Inicio Jugadores de poker Jack Strauss: A chip and a chair

Jack Strauss: A chip and a chair

228

«A chip and a chair» es una frase muy conocida en el mundo del poker. Quiere decir que en el poker todo es posible, que teniendo una sola ficha en un torneo se puede llegar a ganar, eso sí­, con mucha, mucha suerte.

La expresión tiene su origen en un jugador estadounidense llamado Jack «Treetop» Strauss, quien consiguió la victoria en el Main Event de las WSOP® 1982, tras quedarse en un momento determinado con una sola ficha.

Durante el torneo, Strauss perdió un all-in ante un oponente que tení­a más stack que él y se creyó eliminado. Se levantó y empezó a salir del casino. Ya estaba casi en Fremont Street, cuando le avisaron de que no estaba eliminado. No habí­a ido all-in. Habí­a metido todo su stack excepto una ficha de 25 puntos (o de 500 según las versiones), que no habí­a visto porque estaba debajo de una servilleta (o de un periódico, según otros). Strauss consiguió doblarse varias veces, remó lo suyo y finalmente acabó ganando el brazalete, ante gran cantidad de público que se habí­a reunido para ver si culminabla la gesta.

Strauss era un tipo muy peculiar, muy alto, con una frondosa barba pelirroja y el pelo largo y muy rizado. Por eso le llamaban «Treetop» («copa de árbol«).

Nació en Travis (Texas) en 1930, un pequeño pueblo de no más de 60 habitantes.

Tras graduarse en la Universidad, fue profesor durante algunos años hasta que decidió jugar el circuito de poker de Texas-Oklahoma y se hizo gambler de profesión. Y desde entonces, Strauss vivió para jugar y jugó para vivir.

En los años 60 se trasladó de Houston a Las Vegas, donde se ganó la fama de jugador ultra-agresivo especialista en las mesas cortas. Allí­, la vida de este gigante se convirtió en una montaña rusa, alternando dí­as en que le lloví­an los billetes del cielo con otros en que perdí­a hasta la camisa. Mientras tanto, permanecí­a impasible a los ojos de los demás.

Pasó una temporada jugando en Curaí§ao, donde se aficionó a la marihuana. De vuelta a los EE. UU., Strauss fue considerado uno de los mejores jugadores short-handed y un auténtico gambler, que se tiraba horas y horas en las poker rooms, jugando sin parar. Allí­ se hizo amigo inseparable de Stu Ungar, con quien compartí­a muchas aficiones e incluso el estilo de vida.

Hubo un momento en Las Vegas en que se quedó con solo 40$. En lugar de salir corriendo, se los jugó al blackjack y los convirtió en 500$. Después se sentó en una mesa de poker y cerró la sesión con 4.000$. Volvió al blackjack y acabó con 10.000$. Y para redondear la noche, apostó todo a que los Kansas City Chiefs ganaban la Super Bowl y se llevó 20.000$. Todo en menos de 24 horas.

Strauss ganó dos brazaletes de las WSOP®. El primero en 1973, en el 3.000$ Deuce to Seven Draw, que le reportó un premio de 16.500$. No obstante, su logro más significativo fue el segundo, la victoria en el Main Event de las Series de 1982, que le permitió incrementar su banca en 520.000$.

Tras este logro, «Treetop» siguió jugando al poker hasta su muerte, el 17 de agosto de 1988, a los 58 años. Falleció de un ataque al corazón mientras jugaba al poker en el Bicycle Casino de Los Ángeles. Ese mismo año ingresó de forma póstuma en el Poker Hall of Fame.

Artículo anteriorCuatro nuevos finalistas para Rounders10 by bwin.es
Artículo siguiente¿Te gustaría jugar con doblones de oro, rubíes y diamantes en lugar de fichas?