Inicio Actualidad de poker Los muchos pros y las muchas contras de las criptomonedas en el...

Los muchos pros y las muchas contras de las criptomonedas en el poker online (II)

301

Parte I: Los muchos pros y las muchas contras de las criptomonedas en el poker online (I)

Vamos a empezar a sopesar los pros y los contras de la adopción de la criptoeconomí­a por parte de los operadores de poker online.

En el artí­culo de hoy nos vamos a centrar en las solucones técnicas.

La seguridad de los fondos de los jugadores. Pros

La tecnologí­a blockchain ofrece diferentes soluciones al tema de los depósitos de los jugadores.

Hace innecesario que el operador actúe como depositario de los fondos y como intermediario de las transacciones de dinero tras las partidas, y también permite prescindir de una entidad bancaria, un procesador de pagos, que permita la gestión de los depósitos y las retiradas de los fondos.

Los contratos inteligentes eliminan la necesidad de estos intermediarios y los jugadores pueden utilizar su dinero como en un casino en vivo, comprando fichas o utilizando efectivo para entrar en una partida y recibiendo las ganancias de igual manera al terminarla.

No hay necesidad de confiar en la segregación de fondos por parte del operador, pues el dinero del jugador nunca hace parada en una cuenta ajena. En teorí­a, permite imposibilitar que se repita la situación de Full Tilt Poker.

El uso de criptomoneda y de las wallets también permite que los jugadores que deseen transferir fondos en el entorno de la sala no están sujetos a la disponibilidad o a los lí­mites impuestos por el operador. Solo necesitan establecer un canal de comunicación a través del cual compartir direcciones y ni queda registro ni el operador tiene responsabilidad alguna sobre la operación.

La seguridad de los fondos de los jugadores. Contras

La adquisición y gestión de las criptomonedas puede llegar a ser un quebradero de cabeza para los no iniciados.

El proceso básico para la adquisición de criptomoneda exige, como paso previo, la configuración de una wallet (cartera de mano, en inglés) que , como su propio nombre indica, es donde finalmente deberí­an quedar depositados nuestros fondos.

La seguridad de las wallets depende enteramente de su propietario. El acceso a la wallet y la confirmación de transferencias requieren contraseñas y claves privadas cuyo secreto es responsabilidad del usuario.

Hay varias capas de seguridad aplicables a la wallet, Pueden ir del más relajado, el uso de una web wallet a la que se accede a través de un navegador -con el peligro que eso conlleva por los conocidos métodos que existen para la suplantación de personalidad (phising, keyloggers, brechas en el software del navegador, etc..).- hasta el más radical, el almacenamiento en frí­o, en unidades de almacenamiento de datos sin conexión a Internet o en hardware comercial como puede ser el Ledger Nano.

Depende completamente del nivel de conocimiento del usuario y del grado de seguridad con el que uno esté contento.

Luego, trabajar con una de las monedas virtuales es sencillo. Hay que encontrar un broker que venda criptomoneda directamente a cambio de una divisa fiat (moneda tradicional de uso corriente, euros o dólares). Una vez tu dinero de uso corriente abandona los cauces financieros tradicionales se acabaron las seguridades. Pagas por tu criptomoneda y la enví­as a tu wallet. El mayor engorro suele ser la validación de identidad previa al uso de la página de la casa de cambio, aunque hay webs que permiten transferir lí­mites bastante razonables sin excesivo papeleo.

La cosa se complica si necesitas utilizar un token especí­fico, como el CHP de CoinPoker. Entonces el proceso se complica. Hay que conseguir criptomoneda como explicamos antes, y luego asegurarse de tener acceso a la wallet de CHP a través de la sala. Luego crear una nueva cuenta y validar la identidad en un exchange (casa de cambio), realizar la compra del token con criptomoneda y transferirlo a la wallet correspondiente.

Mjuchas veces la comodidad puede hacer surgir la tentación de utilizar alguna de las wallets temporales que crean los exchanges para la gestión de las transferencias como lugar de depósito. El ahorro de los porcentajes por depósito o retirada, sobre todo si además de utilizar las criptomonedas para el poker online pretendes invertir o comerciar con ellas, pueden parecer razón suficiente, pero nunca es recomendable.

