Inicio Articulos Un monstruo en el Aussie Millions por Gus Hansen

Un monstruo en el Aussie Millions por Gus Hansen

10

Mano 133 – Mano Crucial 7 – Mayor Mano Hasta Ahora – Eliminando al Campeón Defensor

Ciegas: 4000/8000/1000, Mi Posición: CP, Mi Mano: casq, Mis Fichas: 389.000

Lee Nelson, campeón defensor ha sido transferido a la mesa. Apuesta 24.000 desde posición media y yo decido solamente pagar con mi casq en la CP. La CG se va al mazo. El flop muestra:

hqcqc4

¡Yo creo que es justo llamarle un flop «promedio»!

Yo paso, y como era de esperarse, Lee apuesta 44.000 con un bote de 64.000. Yo, habiendo ligado tres Reinas con el kicker más alto, lo que muchos llamarí­an: «un Monstruo», tengo un par de opciones diferentes:

  1. Sólo pagar la apuesta de Mr. Nelson, intentando atraparle, serí­a lo más tentador ya que no hay proyecto de color en las cartas comunitarias. El problema al pagarle simplemente, es que no agrega más dinero en el bote. Para que esto sea una verdadera trampa, yo deberí­a también pasar en el turn y al hacerlo podrí­a estar dándole a Mr. Nelson dos cartas gratuitas. ¡No me gusta!
  2. La mini-subida: doblar su apuesta de 44.000, hasta más o menos 100.000. Intentando mantenerle en la mano pero al mismo tiempo forzándole a poner un poco más de dinero en el bote. También puede ser que él lo interprete como un intento de robo barato y le persuada a hacer una movida grande. ¡Me gusta!
  3. Subida estándar: de cerca de 150,000. Pone aún más dinero en el bote pero podrí­a forzarle a irse al mazo con algunas manos marginales. ¡Tiene algún merito!

Como puede ver, prefiero la mini-subida.

Luego de reflexionar un momento, mando 100,000. Ahora es a Lee a quien le toca pensar. Sorpresivamente se manda all-in, poniendo un total de 326.000 en el medio. Yo, muy feliz con los resultados, no dudo en pagarle. Después de todo, yo poseo las terceras nuts, y muy posiblemente «las nuts», ya que Lee hubiera hecho un juego mucho más lento si tuviera Q4 o 44.

Ahora hay 716.000 en el bote, así­ que las próximas dos cartas son cruciales para el resultado de este torneo. El campeón defensor ha jugado todo y solamente quedan menos de 50.000 en frente de mí­. Quien sea que gane este bote estará muy bien encaminado a la mesa final y el otro estará en camino, o más o menos encaminado a la salida.

Hora del Show:
Lee: ckc9
Me: casq

Probabilidades de ganar antes del turn:
Lee: 23.1 %
Me: 76.9 %

Turn: hj

No llegan tréboles, pero ahora él tiene además un proyecto a escalera cerrada. Sus probabilidades de ganar permanecen iguales.

River: h3

Fabuloso – Yo gano el bote de más de 700.000.

Entonces, ¿qué fue lo que paso aquí­ en realidad? ¿Cómo llegamos a poner 700.000 en el medio en esta etapa del torneo?
Comencemos desde el principio:
La apuesta de apertura que hizo Lee desde posición media con ckc9 – una jugada a la que le debo la mayor compasión.
Yo pago desde la ciega con AQ de diferente palo, definitivamente no es obligatorio y en general yo me inclinarí­a a hacer una re-subida. Pero estando fuera de posición, enfrentándome a un oponente fuerte y con una gran cantidad de fichas, opté por una movida más conservadora y pagué.
Pasando en el flop: Muy sencillo, ya que es muy probable que Lee mande un golpe con cualquier dos cartas.
La apuesta que hizo Lee en el flop: ¡Juego bueno y sólido! Las apuestas de continuación son parte muy importante de una estrategia ganadora para torneos y deberí­a ser utilizada la gran mayorí­a del tiempo, ¡especialmente cuando posee un proyecto de color para respaldarla!
Mi mini-subida: Descrita anteriormente en la mano.
La movida all-in de Lee – ¡Uf! No estoy de acuerdo con esta jugada.

Una opción mucho mejor hubiera sido simplemente pagarme, para ver qué sucede. Lee está en posición y tiene el lujo de poder esperar para observar mi próxima movida. Si lo que yo tuviera fuera un Farol, hay una posibilidad muy grande de que yo me rindiera, y él hubiera tenido la oportunidad de llevarse la mano con una apuesta mediana en el turn. Por otro lado, si yo tuviera una reina, probablemente hubiera mandado todo en el turn y Lee hubiera podido salirse de la mano sin perder todo su dinero. No hay que olvidarse, si llegara un trébol en el turn, hubiéramos apostado todo y yo tendrí­a el proyecto.

Como usted puede ver, Lee hubiera obtenido muchí­sima información al simplemente pagar (flat-calling). No solamente hubiera tenido una mejor idea sobre la fuerza de mi mano, ¡sino que también hubiera visto si es que un trébol llegaba o no!

Asimismo, contrariamente a lo que puede pensar mucha gente, yo en realidad soy un jugador muy apretado (tight) :-). Al menos en algunas situaciones… Muy raramente le hago un check-raise a un jugador con stack grande teniendo absolutamente nada. Yo estaba en una posición muy cómoda, y especialmente buscando el momento oportuno para mandarme un buen farol. Analizando la mano una y otra vez, he llegado a la conclusión de que la posibilidad más obvia era que yo tuviera una Q, con el proyecto de color con As alto como segunda posibilidad. Y con ninguna de ellas el ckc9 tendrí­a buen futuro.

No estoy muy seguro de por qué Lee optó por empujar todo, pero tengo la corazonada de que mi reputación jugó un papel importante en su decisión.

Artículo anteriorComunicado del Club d´Escacs Eixample
Artículo siguiente¿A la segunda etapa de La Toja gratis?