Inicio Actualidad de poker Negreanu emprende una cruzada personal contra las recompras (Actualización: Duró poco)

Negreanu emprende una cruzada personal contra las recompras (Actualización: Duró poco)

172

Actualización: Ya se ha echado atrás. Desde el Bellagio, donde ha jugado el WPT 5DWPC, Negreanu dice que ha hablado con un montón de gente y se ha dado cuenta que no tiene sentido «quemar un montón de EV» para que, al final, nadie se replantee detener el tema de las recompras porque dan mucha pasta.

«Me lo he pensado y creo que es posible jugar bajo las normas que me impongan de la manera que mejor me cuadre y, mientras, hacer campaña para que se programen más freezeouts». Esto es lo que duran las resoluciones morales en el poker de altos vuelos.

Los propósitos de Año Nuevo suelen tener una vigencia de uno o dos meses, a lo sumo.

Los clásicos son apuntarse al gimnasio, dejar de fumar y, por lo visto dejar de pagar recompras en los torneos en vivo. Al menos en las Navidades de la familia Negreanu,que lleva dándole vueltas al tema desde hace casi un lustro.

Como siempre, los pecadores arrepentidos son los que más ansia poneneen erradicar la fuente de sus pecados. Negreanu tiene una de las marcas más engorrosas de la historia del poker, el uso de 46 recompras en un torneo, nada más y nada menos que en las WSOP. Como él solí­a apuntar, no solo tiene ese récord, «ocupo también el segundo puesto. Y el tercero, y el cuarto…».

Sin embargo, cuando las WSOP recurrieron a él para formar parte de un consejo asesor para la confección del calendario en 2016, la medida más llamativa que salió de esa reunión fue la eliminación de los torneos con recompras.

La última edición de las WSOPE parece la gota que ha colmado el vaso para el canadiense. Desvinculado de Pokerstars, volando por libre, Negreanu preparó una serie de paquetes de distintos precios para el viaje a Europa, y viendo las cifras, fue muy crí­tico con la abundancia de torneos con reentradas en Rozvadov, especialmente los High Rollers.

Ahora trabaja codo con codo con GG Poker, pero debe tener manga ancha en el poker en vivo, porque Daniel asegura que se está planteando no pagar ni una sola reentrada en 2020, aunque esto le cueste perder algo de presencia en los medios. «No estaré en tantas mesas finales, pero al menos no voy a formar parte de algo que creo que no debe existir, o al menos ser la norma.

El tuit se le cayó de las manos dí­as antes del WPT Five Diamond Classic. El circuito más veterano es el que ha abrazado con más fervor las reentradas. En sus eventos principales, las recompras son ilimitadas, y el registro tardí­o ocupa casi todo el dí­a 2. Negreanu tuiteó que «estoy considerando jugarlo a una sola entrada y empezar a jugar a tiempo. #LaViejaEscuela».

Cumplió. Por cierto, rascó la última caja del año.

Las redes sociales de Negreanu son de las más activas del negocio, y mucha gente agarró el teclado y se animó a contestar y a dar pie a nuevas declaraciones.

Joe McKeehen se mostró preocupado por si el cambio de estrategia pudiera afectar a los resultados de Daniel. «Las recompras han sido tu estilo siempre», argumentó el campeón del Main Event. «Crecí­ en una era en la que no existí­an las recompras y me fue bien», replicó el interpelado.

Los dos temas principales que surgieron de este intercambio con sus seguidores fueron el de la experiencia de los jugadores en un torneo con recompras y el efecto que tienen en el ROI.

«Cuando juego a lo loco en los primeros niveles de un torneo con recompras, me doy cuenta de que a menudo arruino la experiencia de los jugadores aficionados«.

No solo afecta a quien tiene que aguantar el ruleteo constante que genera esta estrategia. Muchas veces, la duda es si, además, este tipo de jugadores se deja llevar por la comodidad de depender de la suerte para crear un stack y desaprovecha sus habilidades. «A mí­ no me afecta en mi forma de jugar», asegura Daniel, «pero desde la perspectiva del ROI, dejar de gastar balas seguro que ayuda«.

No faltó en la discusión el argumento con más peso a favor de las recompras. Para mucha gente que no juega a menudo y que incluso no puede disponer de demasiado tiempo libre para jugar en vivo, reservar un fin de semana para un torneo y caer eliminado a las primeras de cambio es una enorme decepción.

Más paralelos. Apertura de miras. Si no dura el torneo, siempre hay partidas de cash y más torneos en los que emplear el dinero que requieren las recompras. Y punto.

Artículo anteriorZhou Zhou y Pedro Ríos fueron los triunfadores de la final de las Juegging Poker Series
Artículo siguienteEl WPT Five Diamond se lo queda el mejor jugador del mundo, Alex Foxen