Inicio Jugadores de poker No vive debajo de un puente gracias al backgammon

No vive debajo de un puente gracias al backgammon

78

Ser uno de los jugadores más reconocidos por el público en cualquier parte del mundo y acarreear unas pérdidas cercanas a los 17 millones de dólares en las mesas más altas de la red no tiene pinta de ser lo más divertido del mundo. Esa es la situación que vive dí­a a dí­a Gus Hansen.

El integrante de The Professionals, el equipo profesional de Full Tilt Poker, reconoció hace unas semanas en una entrevista concedida a un medio especializado que los rumores que lo sitúan en una partida privada de backgammon celebrada en Mónaco en 2010 son ciertos. Aquel dí­a, Gus debí­a participar en el Dí­a 2 de la Gran Final del EPT, sin embargo, el danés creyó que serí­a más rentable dedicar su tiempo al backgammon.

Pues bien, según unas recientes declaraciones realizadas por el propio jugador durante la celebración del EPT Viena, esta ha sido la tónica general en los últimos años de su carrera profesional: ganar al backgammon lo que pierde en las mesas de High Stakes.

Estos ingresos llegados desde el juego de tablero, los 15 millones de dólares que cobró a principios de la década pasada tras la venta de una sala de poker online y los beneficios obtenidos en las partidas de cash en vivo a lo largo de los últimos años son los que le han permitido solventar las pérdidas estratosféricas que presenta en el poker online. Aún con todo reconoce ‘No puedo permitirme perder millones de dólares cada dí­a’.

Una vez detectado el agujero en su bolsillo, Hansen se ha puesto manos a la obra, su intención: detener la sangrí­a. Para ello, la mejor solución que Gus ha encontrado es disminuí­r su participación en las High Stakes, hasta el punto de dejarlas completamente y tomarse un descanso del poker online. Un tiempo de relajación en el que aclarar su mente e intentar encontrar los errores de su juego. Además, la idea de jugar en niveles más bajos, algo así­ como Pot Limit Omaha 25$/50$, ronda su cabeza desde hace un tiempo.

Sabiendo esto, una pregunta nos surge rápidamente: ¿Porqué Gus no dedica más tiempo al backgammon?. La respuesta es simple para el jugador: ‘Soy un jugador y como tal me gusta jugar a todo. De hecho, últimamente le he cogido bastante gusto al Poker Chino y al Open Face Pinneaple’. Una declaración de intenciones lo suficientemente contundente como para imaginarse que será difí­cil que su tendencia cambie, por muchas buenas ideas que tenga.

Tras hablar de sus pérdidas online y de sus ingresos fuera del mundo del poker, Hansen se animó a dejar una pincelada sobre su vida personal. En este sentido, el danés comentó que está de acuerdo con el británico Sam Trickett acerca de la dificultad de mantener una relación sentimental estable. De hecho, Gus no se ve levantándose a las 9 de la mañana para desayunar un cola-cao con galletas al lado de su amada, dar un paseo por el parque a media tarde y despedir el dí­a con una cena romántica. ¿El motivo? Simple, el danés estará hoy en Macao, pero mañana quizás se vaya a Las Vegas, o a Mónaco, o a su ciudad natal,etc etc…Esta incertidumbre y libertad absoluta es incompatible con una relación según el punto de vista del jugador.

Artículo anteriorJosé M. Álvarez «patata77», invencible en el Poker Fighters
Artículo siguienteEduardo Revert, primer líder del EsPT de Valencia