El proceso es infinitamente más tedioso que depositar en una sala tradicional con una tarjeta de crédito, y los costes y los tiempos de espera para las confirmaciones, según la blockchain que soporte cada transacción, pueden ser muy, muy superiores.

El boom de las criptomonedas de finales de 2017 desveló los fallos de escalabilidad en la blockchain de Bitcoin y las transferencias pasaron a tardar dí­as en verificarse y a costar una barbaridad de dinero en fees. El éxito de un juego virtual llamado Cryptokitties provocó un efecto similar en la red Ethereum. Fueron episodios puntuales, pero no deja de ser un aviso de que la visión idí­lica de los depósitos y retiradas instantáneas en las criptosalas aún no es una realidad tangible.

La seguridad del algoritmo. Pros

La base del juego online es la fidelidad en la recreación del azar.

Los jugadores de poker online necesitan estar seguros de que en el proceso de generación de la jugada no hay ningún factor que corrompa su aleatoriedad.

«¡El poker online está rigged!». Probablemente la frase más escrita y leí­da en los diferentes medios de interacción de la comunidad desde la creación de la primera sala. Miles de jugadores han creí­do detectar patrones que favorecen a los recreacionales manipulando la generación de cartas para que los proyectos que persiguen los jugadores más débiles se completen con mayor frecuencia que la que dicta la estadí­stica, o que los flops están diseñados para generar acción y que los botes crezcan, con el correspondiente aumento del rake que se lleva el operador.

Además, una vez el servidor dictamina cuáles son las cartas que componen una mano, siempre existe el peligro de que alguien -un superusuario- tenga acceso al conjunto de la jugada y contrarreste el concepto central del poker, que es la información incompleta.

La única defensa contra la manipulací­on del azar por parte de los operadores tradicionales que existe hoy en dí­a es la inspección periódica por parte del regulador. Y la verdad es que da miedo saber lo infrecuentes y poco exhaustivas que son, si es que siquiera se realizan.

Al provenir del cí­rculo de la criptografí­a, ya los pioneros de la tecnologí­a blockchain se sintieron especialmente intrigados por su utilidad para la generación de azar. El método que emplean los lenguajes informáticos actuales imposibilita la recreación del azar puro. Los números elegidos son producto de operaciones matemáticas aplicadas a bases fijas (seeds). El mecanismo de confianza y consenso que se incorpora en la blockchain permitirí­a probar otra ví­a completamente distinta de generación de números aleatorios.

Luego, en la red compartida, el algoritmo se puede hacer público. Cada carta generada puede ser trackeada en la blockchain, capaz de generar un exhaustivo historial de manos que se remonte incluso al barajado. Cualquier jugador que desee auditar el proceso podrí­a hacerlo.

Toda la información sobre las partidas puede ser peinada con algoritmos para detectar colusión, la existencia de bots o cualquier otra forma de adulteración del juego. Pocas veces han sido las salas las que han levantado la liebre en este tipo de escándalos y los jugadores han conseguido destaparlos con mucha menos información que la que puede proveer la blockchain.

La seguridad del algoritmo. Contras.

El estado actual de evolución de la tecnologí­a hace virtualmente imposible generar las cartas con el mecanismo de confianza de la propia blockchain.

Todas las redes está sujetas a una posible congestión, y aunque se pudiera solventar esa circunstancia, los tiempos de transferencia en la práctica totalidad de ellas son demasiado largos como para utilizarlos en una sala de poker online. No es necesaria la inmediatez en el barajado, el desarrollo de una mano de poker no tiene que ver con las necesidad que tiene de actualizar la posición de los jugadores en un shooter online, por ejemplo, pero sí­ requiere de una ligereza que no se puede conseguir hoy con la tecnologí­a actual.

Además, el coste de las transferencias de bloques en la red encarecen enormemente el uso especí­fico de la blockchain para esta función. A dí­a de hoy es inviable.

Modificar la generación decartas al azar sin depender de un servidor central va a requerir el desarrollo de soluciones imaginativas que dificultarán los proyectos, y el resultado final de tanto esfuerzo serí­a idéntico al uso de un algoritmo tradiconal, siempre que fuera trasparente, público y auditable en cada momento por cualquier usuario que lo desee.

Artículo anteriorPatrik Antonius gana un High Roller en Rozvadov cuatro años después de su última FT
Artículo siguienteGonzar32 le gana a Steve Enríquez el Main Event de las FRESH