Inicio Articulos La medida de tu apuesta inicial por Chris Ferguson

La medida de tu apuesta inicial por Chris Ferguson

10

No me canso nunca de decirlo: Si túeres el primero en entrar al bote en un juego de No-Limit Hold ‘em, nunca simplemente ‘pagues’, si no estás preparado para subir la apuesta, ándate al mazo.

¿Te preguntas por qué? Simple. Al subir, estás presionando a las ciegas y a los demás jugadores de la mesa, obligándoles a considerar seriamente qué tan fuertes sean sus manos en realidad. Es muy probable que al subir, obligues a muchas manos marginales a irse al mazo, incluso antes de siquiera ver el flop, reduciendo así­ el número de jugadores que tendrás que eliminar durante el resto de la mano.

OK, ahora que eso está fuera del camino, la pregunta obvia es: ¿A cuánto deberí­a subir?

Mi respuesta: Depende. Para comenzar, no deberí­as permitir que la fuerza de tu mano afecte la cantidad que apuestas. Un juego serio de poker es como un negocio de bienes raí­ces. Los tres factores más importantes al decidir a cuanto subir son: Ubicación, ubicación, ubicación.

Siempre debes intentar hacer las decisiones de tus oponentes tan difí­ciles como te sea posible. Al elegir el tamaño de tu apuesta, tu interés está en poner a la ciega grande (CG) frente a una dura decisión entre pagar o irse al mazo si el resto de la mesa se ha ido al mazo.

Subir la apuesta desde una posición temprana es anunciar una mano muy fuerte, una mano que puede vencer a cualquiera de los otros siete o más jugadores que quedan por jugar. Ya que estás representando tanta fuerza, no toma una subida tan grande para forzar a la CG a irse al mazo. Además, al tener una mano tan fuerte, en realidad no te preocupa que la ciega te vea. La verdadera razón para una subida pequeña es que tienes tantos jugadores para actuar detrás de ti, y cualquiera de ellos puede levantarse con una mano monstruo y hacerte una re-subida.

Cuando haces una subida desde una posición tardí­a, estás representando una mano que puede derrotar a cualquiera de las dos o tres manos restantes. Esto te da más libertad de subir con manos marginales, pero tu apuesta debe ser mayor grande o la CG podrá verte demasiado fácilmente. Otra razón para subir una cantidad más alta desde una posición tardí­a, es que estás intentando presionar a la CG para que se vaya al mazo, no para que te vea y, más importante aún, no tienes más oponentes que puedan hacer una re-subida.

Uno de los errores más comunes en No-Limit Hold ‘em, es hacer una re-subida demasiado grande. En una posición temprana, debes mantener tu subida alrededor de dos veces la ciega grande. Teniendo de cuatro a seis jugadores para actuar detrás de ti, cuando estás en posición media, sube hasta dos veces y media la CG, y hasta tres veces la CG desde una posición tardí­a.

Si estás representando una mano fuerte al subir desde una posición temprana, es lógico pensar que solamente te pagarán quienes tengan manos enormes. ¿Por qué arriesgar cuatro, cinco o más apuestas para ganar solamente una apuesta y media en las ciegas, cuando sabes que con frecuencia te encontrarás con monstruos en el camino? Si tienes A-Q en lugar de A-A, y un jugador te apuesta por encima, puedes irte al mazo sin haber arriesgado demasiado.

Algunos principiantes suben más con sus manos más fuertes para construir un bote más grande, o suben menos con estos monstruos para crear más acción. En cambio, yo recomiendo que juegues todas tus manos iniciales del mismo, modo sin importar lo que tengas. Con A-A o A-J, sube la misma cantidad, así­ no estarás telegrafiando el tamaño de tu mano a oponentes observadores. Una excepción serí­a cuando sabes que tus oponentes no están prestando atención y estás seguro de poder manipularlos.

Estos números necesitan ser modificados si hay Antes en juego. Generalmente, deberí­as agregar la mitad del total de las Antes a cualquier subida. Desde una posición temprana deberí­as subir dos CG más la mitad del total de las Antes, y desde una posición tardí­a deberí­as subir tres CG más la mitad del total de las Antes.

Hay muchos juegos en vivo jugados muy loose (flojamente). Si te encuentras en uno de estos juegos y no puedes robarte las ciegas con una subida normal, ajusta ligeramente los requerimientos de tus manos iniciales, jugando mejores manos y haciendo subidas más grandes. Si estas subidas aún no pueden llevarse las ciegas, no sigas ajustándote más, sino que sube a cantidad con la cual esperes que uno o dos jugadores te vean. Ya que tus oponentes están jugando demasiado loose (flojo), toma ventaja de esto construyendo botes más altos cuando sepas que estas sacando el mejor provecho.

La última excepción es cuando tu stack es demasiado bajo. Si hacer tu tí­pica subida, significa que estás poniendo un cuarto de tu stack en el bote, entonces simplemente empuja todo al bote. Apostar un cuarto de tu stack antes del flop, te compromete a pagar casi cualquier re-subida, o como mí­nimo, te enfrenta a decisiones mucho más difí­ciles. Al jugar todo en lugar de reducir tu apuesta, fuerza a tus oponentes a tomar decisión difí­cil y te la evita a ti. Lo que nos lleva de regreso a mi principio número uno: Evita ser quien túquien simplemente ‘pague’.

Artí­culo aparecido en Full Tilt Poker

Artículo anteriorErik Seidel vence en el WPT Foxwoods Poker Classic
Artículo siguienteVenturi: el Jugón de marzo