Inicio Actualidad de poker Las enfermedades alejan a Phil Hellmuth de las WSOP 2022

Las enfermedades alejan a Phil Hellmuth de las WSOP 2022

Hellmuth, que acabó segundo en el WSOP Player of the Year 2021, empezará con mucha desventaja su búsqueda del 17º brazalete. Una inoportuna diarrea y ahora el COVID le tiene encerrado en casa.

104

Las World Series of Poker 2022 han cumplido su primera semana, y han dado comienzo ya uno de cada seis torneos del programa. Sin embargo, Phil Hellmuth todavía no ha salido a la palestra.

Obsesionado con la reputación y con enriquecer su legado, Hellmuth es el más obsesivo de los cazadores de brazaletes. A Phil, que gusta de llamarse a sí mismo el mejor jugador de Hold’em de la historia, no le importó invertir cientos de miles de dólares en buy-ins para intentar alcanzar el nivel que le permite, hoy en día, pelear por cualquier tipo de torneo en las WSOP, en cualquier formato.

Hellmuth tiene ya 16 pulseras, una colección que arrancó en 1989. La primera que consiguió en un formato que no fuera Hold’m no llegó hasta 2012, en un torneo de Razz. Desde entonces, ha ganado un Championship más de Razz y un torneo de NL 2-7 Lowball Draw, el que hizo su número 16º, que data del 15 de octubre del año pasado.

Conocimos el salón de baile del casino Paris junto a él, cuando fue a revisar el nuevo escenario en el que engrandecer su leyenda, ansioso por volver a ser el centro de atención. Sin embargo, Hellmuth ha sido el mayor ausente de las WSOP 2022.

No ha sido por voluntad propia.

Diversos problemas de salud le han permitido jugar tan solo dos de los 15 torneos que han empezado en esta edición del festival, y le van a hacer perderse bastantes más.

Todo empezó en un viaje a México. Phil se trajo de contrabando un agudo caso de «diarrea del viajero«, que le convirtió en objeto de no pocas chanzas en la apertura del festival.

La siguiente «enfermedad» de la que Phil mostró síntomas fue la que siente por su equipo de baloncesto preferido, los Golden State Warriors. El equipo de Stephen Curry se clasificó para la final de la NBA y Phil recibió la invitación de los dueños del equipo para asistir al primer partido de la eliminatoria. Otro día sin WSOP.

Tal y como prometió, el viernes jugó su primer torneo, el Evento #7 1.500$ Omaha 8 or Better, y lo hizo a pesar de sufrir una un ligera arritmia que le sobreviene de vez en cuando desde hace unos cuantos años. Entró en los puestos premiados, mejorando la plusmarca de cajas en el festival, también en su poder, a 179.

Phil también llegó al día 2 del Evento #10: 10.000$ Dealers Choice 6-Handed Championship, pero no consiguió ningún resultado destacable. Estaba dispuesto a convertirse de nuevo en parte del mobiliario del salón de juego de las WSOP, una presencia constante en el festival, pero llegó un nuevo revés sanitario.

Así es. Positivo en COVID.  Un anuncio muy de su estilo, cargado de humildad («pensé que quizá era inmune»), en el que lamenta que por culpa del COVID se le vaya a escapar la que él creía que era su mejor oportunidad para ganar un brazalete en esta edición, el Championship de Omaha 8 or Better, un formato en el que, por cierto, nunca ha ganado en las WSOP. Pero él sabrá.

«Cuando pueda volver, no estaré muy subido. Difícil ir de gallito cuando me quedan por delante dos o tres semanas de recuperación«, comentó Phil en otro tuit.

Se van a hacer raras unas WSOP sin Hellmuth, pero seguro que nos resarce con alguna de las suyas. ¿Se vestirá de médico para el Main Event?

Artículo anteriorDía de resaca en PokerStars, con 20 victorias españolas en los torneos regulares
Artículo siguienteJuan Domínguez regresa a los Super Million$ ante la atenta mirada de Chris Moneymaker