se pasó a los Spins, donde se estancó en los 5s y los 10s, y finalmente ha terminado en el NL Cash Zoom.

A principios de año se planteó un reto de aproximadamente un mes, que consistí­a en rakear 1.000€ en PokerStars para desbloquear un bono de 400€ que la sala le habí­a dado. Hizo cálculos y decidió meter volumen mixeando 2 mesas de NL10z y otras 2 de NL25z, de manera que podrí­a conseguir el bono en 25 dí­as (y tení­a 27).

Jony comenzó el reto el 9 de enero (Dí­a 1). Jugó 5.028 manos y terminó bien: más de 70€ arriba.

El Dí­a 2 fue el siguiente, el 10 de enero. Jugó 4.755 manos en una sesión de spots complicados. Tras ir casi todo el tiempo abajo, terminó prácticamente even.

El 11 de enero siguió con su reto (Dí­a 3) y, según sus palabras, fue «la busteada», perdiendo 13 cajas de NL10. Se encontró con top dobles vs color flopeado, KK vs AA, y con situaciones de varianza negativa. Fueron 4.642 manos y casi 130€ abajo.

El 12 de enero (Dí­a 4) siguió «la busteada». En su opinión, no estuvo fino y le runearon «la vida». Jugó 6.260 manos y terminó unos 75€ abajo. Jony recibió muchos ánimos en Twitter.

El 13 de enero fue el Dí­a 5 de reto. Bajó de 4 mesas a 3 y redujo los errores. Jugó 4.821 manos y terminó even, aunque con la lí­nea de showdowns ya en lí­nea creciente. Los citado errores le impieron terminar en positivo.

El Dí­a 6 lo tituló «over fold». No ligó nada en las últimas 3k manos de las 5.950 que jugó, la crackearon varias premiums y terminó unos 12€ abajo.

El Dí­a 7 (15 de enero) incrementó su agresividad y tuvo una buena sesión, que le hizo ganar en confianza. Jugó 4.660 manos y terminó unos 43€ arriba, con la lí­nea roja por encima de cero.

El 16 de enero (Dí­a 8) sufrió aparentemente una adaptación a su nueva lí­nea agresiva de juego. Dejaron de foldearle tanto los rivales y tanto la lí­nea roja (manos sin showdown), como la azul (manos con showdown) bajaron. Jugó 7.229 manos y finalizó even.

El Dí­a 9 (17 de enero) comenzó su tweet de resumen con la frase «Tengo que controlar el ego. No puedo ganar todos los botes». Jugó 6.665 manos y finalizó 9€ abajo. «Me hubiera ido hoy en positivo, sino pago 3 fantas y 2 leveleos». Se hizo el propósito de centrarse en subir la lí­nea azul y dejar de hacer bluffcatches dudosos.

El 18 de enero fue el Dí­a 10 de su reto. Jugó 3.361 manos y finalizó unas 360bb abajo. Fue una mala sesión en la que se jugó 3 cajas preflop contra Ases. En cuanto al reto del desbloqueo del bono, iba casi a la mitad.

El 19 de enero, Jony anunció que dejaba el reto, con un balance de 30 cajas abajo tras jugar 64.564 manos. En su análisis final reconoció no jugar bien en 4 mesas simultáneas, al perder foco y jugar automático Comentó que iba a volver a su antigua rutina: estudiar por las mañanas y hacer sesiones de juego por la tarde y por la noche. Y valoró que la experiencia le habí­a ayudado a «crear capacidad de grind».

Los retos no siempre se ganan, pero hay que reconocer que la valentí­a y la honestidad de Jony son dignas de alabanza. Además, si el desafí­o le ha ayudado a tener más disciplina y resistencia, y a conocer sus puntos débiles y sus fortalezas, puede obtener algo de consuelo en una derrota, que no es definitiva. Es solo un paso más en su crecimiento como jugador de poker.

VGL, Jony!

Artículo anteriorEsta noche, penúltimo torneo de la Liga Poker Fighters de enero
Artículo siguienteEl CEP prepara el 2020 con la satisfacción del deber cumplido