Inicio Actualidad de poker Negreanu se propone firmemente remontar su carrera en 2017

Negreanu se propone firmemente remontar su carrera en 2017

57

Siguiendo la costumbre de años pasados, la primera entrada del año de Daniel Negreanu en su blog personal de Full Contact Poker trata sobre el repaso a los últimos doce meses de poker, y dejar por escrito sus objetivos para el año que entra.

Negreanu siempre es ambicioso y ciertamente optimista a la hora de establecerse metas a cumplir en el circuito. Todos los años intenta mantener un marcador con los objetivos que ha logrado obtener y los que no, y nunca se habí­a dado la circunstancia de que la columna de los fracasos tuviera demasiadas cruces. Pero 2016 ha sido el borrón más grande de su carrera, un desastre de proporciones épicas que nadie podí­a aventurar.

El Team Pro le ha echado redaños y ha estudiado punto por punto la magnitud de su estampada, a la que no se le pueden poner excusas.

El mayor patinazo fue quedarse tan lejos de lo que pretendí­a cobrar en premios, 2.500.000$.

Acabé cobrando 302.452$, que es la menor cantidad desde el año 2000. Incluso en 1999, cuando jugaba sobre todo torneos de entradas de 100$ a 300$ acabé cobbrando más que eso. ¿Qué es lo que no funcionó? Fue una combinación de dos cosas.

a) Falta de volumen. No jugué suficienteseventos de entradas caras. El Aria propuso un montón de torneos de 25.000$ en adelante con una participación de 20 a 30 jugadores, pero cuando me quedo en Las Vegas lo último que se me ocurre es bajar al Strip y jugar al poker. Parece que son una cosa habitual, así­ que tendré que empezar a jugarlos. Ya estuve en uno de 100.000$, y disfruté tanto del torneo como del ambiente.

b) Cobré en los torneos equivocados: Tal y como está hoy en dí­a el paisaje del poker, si no tienes un buen año en los Super High Rollers, tu año se va a resentir.Mi mayor caja del año fue de 96.670$, que es menos que la entrada de un SHR.

La falta de volumen -jugó 49 eventos, fallando así­ otro de sus objetivos, jugar 55-, incidió directamente en fallar otros resultados proyectados para 2016. Logró 10 cajas, cuando esperaba al menos 12, y se quedó en una sola mesa final de las cinco que se habí­a propuesto, Así­ no hay manera de subir puestos en el GPI, donde querí­a acabar entre los diez primeros. Es el 71º.

La cita más importante del año para Daniel, las WSOP, tienen siempre un apartado especial en sus deseos para el nuevo año. Es cierto que siempre se pone el listón altí­simo, pero también falló tres de tres. Ni subió puestos en el ranking de mayor número de cajas en el festival, ni tampoco en el de cobros. Y, por supuesto, ni rastro de los tres brazaletes que pensaba ganar.

Respecto al poker en vivo, Daniel habí­a sido mucho más modesto en sus predicciones. Pero ni con esas. Solo jugó 106 de las 200 horas que querí­a pasar en la Bobby’s Room y en la partida de juegos mixtos del Aria, y no fueron suficientes para ganar los 250.000$ que pretendí­a sacarle a los Ivey, Brunson, Hansen y compañí­a. Es más, les donó 236.000$.

Visto el descalabro, Daniel quiere encarar el 2017 con un cambio de actiud, concentrándose en la calidad sobre la cantidad. Nada de imponerse un mí­nimo de torneos. Lo que vaya a jugar lo va a hacer con todo el interés, confiado en que en 2016 ha jugado mucho mejor de lo que dicen sus resultados. Piensa que hay espacio para la meejora de la preparación mental de cara a la demoledora agenda de las WSOP, para demostrar que 2016 fue un simple borrón en una carrera impoluta, sus objetivos para 2017 son igual de ambiciosos que los que acaba de fallar tan estrepitosamente. O aún más.

  • Cobrar 2.500.000$ en premios
  • Ganar tres brazaletes de las WSOP
  • Superar las 100 cajas en las WSOP (necesita ocho)
  • Acabar el año primero en la lista de ganancias (ya lo es, pero Seidel lleva dos años sumando 5M$ por año y solo le lleva 1.5M$)
  • Ganar su tercer Player of the Year de las WSOP
  • Convertirse en November Nine
  • Ganar 250.000$ en partidas de cash
  • Generar más contenido de poker para los aficionados (podcasts y vlogs)

Las WSOP van a ser cruciales para considerar 2017 como un año exitoso, pues en el resto Daniel n o ha querido arriesgar. Como él mismo apunta, 2,5M$ en premios es lo mí­nimo que necesitas para asegurar beneficios, dado lo planea gastar en entradas, y con esa cantidad deberí­a evitar el sorpasso de Seidel en la lista histórica de ganancias.

Así­ que para poder estar contento cuando repase esta lista dentro de doce meses, Daniel debe haber ganado al menos un par de brazaletes y haber llegado a la mesa final del Main Event. ¿Mucho nos parece, no? Pero seguro que hay algún refrán que le da la razón. Si no apuntas alto…

Artículo anteriorDos centésimas ponen a Nick Petrangelo por delante de David Peters en el GPI
Artículo siguienteEl PSC lleva en la mochila 56 eventos para su estreno en Panamá