Inicio Articulos Las fichas (mágicas) de Periquillo

Las fichas (mágicas) de Periquillo

170

Decidí­ arriesgar un dí­a de sexo. Cogí­ dos fichas y las solté aleatoriamente en la cama. El reto de romper el maleficio que acompaña a esas fichas malditas es atractivo y a la vez peligroso. ¿Lo peor serí­a un gatillazo? O ¿podrí­a ser mucho más horrible? O por el contrario ¿encontrarí­a un arma psicológica que me llevara al cielo?

La historia se remonta a finales de Noviembre pasado. Perico (www.periquillopoker.com) encargó una caja de fichas con su logo, para repartir por motivos de marketing. Casualmente tuve la oportunidad de estrenarlas, y me facilitó las primeras 4 que decidí­ utilizar como cubrecartas en los satélites de Alicante, para la final del campeonato de España de póquer.

Para el primer satélite me llevé 2 fichas. Era con rebuys (recompras) durante los 3 primeros niveles de 30 minutos. Durante esa hora y media el resultado fue catastrófico. Intercambié una ficha por otra en varias ocasiones esperando alguna reacción, pero nada. Sólo me llegaban cartas miserables y la única vez que recibí­ algo me costó hacer un rebuy. No conseguí­ dominar ninguna mano durante ese tiempo. Desastroso ¡!!

Visto lo visto, decidí­ devolver a mis bolsillos las dos fichas. Después de la cena, y SIN esos amuletos perniciosos, mi torneo dió un giro espectacular. Llegué a la mesa final y, aunque no me clasifiqué, conseguí­ entrar en premios.

Para el siguiente satélite dejé esas 2 fichas en casa y cogí­ las 2 restantes. Dios mí­o ¡!! Qué desastre ¡!! Y más aún porque me empeñé hasta el final con ellas. En el 4º nivel quedaba eliminado. Mal, muy mal. Lamentable. Qué sensación de impotencia, qué desazón sentí­a.

En el tercer satélite no tuve dudas. Las fichas de Periquillo se quedaron todas en casa. Todas ¡!! Cuando me preparaba para ir al casino y recogí­a la gorra, gafas, y demás utensilios, ni las miré :_)

El resultado fue extraordinario. Macolis se clasifica para la final, con un premio de 2200 y realizando un torneo excelente, quedando en 2ª posición. Y… sin las fichas de Periquillo ¡!! Pero, y aquí­ viene algo que refuerza lo sorprendente de estas fichas, en este tercer satélite Perico las habí­a repartido a unos 10 jugadores que las han utilizado como cubrecartas o amuletos. Fue espectacular. Todos, todos palmando sin contemplaciones, haciendo rebuys y quedando eliminados. Ninguno sobrevivió a los primeros niveles. Nadie entendí­a qué estaba pasando. Yo sí­ :_)

La leyenda de las fichas de Periquillo habí­a comenzado…

Lo que habí­a surgido a nivel local en Alicante iba a extenderse por toda España. El siguiente paso iba a ser Madrid.

Diciembre, el torneo Paralelo de las Full Tilt serí­a el de la consolidación del maleficio. Fue terrible. Baste con reseñar unos breves testimonios:

Rosa (Cibeles) de Poker770, toda ilusionada ella, no se le ocurre otra cosa que lucir su nueva y flamante ficha desde el primer momento. Sí­, sí­. Un momento de 15 minutos. En el primer nivel se la cepillan :_). Sus declaraciones: Vaya mierda de ficha.

Fersan, que tan buenos resultados estaba consiguiendo en los meses anteriores, y reciente fichaje de Azartia, se quejaba de que no estaba recibiendo ninguna carta decente. En la pausa sigue lamentándose, y finalmente le tiran del torneo sin apenas haber jugado manos. Sus palabras no dejan lugar a dudas: La culpa es de las fichas de Periquillo.

Larraitz Kortabarrí­a (la chula), tras viajar de Bilbao a Madrid (y ya todos sabemos lo mal que conduce) no consigue mantener su stack que disminuye en cada nivel de forma acelerada, y en el cuarto queda out. Por supuesto tiene la ficha de Periquillo en la mesa. Otra que se va a la barra del bar a consumir sus penas :_) Ha sido la ficha, Mac.

Paco Torres (el Tren), también de P.770 es otro de los destacados ingenuos que le ha pedido la ficha a Periquillo. Aguanta en mesa durante más niveles que otros, hasta que finalmente llega al bar, un rincón donde estamos todos los damnificados, y de su boca escupe literalmente: A tomar por culo la ficha de Periquillo.

