Inicio Actualidad de poker Nueva derrota en tribunales para Phil Ivey

Nueva derrota en tribunales para Phil Ivey

45

El verano de 2012, al final, no va a ser tan productivo para Phil Ivey como él pensaba.

El gambler por excelencia se hizo aquel año un tour por Estados Unidos y el Reino Unido sacando tajada a un defecto de fabricación de un modelo concreto de baraja de naipes. Primero se llevó 10.000.000$ del Borgata y luego intentó repetir la jugada en el casino Crockfords, del Reino Unido. En las islas, se olieron algo raro en las peticiones que hací­a Ivey sobre jugar con una baraja determinada, entre otras supuestas excentricidades, y le retuvieron 7.700.000$ en ganancias.

Ivey le puso una demanda al casino inglés, que le ganó el juicio en primera instancia en 2014. Phil apeló, pero el Borgata, animado por la sentencia en contra del jugador, también demandó a Ivey, por tramposo. Ivey contestó con una contrademanda por daños y perjuicios.

Hace un par de semanas, el juez de Nueva Jersey determinó que ninguna de las dos partes tení­a toda la razón y los conminó a entenderse antes de ir al juicio definitivo y poner la complicada decisión de quién tiene que pagar una millonada en manos de un tribunal. Ahora, se ha conocido la sentencia del Tribunal de Apelaciones del Reino Unido. Y Ivey ha vuelto a perder.

El jugador no ha quedado nada contento. La jueza Mary Arden, una de las que votaron en contra de Ivey en una sentencia dividida 2-1, señalo que la Ley del Juego británica contempla que un jugador puede intentar sacar ventaja «si es honesto y no tiene intención de engañar», por lo que ha quedado a discreción de los jueces decidir «si tal grado de interferencia constituye una trampa. Y a mi juicio, sí­ que lo es».

Al californiano no le ha gustado nada esta explicación. CalvinAyre recoge estas declaraciones.

«La corte de primera instancia ha dicho que no he sido deshonesto y los tres jueces de apelación concuerdan con ello, pero de alguna manera la decisión acabó siendo contra mí­. ¿Puede alguien decirme cómo se pueden hacer trampas honestamente?».

La única solución que le queda a Ivey es elevar una última apelación ante el Tribunal Supremo del Reino Unido, algo que parece que está en marcha desde el mismo momento en que recibió la noticia de la sentencia del tribunal de apelación.

Antes de eso, su equipo legal recibirá la comunicación con la cantidad que le pide el Borgata por daños y perjuicios. Si satisface a las partes -es decir, si el Borgata no pide el reintegro del total ganado por Ivey en verano de 2012-, igual se puede llegar a un acuerdo. Si no, a Phil le espera aún una pequeña peregrinación por los juzgados.

Artículo anterior‘RickTorrent’ gana un nuevo torneo de la liga All Stars10
Artículo siguienteLos cadáveres en el camino del huracán Nguyen