Inicio Jugadores de poker Liv Boeree: »En 2013 he tocado fondo»

Liv Boeree: »En 2013 he tocado fondo»

129

El año pasado fue bueno para algunos y malo para otros, pero para Liv Boeree fue sencillamente horrible. «En 2013 he tocado fondo», ha dicho la Team Pro de PokerStars. Si es así­, tocar fondo y ser consciente de ello no tiene que ser tan malo como parece. A partir de ahora, sólo se puede mejorar.

Las ganancias en torneos en vivo de la británica son de 2.281.099$, pero el año pasado no sumó más que 6 pinchazos menores por valor de unos pí­rricos 51.189$, y eso que se jugó casi todo los grandes torneos del panorama internacional.

«Nunca habí­a pensado en vivir una época tan terrible. Soy demasiado crí­tica conmigo misma y probablemente siga siéndolo en el futuro. Tengo unas expectativas muy altas y en un perí­odo tan negro como éste, eso significa mucha presión para mí­».

Tanta presión no es buena y acaba generando un estrés y una mentalidad autodestructiva que te pueden hacer perder la pasión por el poker.

«Es una lástima, porque me gusta mucho jugar al poker y en algunos momentos he perdido la capacidad de disfrutar de toda la belleza que me puede ofrecer».

De todas maneras, Liv está demostrando su fortaleza y parece que de momento está gestionando bien esa presión en este 2014. Está jugando el Main Event de la PCA y ya está en el Dí­a 3, en la media, con un stack de 135.700 puntos. Quedan 215 jugadores y 151 de ellos pasarán por caja.

«Trato de jugar de una manera más relajada, sin miedo a hacer algo estúpido, porque de lo contrario no se puede disfrutar de lo que se hace».

Su objetivo para 2014 es seguir trabajando para mejorar como jugadora, lo cual tiene mérito, porque estando constantemente bajo los focos y siendo uno de los principales puntos de atención de los aficionados es muy fácil relajarse y descuidar el estudio.

Por otro lado, no le faltan buenos maestros de los que aprender. Cada vez se la ve más cercana a la comunidad de jugadores alemanes, la auténtica sensación del poker mundial. A ver si le cuentan un par de secretillos y Liv puede ponerlos en práctica en las mesas.

Artículo anterior¿Quién dice que Phil Ivey esté arruinado?
Artículo siguienteEl domingo a mitad de precio