Inicio Actualidad de poker Lander Lijó abrió el grifo de las esencias en el Bounty Hunters...

Lander Lijó abrió el grifo de las esencias en el Bounty Hunters HR de GGPoker

Lander Lijó, Javier Rodríguez and Juan Pardo tuvieron oportunidad de subirse al podio en la sesión del miércoles, y fue el vasco el que mejor resultados sacó de ello.

627
Lander Lijo

El de ayer ha sido un miércoles más intenso de lo habitual en las .com, al menos para los jugadores españoles. El concepto de comunidad es algo que tienen muy asimilado, y cuando uno decide saltar al ruedo, allí le van detrás unos cuantos compañeros.

El MVP de las esión fue Lander Lijó, que se conecta a GGPoker con el nick «TaPWateR» (agua del grifo). En el lobby asiático, a los torneos que les toca un poquito de cariño esta semana son los Bounty Hunters. Todos los días hay un torneo de 525$ que se basa en stack profundos, y Lander lo incluyó en su selección.

Se presentaron 630 jugadores , que tardaron nueve horas en decidir un ganador. Lijó formó parte del jurado hasta que restaba tan solo un posible rival a condenar, el brasileño Andre Marques, que tenía el mimso interés en que el siguiente señalado fuera el vasco. Se escpaó el heads-up, y con él un último bounty que hubiera dado un serio empujón al premio de 23.843$ que se llevó Lander.

Javi Fernández diversificó esfuerzos, empezando por un tercer puesto en el Bounty Builder HR 530$ que le reportó los primeros 7.074$ de la noche.

Pero el pinchazo más llamativo de su sesión llegó también en GGPoker, en el Bounty Forty Stack 444$. Javier se las apañó de alguna manera para que su premio por derrotar a 116 jugadores creciera desde los 3.547$ estimados para la primera plaza a un total de 11.117$. Todo a base de enviar rivales a cenar.

Aún hubo un tercer integrante de la partida de caza que anduvo merodeando por la parrilla del operador asiático que alcanzó un podio.

La pena fue que el buy-in del Bounty Warm-Up 250$ no permitió demasiado alegrías con la bolsa (256 registros) y que el escalón que esperaba a Juan Pardo fuera el tercero. No obstante, las diferencias de premios en la clasificación no eran insalvables, y la pericia de Juan a la hora de eliminar jugadores le permitió cobrar más que el segundo, 5.927$.

Bien hecho, señores.