Inicio Articulos Ideas para sacarle valor al Zoom Poker

Ideas para sacarle valor al Zoom Poker

93

Hace algunos años, la aparición de los sistemas de Fast-Fold Poker propició una revolución en el mundo del cash. Yo empecé a practicar esta modalidad en el Rush Poker de FullTiltPoker.com. Después, tras el cierre (y antes de la regulación), me pasé al Zoom de PokerStars.com, donde jugué Texas Hold’em No-Limit y Pot-Limit Omaha.

La velocidad de las decisiones, la disminución de los tiempos de espera y la posibilidad de jugar cantidades enormes de manos en muy poco tiempo son para mí­ grandes alicientes. Por eso, me gusta más jugar en mesas de Zoom que en las mesas normales.

Ambas modalidades tienen importantes diferencias, por lo que no es recomendable utilizar el mismo estilo de juego en ambas. Es mucho mejor adaptarse a sus peculiaridades.

Las mesas de Zoom son, en general, más tight que las normales. La posibilidad de foldear las manos con rapidez hace que los valores medios de VPIP sean inferiores.

Ello hace que haya dos tipos de perfiles de regulares en las mesas.

Por una parte, están los «nits«, que juegan pocas manos y buscan siempre tener mucha ventaja de cartas contra los rangos de los rivales para sacarle valor a su showdown equity.

Y por otra, están los jugadores loose, que tienen como principal objetivo robar el mayor número posible de botes, sin meterse en grandes confrontaciones contra jugadores tight, salvo cuando van muy cargados. Este perfil busca conseguir beneficios fundamentalmente de la steal equity.

Apartes de ambos tipos, también podemos encontrarnos a jugadores con valores intermedios, a los que hay que prestar especial atención, para saber cómo jugarles; y a otros «recreacionales» que pueden tener los datos disparados.

En Zoom es muy importante conocer las caracterí­sticas generales de los rivales, así­ como sus debilidades, para poder adaptar mejor nuestro juego contra ellos.

Otro aspecto importante en las mesas de Zoom es la elección del número de mesas. Si no eres un jugador experto en esta modalidad, no te recomiendo que abras más de 2 a la vez. Si controlas más, 4 serí­a un buen número de mesas simultáneas.

También debes tener cuidado con la duración de las sesiones. El Zoom requiere una actividad mental mayor que las mesas tradicionales. Por ello, en general, no deberí­as hacer sesiones de más de 90 minutos. Para saber cuánto tiempo seguido puedes jugar, debes estar pendiente de tu cansancio. Si empiezas a notarlo y ves que la calidad de tus decisiones está empezando a disminuir o que estás realizando acciones que descansado no harí­as, para. Tómate un descanso mí­nimo de 15 a 20 minutos y entonces, si quieres, vuelve a jugar. No hagas maratones de Zoom. Necesitas concentración y frescura para jugar a tu máximo nivel.

La preparación mental también es importante. En NL Cash tomamos muchas veces decisiones con ligera EV+. Si a ello le sumamos la rapidez de las manos del Zoom, podrí­a suceder que en muy poco tiempo nos viésemos varias cajas abajo. Hasta cierto punto, esto es normal. La varianza puede ser la culpable, o no. De cualquier forma, si circunstancias como esta te afectan, no asumas grandes riesgos en los primeros 10 minutos de la sesión; no adoptes las lí­neas más agresivas. Además, te recomiendo que leas dos grandes libros, La mentalidad del jugador de poker (de Matthew Hilger) y El juego mental del poker (de Jared Tendler). Estoy convencido de que habrá un antes y un después de la lectura de ambos.

Otro aspecto interesante en las mesas de Zoom es la utilización de software, como Holdem Manager 2 o Poker Tracker 4. Disponer del HUD en la mesa es una gran ayuda tanto para hacer la categorización básica de los rivales (como nits, loose, maniacs, calling stations, etc.), como para descubrir esas debilidades que te pueden permitir robar botes y conseguir grandes beneficios en el showdown. El HUD es una herramienta de trabajo que es necesario desarrollar. Puedes empezar por uno simple (como los que tenemos en la EscuelaPoker10) y después utilizar otros más avanzados (también los tenemos en la Escuela), que puedes adaptar según tus gustos y preferencias. Hoy en dí­a, no utilizarlo es una desventaja difí­cil de superar.

En relación con los valores de las stats del HUD, también es preciso tener en consideración que no son la «Biblia». Para tener cierta fiabilidad es necesario que computen un buen número de casos (10 como mí­nimo, mí­nimo). Y además, no debemos fiarnos completamente de los datos que muestran, ya que son valores medios y los datos de base pueden ser muy variables. Por ejemplo, puedes llegar a encontrar un fold a flop continuation bet del 45% y considerar que es un leak. Ciertamente lo es, si tus flop cbets son, por ejemplo, del 60% del bote. No obstante, debes tener en cuenta que dicho valor es genérico y no distingue si el fold es con posición o sin ella. Y aun separando ambos datos (IP y OOP), has de pensar que los valores de fold varí­an mucho en función de la textura de las cartas comunes. En una textura seca, el valor de fold real puede ser un 10% o un 15% superior al que aparece en el HUD; y al revés, en una coordinada, puede ser un 10% o un 15% menor. Para poder hacer buenas lecturas con el HUD es crucial entender la influencia de las texturas sobre los rangos y los comportamientos de los oponentes.

Otro aspecto a considerar es el stack con el que entras a la mesa. Empezar con 40bb o 50bb puede ser una buena opción si no tienes mucha experiencia, no tienes la banca adecuada para jugar con 100bb (mí­nimo 50 cajas) o si tienes una tendencia pasiva (ya que así­ puedes mejorar tu agresividad). En cambio, si eres más experimentado, tienes buenas lecturas de los rivales y dominas el juego post-flop, desde luego, te resultará mucho más rentable jugar con deep stack.

Por último, también es recomendable comprender una tendencia de las .es. En las .com, lograr «non showdown winnings» era más sencillo que en nuestro mercado regulado. Conseguir derribos no costaba tanto como ahora. En las .es, existe una propensión a pagar apuestas con jugadas muy débiles, hasta el final de las manos. Por ello, y especialmente en Zoom, no es recomendable intentar faroles realizando grandes inversiones de dinero. Meter, meter y meter apuestas para buscar folds de los rivales puede llevar a perder mucho dinero ante jugadores que pueden tener un cañón o también aguantar con una simple pareja de doses. Y aparte de la pérdida económica, ello puede tener efectos muy desestabilizadores desde el punto de vista emocional. Por ello, debes tener claro que el juego en Zoom debe orientarse fundamentalmente a las «showdown winnings«.

El Zoom es un gran invento. Tiene muchos atractivos, pero también peligros no demasiado evidentes. No obstante, si te adaptas y trabajas, puede ser una buena fuente de ingresos regulares para ir subiendo niveles o para reinvertirlos en otras disciplinas, como los MTT masivos de grandes premios que organiza PokerStars.

Artículo anteriorBeatriz Rodríguez ‘LADYMARIAN’ no se lo perderá
Artículo siguienteOksana Gerasymenko va a por todas en el CEP Madrid