Y hubo más, entre ellos Raúl Vicente (Card Player), Javi Contaja, y otros. Todos out. Todos en el bar. Consumidos y consumiendo :_)

Y llegó el CEP de Alicante. Las fichas de Periquillo hací­an estragos. Por supuesto no hubo ninguna en la mesa final. Durante el Torneo algunos jugadores mostraron públicamente su disgusto y la mala suerte de la ficha.

Bidan duró exactamente doce minutos en el último satélite. Color contra color superior. Doce minutos ¡!! Para haber venido desde… Galicia ¡!! Su retraso en el vuelo le llevó a llegar justo para el addon. Después llegarí­a el momento maldito…

En el torneo paralelo hubo jugadoras que la devolvieron y rechazaron, incluso de malos modos. Cristina Tabasco, su mirada lo decí­a todo, Amparo Segura, sus palabras también.

El valiente de Julio Dí­az quiso romper una lanza por Perico. Pidió la ficha expresamente. A las tres manos consiguió doblarse y durante unos minutos estuvo alardeando de ello. No terminó la vuelta, quedando eliminado rápidamente ¡!!.

Pablo Rojas (Pableras), sí­, el actor, estaba desesperado en el CEP. Por mucha concentración que le poní­a no habí­a manera. No se lo explicaba. Estaba desquiciado hasta el punto que decidió en una pausa salir a ducharse y cambiarse de ropa. Y ¿qué encontró casualmente en uno de los bolsillos del pantalón?

Sí­. La tiró al suelo.

Las fichas de Periquillo empezaban a ser odiadas, pero también perseguidas y queridas ¡!! ¿Por qué? ¿Somos masocas acaso?

Hubo una excepción. El HU protagonizado por Ricard (conejo) y Santi Torres (Azartia). El bueno del conejo se atrevió a jugarlo con la ficha de Periquillo y… ganó ¡!!. Es una excepción, sí­, sí­. Pero claro, hay que tener en cuenta que era contra Santi :_)

La Toja, también Diciembre, una semana después. A mitad de torneo, Perico reparte fichas a dos jugadores que están en mi mesa. La reciben ilusionados, les gusta. Desconocen su leyenda maldita. Ambos tienen stacks por encima de la media… Duran una vuelta ¡!! Eliminados.

Han pasado 3 meses desde entonces. Quien sabe los disgustos anónimos que esas fichas habrán causado entre sus poseedores. Alguna excepción habrá habido claro, pero eso es simplemente el factor suerte, porque Odds no hay.

Recientemente en el satélite para el CEP en Barcelona se me ocurrió el reto de jugar de nuevo con la ficha. Pensé que no hay mal que cien años dure, sí­. Qué tonto, ja.

En el segundo nivel me revientan ases. Dos manos después tengo reyes y me pinchan dobles. Hay un momento en que Perico y yo coincidimos en la misma mesa. Entre él y yo hay un hueco y llega un nuevo jugador. Una vez sentado observa que Perico y yo tenemos una ficha protectora de cartas muy chula (porque hay que reconocer que la ficha de Periquillo es preciosa, logo incluido). Durante unos minutos va girando la cabeza a uno y otro lado, y en su mirada se descubre curiosidad. Finalmente Perico se la ofrece y la acepta encantado. La toca, la coloca en la mesa, en sus cartas. Parece feliz el tí­o.

Tres manos, tres. Eso es lo que duró :_) Yo tampoco duré mucho más.

Ah, ¿estáis esperando que os cuente qué pasó en el desafí­o sexual? ¿Con las dos fichas en la cama?

Todo empezó bien y…

No cabe… el editor me ha pedido que recorte el artí­culo porque es demasiado largo. Y dice que esto ya no es póquer. Le he dicho que podrí­a ser interesante, que podrí­a resolver algunos problemas. No sé, estamos negociándolo…

Anexo 1: He iniciado estudios del resultado online colocando 1 ficha de Periquillo en determinados sitios de la mesa o teclado. Podéis practicar y enviarme vuestras anécdotas y lo ocurrido a macolis@ono.com

Anexo 2: He preferido no hacer comentarios sobre el resto de artilugios que ilustran la primera foto de las fichas de Periquillo… por motivos obvios. La segunda está sacada en su propio estudio _:)

Anexo 3: Quien todaví­a no haya leí­do el artí­culo del café «El Secreto» o «Amor y póquer» ahora tiene otra oportunidad pinchando en el siguiente enlace , donde aparecen todos mis artí­culos.

Artículo anteriorEsta noche comienza el Dia 1A de la Etapa#3 de la Liga 888 Poker La Toja
Artículo siguientePokerStars EPT Snowfest: hoy la mesa final