Inicio Actualidad de poker Nevada intentó convertir en ley la dichosa «blacklist», pero no ha salido...

Nevada intentó convertir en ley la dichosa «blacklist», pero no ha salido adelante

La lista negra, una propuesta con mucho respaldo a raíz de los escándalos sobre jugadores baneados surgidos el año pasado, ha tenido un impulso legal a nivel local en el estado de Nevada.

236

El Judiciary Committeee de la Asamblea del estado de Nevada, uno de los cinco que pertenece al mercado interestatal de póker online en Estados Unidos junto a Delaware, Michigan, Pennsylvania y Nueva Jersey, ha rechazado la creación de un Libro Negro del póker online en el que acabaran figurando todos aquellos usuarios baneados por una sala online, para que el resto de operadores de la industria pudieran actuar en consecuencia con ellos.

Este es el primer intento del que tenemos noticia de convertir en ley la idea de las listas negras del póker, que tan en boga estuvo hace ahora un año.

Si recuerdas, la presencia de Ali Imsirovic en la Super High Roller Bowl Europe desató la indignación de Alex Foxen, que se despachó a gusto en redes sociales.

Imsirovic formó parte de un grupo de jugadores baneados por GGPoker por el uso de malas artes en la sala, que en su caso incluían la sospecha, nunca confirmada públicamente por el operador, de de la práctica de multicuentas y ghosting. El escándalo se propagó a la velocidad de la luz y acabó estallando también contra Bryn Kenney.

Algunos referentes de la industria tomaron una postura más constructiva en medio del incesante ruido mediático y se intentaron sacar adelante algunas iniciativas para atajar el problema. Una de las soluciones más exploradas fue la de compartir los datos de los tramposos entre toda la industria, es decir, crear una lista negra a nivel global que apartara del circuito en vivo y del tráfico online a todos los tramposos identificados por cualquier operador.

La hipótesis de la lista negra fue una de las posibilidades que se comprometió a estudiar el Poker Integrity Counsel reunido por GGPoker, del que no se ha vuelto a saber, pero que ayudó a desactivar la polémica y acallar el ruido en torno al tema.

La idea de la lista negra ha resucitado a nivel legal y restringido al póker online en el estado de Nevada, y la verdad es que no ha llegado ni a ser presentada a deliberación por la Asamblea. Ha muerto en el comité previo, pero gracias a eso se ha podido volver a constatar cuáles son los factores que trabajan a favor y en contra de la idea.

El mayor obstáculo para esto son los propios operadores. En el estado de Nevada actualmente solo opera WSOP.com, y Caesars Entertainment se ha mostrado contrario a la idea de tener que compartir tanto su política interna de seguridad como los datos personales de sus clientes.

Para tomar una decisión de este calibre, la coordinación entre los diferentes segmentos de la industria es vital, y debe ser una iniciativa interna que una vez acordada pueda luego ser respaldada con una legislación creada ex-profeso para enmarcar el acuerdo alcanzado. Este respaldo legal también debería ser consensuado entre administraciones dentro de un mismo mercado, lo que complica todavía más la adopción de una lista negra en la industria del póker a nivel global.

Artículo anteriorLa cuenta de Expressos millonarios de Winamax en 2023 llega a diez gracias a Klenjiz3940
Artículo siguienteZeros revisa su destacada actuación en el evento principal de la PCA Bahamas