Inicio Resultados de poker La Federated Sports + Gaming se declara en bancarrota

La Federated Sports + Gaming se declara en bancarrota

99


«Yo esto, lo veía venir…»

 

 El Capítulo 11 de la Ley de Quiebras de Estados Unidos, permite a las empresas con problemas financieros a reorganizarse bajo la protección de la ley.

En este capítulo es al que se ha amparado en las últimas horas Jeffrey Pollack en un comunicado, para justificar el cierre por bancarrota de Federated Sports + Gaming, la empresa «madre» de la Epic Poker League.

El comunicado comienza con algo así como: «No hay forma sencilla de decir esto, pero al finalizar el día de ayer, Federated Sports + Gaming ha presentado un expediente para acogerse al Capítulo 11 de Bancarrota».

La EPL se encuentra todavía en medio de su primera temporada. Su futuro es todavía incierto. De acuerdo a las palabras de Pollack, está previsto que el calendario siga el curso que tenía previsto antes de estos recientes acontecimientos, incluido el freeroll de 1 millón de dólares para los 27 primeros clasificados de la general, aunque a día de hoy no está claro cuándo se celebrará, si es que llega a hacerlo.

Mientras la Federated Sport + Gaming prepara esta reorganización, mantendrá algunas iniciativas, como es el caso del Global Poker Index (GPI), del que os venimos hablando cada semana.

La continuidad, tanto de la EPL como del GPI, vendrán condicionadas por un futurible acuerdo de imagen que FSG consiga con una empresa externa, lo cual se espera que los próximos meses.

Pero echemos un poco la vista atrás y busquemos los orígenes de esta liga. En sus inicios, fue también Annie Duke, hermana de Howard Lederer, quien dirigió la EPL, y como no podía ser de otro modo, Daniel Negreanu, que últimamente ya ha demostrado no tener demasiados pelos en la lengua, mostró su escepticismo sobre quien estaba al frente de la liga (debido a su posible relación con el Black Friday), y su continuidad, dada la precariedad financiera, si ésta no contaba con el respaldo de una sala online. Si a esto, le sumamos que el ganador de su primera prueba, David «Chino» Rheem, estuvo durante varias semanas en el punto de mira de todo el panorama del poker, por sus todavía no demostradas deudas de dinero, tiene como resultado una imagen cuanto menos dudosa de esta liga de nueva creación.

Veremos si el tiempo y las negociaciones van por buen camino, como para que la EPL vuelva con aires renovados, y se consolide en el calendario de torneos de poker. 

Artículo anteriorY al día siguiente, ¿historia confirmada?
Artículo siguientePoker770 absorbe a Chilipoker