Inicio Articulos La ludopatía

La ludopatía

14

¿Qué es la ludopatí­a?

Desde la APA, este trastorno se encuadraba en los trastornos del control de impulsos no clasificados en otras categorí­as y se describí­a como una conducta de juego inadaptada, persistente y recurrente, que alteraba la continuidad de la vida personal, familiar o profesional. Por ejemplo, una temporada jugando más de dos o tres veces por semana a juegos como las tragaperras, bingos o casinos, supone alrededor del 98% de las demandas de atención que se reciben en los grupos de ayuda.

Caracterí­sticas

Se da con facilidad que se mantiene la preocupación por no ser descubierto, el deseo o la necesidad de recuperar, de quitarle importancia al problema, de poder con la máquina, con otros jugadores o con los beneficiarios de la actividad, y el convencimiento de que uno puede controlarlo o dejarlo cuando quiera, con las mismas estrategias de cerrarse en sí­ mismo que lo han culpabilizado y avergonzado. Todo ello mantendrá al jugador en la estructura adictiva que ha ido desarrollando a nivel psicológico.

Será más fácil que el jugador se descubra por insolvencia, acumulación de deudas, desesperación o a veces por casualidad, que no que pueda pensar y actuar de manera eficaz frente el trastorno

¿A quién afecta?

Es muy fácil pensar y compartir las conductas y los prejuicios sociales, atribuir a lo vicioso o débil que es la persona enganchada. Por muy culpable y hundida que se sienta debe entender que el proceso de adicción al juego es un proceso de aprendizaje imperceptible y complejo, en el cual caen ciudadanos de gran voluntad, mérito e inteligencia.

Testimonios Reales

«Hola a todos, encontré esta web por casualidad. soy chileno y vivo en Santiago. Dí­a por medio recorro 120 km. para ir al casino a jugar al poker. Mientras mi negocio va mal, creo que podré recuperar lo que no gano con él jugando en el casino. A veces me emborracho y las apuestas aumentan. Mientras tanto, las finanzas siguen peor y mi mujer me tiene tanta paciencia. Creo que de verdad me ama. Me he propuesto terminar con el juego, pero siempre regreso convecido de que ese será mi dí­a y recuperaré todo lo que he perdido. Espero poder salir de esto y pasar frente al casino sin deseo de jugar. Además, no quiero perder mi casa y familia y creo que me estoy hundiendo…».

«En primer lugar, bienvenido. Por lo que dices, está claro que ya has caí­do en los tentáculos de este «pulpo» que es la ludopatí­a y del cual es muy difí­cil escapar. De lo que sí­ estoy seguro es que cuanto más dejamos que nos enrede más difí­cil es librarse de él. Por eso, y basándome en mis propias experiencias, he de decirte que todas esas fantasí­as que nos invaden (que si una buena racha, que si hoy es mi dí­a, qué más me da hundirme un poco más si ya no sé cómo voy a solucionar el problema que tengo, etc.) no son más que las armas que utiliza dicho pulpo para agarrarte más y más. Aun en el supuesto de que a nivel económico te solucionase eventualmente algún problema, en realidad, lo que está haciendo es atraparte más. Yo no voy a darte ningún consejo, pero si he de decirte que por muchos problemas económicos que tengas y que por mucho que puedas perder, eso no es nada comparado con lo que en realidad este pulpo quiere quitarte: la dignidad, la libertad, la familia, los amigos y, en definitiva, la vida. Ánimo, amigo, y medita».

«En mi caso, llevo jugando más de 3 años pero solo hace cosa de un año que me metí­ en un casino online, cuando me regalaron 10 euros para probar. En seguida me fue bien apostando al rojo y al negro y para sacar el dinero tuve que meter otros 120. Entonces al querer sacarlos me dijeron que tenia que jugar 10 veces el bono que me habian dado de 10 en juegos válidos (la ruleta no valí­a). Así­ que cogí­ y empecé a meter en las tragaperras hasta que metí­ 100 veces y….habí­a triplicado lo que tení­a. Total, habí­a ganado de chiripa. Así­ que decidí­ sacarlo todo y quedarme con 50 para probar (ese fue mi error). Me jugué los 50 y en una mala racha me fundí­ todo y todo lo que habí­a sacado. ¿Por qué si ya lo habí­a sacado? Porque un truco de los casinos online es que tardan 15 dias en mandarte el dinero y puedes pedir que te lo devuelvan en todo momento. También hay páginas que te dicen cómo ganar, páginas que parecen de particulares, pero que al 100% son de los casinos. Ellos te aseguran que ganan y te confunden. Hay mil y una cosas que enganchan en los casinos online, como la rapidez, la disponibilidad de dinero o la inmensa cantidad de juegos.

