Inicio European Poker Tour (EPT) Kevin Schulz gana el Main Event de la PCA

Kevin Schulz gana el Main Event de la PCA

19

Kevin Schulz se ha proclamado campeón del Main Event de la PokerStars Caribbean Adventure.

El jugador estadounidense ha conseguido un premio de 1.491.580$, el mayor de su carrera.

Hasta ayer, el de Chicago sumaba 467.654$ en premios en torneos en vivo y su mejor resultado habí­a sido un 4.º puesto en el Event#50 de las WSOP 2012. En 2014 únicamente pinchó 480$ en un torneo del Sands Deepstack Extravaganza de Bethlehem, por lo que empezar así­ 2015 habrá sido para él mucho más que una gran alegrí­a. Schulz vive en México, desde donde juega online. En breve tendrá que buscarse un nuevo hogar, ya que la regulación está a punto de llegar a dicho paí­s.

El torneo tuvo un field de 816 participantes y un prize pool de 7.915.200$.

Los españoles mejor clasificados fueron Diego Gómez (59.º, 24.140$) y David López (69.º, 24.140$).

La jornada no fue especialmente larga. En apenas 6 horas se resolvió el torneo. El Dí­a 6 de competición comenzó con 6 jugadores en liza. Y en la 5.ª mano, el número de participantes se redujo a 5. El estadounidense Rami Boukai (6.º) pusheó con c3s3 y el alemán Niklas Hambitzer le pagó con casq. Los demás jugadores foldearon. El teutón ligó un as en el flop, que supuso el final de la participación del norteamericano: hah7s6s5c6.

Comenzado el nivel 30, Diego Ventura protagonizó la anécdota escatológica de la jornada, ya que tuvo un apretón y en medio de una mano se fue al servicio sin haber foldeado su mano. Recibió una penalización de dos manos sin jugar.

La siguiente eliminación tardó 40 manos en llegar. Fue un cooler en toda regla. Juan Martí­n Pastor abrió preflop con cadk. Kevin Schulz le 3beteó con hada. Y Pastor le pusheó. Schulz hizo un happy call. Las cartas comunes no le salvaron el cuello a Juan Martí­n Pastor (5.º): sksjc4s4sa.

Ya en el nivel 31 se produjo la despedida del alemán Niklas Hambitzer (4.º), en la mano #82. Diego Ventura subió preflop con cqst. Kevin Schulz 3beteó con sqs9. Y Hambitzer fue all-in con sadq. Ventura foldeó y Schulz pagó. Y pese a tener la mano dominada, ligó trips provocando la eliminación del germano: d9c7h3c9c6. Schulz se puso con 16,5m de puntos, más del doble de la suma de los stacks de sus dos rivales.

Y aún se puso más «gordo» tras eliminar a su compatriota Chance Kornuth (3.º). Fue en la mano #105. Kornuth fue all-in con dad8 y Schulz le pagó con otra mano dominada, has4. El board fue generoso con él, ya que le dio una escalera runner-runner: sadjc5h3s2.

Schulz comenzó el HU con una ventaja enorme respecto a Diego Ventura (19,4m vs 5m de puntos).

Pese a su escasa experiencia en vivo (hasta ayer, Ventura solo contaba en su palmarés con un pinchazo de 1.043$ en la Barcelona Poker Cup 2014), el peruano presentó batalla. En 20 manos logró subir su stack a los 9 millones. Pero justo ahí­ se frenó su progresión. Schulz empezó a erosionar su stack y acabó ganando el torneo en la mano #143 de la sesión.

Schulz limpeó desde el botón con hkd3. Ventura pasó con hth4. El flop fue dqd6h4. Ventura pasó con su bottom pair y luego pagó la apuesta de Schulz. El turn le dio top pair al norteamericano: ck. Ventura repitió su maniobra del check para call. El river fue el c6. Ventura pasó. Schulz apostó y el peruano le respondió con un all-in. Schulz se lo pensó durante un par de minutos y acabó pagando. Así­, Diego Ventura quedó eliminado (2.º) y Kevin Schulz logró la victoria.

Estos son los premios que se llevaron los componentes de la mesa final oficial del torneo:

  1. Kevin Schulz: 1.491.580$.
  2. Diego Ventura: 907.080$.
  3. Chance Kornuth: 641.140$.
  4. Niklas Hambitzer: 482.820$.
  5. Juan Martí­n Pastor: 380.720$.
  6. Rami Boukai: 285.740$.
  7. Pratyush Buddiga: 203.420$.
  8. Dylan Linde: 140.900$.

La próxima parada del European Poker Tour comenzará en menos de dos semanas. Será el EPT Deauville, que se disputará del 28 de enero al 7 de febrero.

Artículo anteriorClase gratis de explicación de stats postflop del HM2
Artículo siguienteUn millón para un desconocido: Ilkin Garibli