Inicio World Series of Poker (WSOP) Jason Mercier: «Pensé que sería fácil seguir en el circuito con un...

Jason Mercier: «Pensé que sería fácil seguir en el circuito con un bebé, pero no lo es»

138

Las World Series of Poker son la gran cita del poker mundial.

Poseen una combinación imbatible: el mejor torneo del mundo, el Main Event; el mejor entorno del mundo, donde se concentran buena parte de las mejores poker rooms del planeta; y la más amplia oferta de torneo de formatos minoritarios, casi los únicos que consiguen un reconocimiento tan codiciado como es un brazalete de las WSOP.

Ese faro guí­a hacia las Vegas a un masivo grupo de jugadores en el que tienen cabida muchos tipos distintos de compormiso con el juego. Encajan tanto el mayor recreacional como el más comprometido de los regs, con un amplio espacio en el medio de ese espectro.

El caso de Jason Mercier puede ser el punto de equilibrio exacto de ese abanico, pues en tiempos era el tí­pico que se jugaba toda la agenda, pero, desde que ha sido padre, el poker ha pasado a un segundo plano. Mejor dicho, a un quinto o sexto plano. Pero de una manera u otra, aunque ha sacrificado su tiempo en las mesas por estar con su familia, las WSOP bien merecen un esfuerzo de conciliación que no está dispuesto a hacer para otros planes.

Mercier ha llegado a las Vegas para el Poker Players Championship, y Cardplayer ha podido charlar con él sobre la dirección actual de su carrera y sus planes tanto para el futuro más inmediato como para su carrera en el poker.

Te convertiste en padre ya hace casi dos años. ¿Cómo ha sido la paternidad para ti?

Es bastante impresionante. Todos los dí­as paso tiempo con mi con mi hijo y busco algo que hacer con él. Es la mejor experiencia que puedo imaginar. Por lo tanto, ha sido bonito apartarse del poker y dedicarles mi tiempo a ellos cuando Natasha necesita mi ayuda con nuestros hijos…. Bueno, nuestro hijo y el que está en camino. Está embarazada de seis meses.

¡Enhorabuena! ¿Cómo has sido capaz de incluir el poker en tu agenda? ¿Has podido equilibrar la paternidad con tu carrera?

Para ser honesto, no lo he hecho. Desde el verano pasado, creo que he jugado menos de 50 horas en total. Jugué algunos torneos en Florida. Fui a las Bahamas y solo me apunté al PSPC de 25k$ y a otro torneo.

Fuera de ahí­, no he jugado mucho. Pensé que serí­a fácil viajar con un niño. Pero no lo es. Estamos tratando de solucionarlo. Nos estamos planteando mudarnos a Las Vegas o algo así­.

¿Entonces, no planeas dejar el poker? ¿Planeas volver a grindear en torneos en un fuuro cercano?

Quiero decir, ahora mismo, soy una especie de jugador a tiempo parcial. Me gusta jugar. Es agradable tomarse un descanso o lo que sea. No me veo dejándolo, pero en mi situación actual, viviendo en Florida y con pocas ganas de viajar, es difí­cil jugar a tiempo completo. Creo que si no tenemos más hijos después de éste, quizá en un par de años podremos empezar a viajar de nuevo, si es que no nos mudamos a Las Vegas directamente.

Regresaste a las WSOP para jugar el Poker Players’ Championship de 50K$ ¿Estaba planeado?

Fue cosa de sincronización. Mi intención era venir aquí­ para todo el festival. Realmente no hicimos planes y surgieron algunas obligaciones en Florida que nos mantuvieron allí­ más tiempo de lo que pensábamos. Al principio, la idea era jugar los dos grandes eventos de PLO que hubo antes del PPC, pero al final llegué justo a tiempo para el 50K$. Es mi evento favorito del año, así­ que me alegro de haber llegado a tiempo.

Es un evento muy prestigioso al que apuntarse después de tanto apartado del poker ¿Te sentiste oxidado o dubitativo en alguna situación, o es como andar en bicicleta?

Lo que más me ha molestado ha sido lo cansado que me sentí­ al final de la noche. No estoy acostumbrado a las sesiones de 12 horas, al menos no recientemente. Y pasar de la zona horaria del este ala del oeste, el apuro para tratar de llegar aquí­, el vuelo y todo eso. Noto muchí­simo jetlag y no he podido dormir bien.

Fuera de eso, jugar es como montar en bicicleta para mí­. Así­ que, no me he sentido anquilosado para nada. Obviamente, no estoy jugando perfecto, pero siento que estoy jugando bien y aguantando.

Dado el tiempo que llevas sin jugar, ¿con qué tipo de expectativas llegas al verano?

Mis expectativas son intentar ganar un brazalete. Algunos de los chicos han ganado el quinto, como Mizrachi, o el sexto, John Hennigan. Así­ que, me gustarí­a ganar el sexto a mí­ también.

Tu mujer Natasha también tiene un gran historial, con un par de apariciones en mesa final en las WSOP y más de $1.2 millones en premios ¿Ha podido ella jugar algo más últimamente?

Aún no ha sido capaz de debutar en estas WSOP. Su madre llega en unos dí­as y nos podrá ayudar con el bebé. Quizá entonces pueda jugar. Sin embargo, no estoy seguro de que sea capaz de apuntarse a demasiados eventos. Requiere reservar muchas horas y mi hijo está muy apegado tanto a ella como a mí­.

Artículo anterior‘atila232’ estrena julio con victoria en la Liga Poker Fighters
Artículo siguienteWSOP día 36: Nabil Cardoso pierde el HU del High Roller Online