Diagnóstico

Hoy en dí­a todo el mundo reconoce el aspecto adictivo del alcohol, principalmente por el carácter quí­mico que conlleva y por la naturaleza del problema que es similar a la de otras adicciones. Denominando a estas drogodependencias con todo lo que conlleva cientí­fico y socialmente, no ocurriendo lo mismo con otras, que por no poseer ese aspecto exoquí­mico, se olvida su naturaleza adictiva, atribuyendo la causa de las mismas al aspecto impulsivo-compulsivo, con la dificultad que conlleva su conocimiento.

Casi siempre son situaciones que se prolongan en el tiempo, porque el jugador patológico raramente reconoce serlo. Muestra tendencia a mentir incluso a los seres más próximos, a endeudarse para saldar deudas de juego y así­ poder jugar nuevamente para eliminar la nueva deuda contraí­da, aunque manifiesta que todo se solucionará enseguida, cuando llegue la «racha buena».

Según el DSM-IV el diagnóstico de ludopatí­a se establece cuando se cumplen al menos cuatro de las condiciones o caracterí­sticas siguientes:

1. Frecuente y creciente preocupación por el juego o por obtener dinero para jugar, con tendencia a rememorar experiencias lúdicas del pasado y a planear nuevas actividades.

2. Jugar con frecuencia mayor cantidad de dinero o por un periodo de tiempo más largo en relación con lo previsto.

3. Necesidad de incrementar el volumen o la frecuencia de las apuestas para conseguir la excitación deseada.

4. Intranquilidad e irritabilidad en caso de no poder jugar o al intentar reducir o dejar el juego.

5. Pérdidas repetidas de dinero debidas al juego y reiteración en la conducta de juego con el propósito de recuperar las pérdidas.

6. Repetidos esfuerzos infructuosos por abandonar o reducir el juego.

7. Aumento de la conducta de juego ante dificultades psicológicas o sociales.

8. Sacrificio de obligaciones familiares, sociales u ocupacionales para poder jugar.

9. Persistencia en el juego (incapacidad de abstención) a pesar de la imposibilidad de pagar las deudas crecientes o a pasar de otros problemas significativos (sociales, ocupacionales, legales), que la persona sabe que son incrementados por el juego.

Indicadores que descubren un problema de adicción al juego

La Asociación Americana de Psiquiatrí­a indicó en 1995 que hay juego patológico cuando se dan al menos cinco de estas circunstancias:

1. Preocupación por el juego (por ejemplo, idear formas de conseguir dinero para jugar.

2. Necesidad de jugar con cantidades crecientes de dinero para conseguir el grado de excitación deseado.

3. Fracaso repetido de los esfuerzos para controlar, interrumpir o detener el juego.

4. Inquietud o irritabilidad cuando se intenta interrumpir o detener el juego.

5. El juego se utiliza como estrategia para escapar de los problemas.

6. Después de perder dinero en el juego, se vuelve a jugar para intentar recuperarlo.

7. Se engaña a los miembros de la familia, terapeutas u otras personas para ocultar el grado de implicación en el juego.

8. Se cometen actos ilegales como falsificaciones, fraude, robo o abusos de confianza para financiar el juego.

9. Se han puesto en riesgo o perdido relaciones interpersonales significativas, trabajo u oportunidades profesionales por causa del juego.

10. Se confí­a en que los demás proporcionen dinero que alivie la situación financiera causada por el juego.

Fuentes:
www.cop.es
www.ludopatia.org
www.revista.consumer.es

Artículo anteriorEl juego online: entre el ocio y el negocio
Artículo siguienteInterfaces