Inicio High Stakes Las mejores manos en la vuelta de High Stakes Poker

Las mejores manos en la vuelta de High Stakes Poker

167

Poker Central ha estrenado ya en la plataforma Poker Go la esperada vuelta del mí­tico programa «High Stakes Poker», que arranca su octava temporada con Tom Dwan como gran atractivo.

El Black Friday interrumpió la producción del programa original en 2011. Las grandes salas manejaban los hilos de las productoras de televisión en aquella época, y la actuación del Departamento de Justicia estadounidense cortó el grifo de la financiación de formatos como «Poker After Dark» o el propio «High Stakes Poker».

Los derechos de estos programas han terminado en manos de Poker Central, que ya produjo la resurrección de «Poker After Dark» en 2017. «High Stakes Poker» ha tardado más, pues no formaba parte del paquete original comprado por la productora, hubo de ser adquirido en una segunda ronda de negociaciones, y luego porque… 2020.

Los adelantos de las imágenes de la nueva temporada y las noticias filtradas a cuentagotas por Poker Central han ido elevando al máximo el grado de interés por el programa. La nostalgia se disparó con las imágenes de Phil Ivey o Tom Dwan sentados a la mesa en el estudio de televisión del Aria, y más sabiendo que la productora recuperaba el dúa de comentaristas más recordado de la primera etapa, AJ Benza y Gabe Kaplan.

El capí­tulo que inicia esta nueva etapa es el 99ª de la serie histórica de «High Stakes Poker», primero de la octava temporada.

En la mesa no estaban muchas de las caras más reconocibles del trailer. Faltan Phil Ivey, Phil Hellmuth, Doug Polk, Jason Koon… Se le ha dado todo el protagonismo de inicio a Tom Dwan, una figura surgida al calor de las cámaras de la primera etapa del programa, donde se mostró más que capaz de enfrentarse a la élite del poker después de sus inicios en los foros más populares y su escalada de niveles en las mesas de cash de Full Tilt Poker, donde alcanzó las nosebleeds.

Acompañando a uno de los iconos de las primeras siete temporadas del programa, habí­a una más que decente representación de los high stakes estadounidenses, formada por el número uno de la lista histórica de premios en torneos Bryn Kenney y por el High Roller Nick Petrangelo.

Uno de los perfiles clave que elevó el nivel de la primera tanda de programas fue el del gambler carismático y posturero, que encarnaron a la perfección personajes inolvidables como Eli Elezra, Phil Laak o Sam Farha, que dio nombre a una jugada muy poco ortodoxa, el cold call a un 3bet sin ser el jugador que abre la mano. De antemano, los candidatos a ponerse en sus zapatos parecen ser Jean-Robert Bellande, conocido como «Broke JRB» por sus numerosas historias de bancarrota, y Rick Salomon, un pro con grandes resultados en torneos y buena reputación en las partidas privadas, pero que carga a sus espaldas sus escándalos con divas de la farándula como Paris Hilton o Pamela Anderson, con la que se casó en dos ocasiones.

Para terminar, el último puntal del éxito de «High Stakes Poker» siempre han sido los amateurs invitados a animar las partidas y servir de cebo para los pros. Bill Perkins se dio a conocer como uno de eesos empresarios aficionados al poker que iban de ví­ctimas propiciatorias al set de televisión, aunque luego siempre surgí­an las sorpresas. Esta octava temporada cuenta de inicio con el semipro Brandon Steven y con el ex-jugador profesional de béisbol Michael Schwimmer, que se ha convertido en empresario después de un breve periodo de dos años compitiendo en las ligas mayores.

Atención, empiezan los spoilers.

Lo primero que se ha echado en falta en el nuevo episodio ha sido un busteo.

Los participantes han puesto un buy-in de 200.000$ para jugar 400$-800$ y, a pesar de que los jugadores han recurrido a todos los elementos de partidas pasadas como el straddle y el re-straddle, no ha habido un solo bote que haya alcanzado siquiera el tamaño de un buy-in.

El primer bote de seis cifras de esta reanudación lo jugaron el cabeza de cartel, Tom Dwan, y el invitado especial, Michael Schwimmer. Poker Central ha utilizado las primeras acciones de esta mano como reclamo para nuevos clientes de su plataforma.

Dwan acabó pagando el turn, y una nueva miniapuesta de 20.000$ en un river ha, con lo que el empresario le sacó un bote de 148.700$ a sus dobles contra overpair.

Schwimmer fue el primer ganador de la temporada, con un stack de 404.000$ al final del primer episodio. Además de a Dwan, también le ganó otros dos botes de seis cifras a Bryn Kenney.

«durrrr» no demostró la amplitud de rangos de su época dorada en la televisión, pero fue el protagonista de otros dos botes importantes.

Volvió a perder un bote de 112.000$ al tener que foldear una mano 3beteada con cack con la que flopeó proyecto de color. Rick Solomon le aguantó preflop con sjs7, pagó la continuación con gutshot y backdoor flush en mesa doblada c9c8s8 y tuvo la fortuna de ligar top pair con la hj del turn. Salomon pudo rascar un check-call de «durrrr» en la cuarta calle pero el pro establecido en Macao no tení­a valor de showdown para pagar la value de medio bote del river.

Dwan pudo recuperar algo de dinero a costa de Nick Petrangelo, que pagó una fuerte value de su rival con top pair contra dobles. Aunque el bote era 3beteado y multiway -Schwimmer habí­a animado el cotarro con una resubida-, Dwan lo mantuvo pequeño hasta verse fuerte en river, pues la mesa era muy coordinada c6dtdjh8. Hizo una apuesta pequeña para sacar del bote a Schwimmer en el turn, y luego pisó el acelerador sin miedo, 46K$ en un bote de 57K$, al caer el c2 que completó las comunitarias.

Las capturas son de Pokernews

Artículo anteriorMás de 15 millones de euros garantizados en las Winter Series de PokerStars .frespt
Artículo siguienteEn la mente de un pro: Adrián Mateos en la Caribbean Poker Party 2019 (10)