Inicio World Series of Poker (WSOP) Lecciones que puede sacar Fernando de los anteriores shortstacks entre los November...

Lecciones que puede sacar Fernando de los anteriores shortstacks entre los November Nine

70

La mesa final del Main Event de las WSOP ya está aquí­.

Tras largos meses de espera, al fin vamos a poder ver a Fernando Pons intentar sacar el máximo provecho posible de las seis ciegas que le quedan.

La primera idea, lógica, es pensar que Fernando lo tiene todo en contra. De principio, ya en la primera ronda, lo normal serí­a que tocara poner el cuello en la guillotina con un 40%-60% de quedar eliminado, y con eso solo logrará adelantar a Jerry Wong y ponerse a una doblada del séptimo puesto.

Parece una posición desesperada, pero si echamos la vista atrás, podemos comprobar que a los shortstack de los November Nine les gusta rascar algo de dinero al ICM.

La idea de los November Nine se puso en práctica por primera vez en 2008. Pons ha tenido, por tanto, ocho precedentes en el puesto de farolillo rojo. ¿Y cuál dirí­as que ha sido el puesto final más repetido?¿el 9º? ¡No, el 8º!.

Puede parecer poca mejora, pero traducido a dólares se convierte en 100.000$, que bien ricos son. Por otro lado, si bien el dato de que el shortstack solo ha acabado último dos veces es esperanzador, lo máximo que ha llegado a lograr un shortstack es un quinto puesto, el de Jeremy Ausmus en 2012.

2008 Kelly Kim (2.620.000), 8º

Kim ganó la primera mano robando las ciegas desde el botón. No se volvió a mover hasta la mano 35, se dobló con KK con menos de tres ciegas en su stack. Luego empató AK contra AK y acabó eliminado poniendo la ciega en la mano 53, justo después de subir un puesto con la eliminación de Craig Marquis.

2009 James Akenhead (6.800.000), 9º

Akenhead no estuvo all-in hasta la mano 44. En la segunda mano que pusheaba directamente en esa órbita, la SB le hizo call y la BB se aisló, por lo que no se jugaba una doblada, sino triplicarse..Llevaba KQ contra AK, y la dama no apareció hasta el river.

Nadie quedó eliminado hasta la mano 59, la última que jugó Akenhead en aquella edición, así­ que no le valió de nada.

2010 Jason Senti (7.625.000), 7º

Senti empezó yendo all-in seis veces en tres órbitas. La cuarta empezó con la eliminación del Soi Nguyen, y Senti decidió intentar asegurar un nuevo salto de premios. No se movió hasta que cayó Matt Jarvis.

Luego volvió a ir pusheando manos de cara hasta que se dobló contra Joseph Cheong en el primer call que le hicieron en toda la noche. La segunda no tendrí­a tanta suerte. Las fichas le duraron 116 manos.

2011 Sam Holden (12.375.000), 9º

Holden tení­a bastantes puntos, y no tení­a necesidad de ir all-in de cara. Jugó 51 manos hasta que metió el stack preflop con sasj contra el hack de Ben Lamb,que le eliminó.

2012 Jeremy Ausmus (9.805.000), 5º

Ausmus supo ir robando ciegas y botes pequeños aquí­ y allá en una mesa en la que habí­a acción preflop pero ningún all-in. Las batallas de raises acababan en fold, hasta la salida de Steve Gee en la mano 31.

Se mantuvo sobre los 10.000.000 de puntos hasta la mano 60, en la que ganó muchas fichas con un 4bet all-in que no le pagaron.

Jugó 129 manos y no llegó a doblarse ni una sola vez, pero sí­ que ganó fichas con otras maniobras y consiguió el mejor resultado de un shortstack en noviembre.

2013 David Benefield (6.375.000), 8º

El poker ha evolucionado mucho desde la pasada década. Ya en 2013, el call al shove del shortstack era más ligerito, y Benefield acabó all-in en la mano 12 con sks9 contra hkdj. Le salvaron las picas, pero estas no aparecieron en la mano 38 cuando intentó rerrobar con sks2 contra una apertura en early y Jay Farber despertó en la ciega con cadk.

Menos mal que Mark Newhouse ya se habí­a ido a la calle antes y Benefield pudo cobrar un saltito de premios.

2014 Bruno Politano (12.125.000), 8º

Los stacks estaban bastante igualados y Politano y su raí­l estuvieron entreteniendo la mesa 100 manos mientras nosotros estábamos más atento a Andoni Larrabe.

Politano perdió un flip que le hubiera puesto en sexta posición. De nuevo, se le adelantó Mark Newhouse, dos mesas finales y dos novenos puestos consecutivos.

Cabe destacar que en las primeras órbitas se puso como shortstack Martin Jacobson, que acabarí­a ganando el torneo.

2015 Federico Butteroni (6.200.000), 8º

El italiano es la referencia más cercana, y empezó en una situación similar a la que se va a encontrar Fernando. La única diferencia era que habí­a otro stack muy corto, Patrick Chan, que se inmoló en la segunda mano pagando en SB con KQ un shove desde el botón, que llevaba A4.

A Butteroni tampoco le pagaron el primer all-in, algo que no ha pasado en ninguna mesa final de la era November Nine, y estiró su ministack 35 manos. Esperó hasta tener hacj para intentar rerrobar contra early, pero el rango de apertura en este tipo de mesas es fuerte y McKeehen le pagó con sask.

¿Qué puede aprender Fernando de todo esto?

Que no tiene por qué esperar a una mano decente para empezar a ir all-in. Una mano limpia en una posición relativamente tardí­a es suficiente, puesto que se ha venido demostrando que no se paga con tanta alegrí­a en las primeras órbitas.

Hay pocas probabilidades de que alguien se arriesgue a moverse hasta ver qué pasa con él, así­ que blindearse a la espera de un salto de premios no tiene mucho sentido.

Los shortstacks que consiguieron doblarse optaron por una estrategia conservadora para las siguientes órbitas, pero a todos les salió mal. Una vez doblado, espero que Pons intente robar puntos con soltura o incluso busque una segunda doblada que le meta de lleno en la partida.

Y sobre todo, que empezar el último no significa obligatoriamente quedar el último. Hay mucho camino por delante, y si hay que tomar un referente, que sea el de Martin Jacobson, que estuvo noveno durante varias horas en su mesa final y acabó ganando el brazalete.

¡Suerte y valor, Fernando!

Todas las fotos empleadas en este artí­culo provienen de PokerNews y las WSOP, medios oficiales del torneo, excepto la de Jeremy Ausmus, que es de Pokerlistings.

Artículo anterior¡La GPL ya tiene playoffs!
Artículo siguienteNo te pierdas el día más importante de la carrera de Fernando Pons