Inicio Actualidad de poker Las Triton Series proponen un nuevo destino para los High Rollers, Bali

Las Triton Series proponen un nuevo destino para los High Rollers, Bali

Las Triton Series ponen fin a sus dos años y medio de confinamiento con la presentación de un nuevo y exótico destino para el primero sde sus festivales de 2022, Bali, en Indonesia.

517

Las Triton Series han sido un buen reflejo de la rigidez con la que la cultura asiática ha encarado el reto sanitario de la pandemia.

A pesas de que sus carísimos torneos raramente superan la centena de participantes, el circuito de High Rollers fundado por los hombres fuertes del círculo de póker más elitista de Macau se ha mantenido clausurado a cal y canto a lo largo de 2021, mientras que otras marcas de reconocido prestigio, como las WSOP o el WPT han organizado reuniones multitudinarias.

Afortunadamente, este año no terminará sin noticias de las Triton Series, que han hecho el anuncio oficial de su retorno para la temporada que viene.

Richard Yong y Paul Phua empiezan fuertes el 2022, con un festival de 11 eventos que se celebrará a finales de febrero en un nuevo destino, inédito en el circuito internacional.

La propuesta también contiene novedades en el precio del póker que ofrecen las Triton Poker Series.

Los torneos más económicos pasan a ser de 30.000$ de buy-in. Los siguientes niveles de entradas serán de 40.000$, 60.000$ y 100.000$, quedando reservado el buy-in más caro, 200.000$, para los eventos principales de NLHE y Short Deck.

Otra particularidad llamativa de las Triton SHR Series Bali será la división del festival en dos fases en virtud de los formatos en juego.

Los eventos de No Limit Hold’em, cinco en total, se disputarán en sucesión, del 17 al 23 de febrero, tercer día y final del Main Event.

Entre los día 23 y 24 de febrero se disputará un único torneo de PLO, de 40.000$ de buy-in, que servirá de nexo con el siguiente lote de cinco eventos consecutivos que se disputarán bajo la modalidad Short Deck.

Este cambio en particular genera bastante incertidumbre. Uno de los atractivos de las Triton Series era su capacidad para aunar los intereses de los habituales de los circuitos de High Rollers y la de los jugadores recreacionales que preferían la acción del Short Deck.

Ahora, esos dos colectivos perderán muchas posibilidades de interactuar. En anteriores citas, se había producido un pequeño trasvase de jugadores entre ambas modalidades, casi forzado por el interés en aprovechar los días muertos entre torneos de uno u otro formato, algo que ahora no tendrá por qué darse.

Por otra parte, al condensar los torneos que más interesan a perfiles de jugadores tan diferentes en dos semi-programas mucho más atractivos y menos exigentes con las agendas, puede que se produzca la incorporación de una nueva hornada de jugadores al circuito.

Lo sabremos muy pronto, en el retorno, tras dos años y medio de ausencia, del circuito más caro del mundo.

Artículo anteriorUna serie documental finlandesa pone a Kyllönen y a Antonius frente a las cámaras
Artículo siguienteJuan Pardo (ME) y Lucas Blanco (Championship) jugarán sendas mesas finales en los MILLIONS Online