Inicio Articulos Manos problemáticas, por Isaac Mayolas

Manos problemáticas, por Isaac Mayolas

22
Uno de los saltos cualitativos más grandes que puedes dar en el poker es cuando entiendes que hay ciertas manos solamente son buenas en apariencia.Te las nombro a continuación:

, , , , , , , ,

¿Quiere decir esto que no vamos a jugarlas nunca? No. Lo que trato de enseñarte es que son manos que debemos jugarlas con cabeza, puesto que la diferencia entre ganar o perder en el poker a largo plazo está en saber jugar correctamente estas manos.

Para jugar correctamente estas manos tenemos que asegurarnos que:

  • Tenemos posición sobre nuestros rivales
  • Podemos jugarlas de forma agresiva

Una buena posición en la mesa nos permitirá conocer las acciones de nuestros rivales antes de comprometer una sola ficha, mientras que un juego agresivo nos permitirá controlar la partida y el tamaño del bote.

De todo el rango de cartas mencionado, hay algunas más fuertes que otras. Si las cartas son del mismo palo su valor siempre será superior, especialmente si en el bote se involucran más de 3 jugadores. Veamos un par de ejemplos de porqué estas manos son peligrosas y hay porqué hay que saber jugarlas:

Estamos en últimas posiciones y el bote ha sido subido. Igualamos con KQ. Debemos tener cuidado porque si nos enfrentamos a manos como AAKKAK tenemos mucho a perder. Imagí­nate que aparece K-4-2 en el flop. Si tus rivales no llevan una K es muy probable que se retiren; pero si llevan algo es muy probable que estés vencido. Con estas manos acabas ganando pequeños botes o bien perdiendo grandes botes. La solución a estas manos es jugarlas con posición y con cierta agresividad. Si tu rival muestra sí­ntomas de fuerza, rí­ndete.

Otro ejemplo clásico de mano hiperpeligrosa: A10. Veamos la diferencia entre jugarla en primeras posiciones y últimas posiciones:

  • Primeras posiciones: Subimos la apuesta y un rival nos iguala. En el flop aparece A-5-9. Apostamos y nuestro rival nos sube la apuesta. Tirarse en este punto es difí­cil porque tienes la pareja más alta de la mesa, aunque puedes estar vencido por AK, AQ, AJ. Y si igualas la apuesta, ¿que decisión tomarás en la 4ª y 5ª carta? Es tan complicado que probablemente termines con todas tus fichas en el centro de la mesa en una mano que tienes todas las de perder.
  • íšltimas posiciones: Un rival sube la apuesta y túigualas. En el flop aparece A-5-9. Tu rival apuesta y túsubes la apuesta. Si tu rival tiene AK, AQ, AJ probablemente te volverá a subir, en cuyo caso sabrás que debes retirarte; o bien igualará y pasará en la 4ª carta, en cuyo caso tu también pasarás (obteniendo una carta gratis y la posibilidad de hacer dobles parejas). En la 5ª carta tu rival apostará y tu igualarás. Fí­jate que independientemente de que ganes o pierdas la mano, te habrás asegurado que el bote no se ha hecho demasiado grande, limitando tu riesgo/beneficio con este tipo de manos.

Como hemos visto posición y agresividad son la clave para jugar correctamente estas manos, ya que controlaremos el tamaño del bote, asegurándonos ganar lo justo sin perder más de la cuenta.

Hay que reconocer que este artí­culo es un poco denso, pero el concepto que hay detrás es fundamental. Así­ que vuelve a echarle una lectura y comparte tus conclusiones con la almohada.

Por Isaac Mayolas
campeón del mundo de Heads Up del 2006
Artí­culo original publicado en
Cara de Poker.

Visita

Artículo anteriorVideo-resumen EPT Barcelona 2008
Artículo siguientePartyPoker anuncia la renovación de su software