Inicio Actualidad de poker Hubo remontada imposible en el Evento #5 del U.S. Poker Open, pero...

Hubo remontada imposible en el Evento #5 del U.S. Poker Open, pero no fue la de Boscá

64

Todo lo que pedí­amos para la mesa final del Evento #5 NLHE 10k$ del U.S. Poker Open era suerte para los shortstacks y muchas dobladas. Nuestra intención era transmitirle ánimo y buenos deseos a Vicent Boscá, séptimo y último clasificado al final del dí­a 1.

Los dioses del poker nos brindaron una remontada épica, sí­, pero no se la adjudicaron al representante español.

Vicent llegó al estudio de PokerGO a defender 10bb, y en la primera oportunidad que tuvo para doblarlas cayó eliminado con un proyecto de color fallido como todo valor de showdown (7º, 42.500$).

Su verdugo, Brock Wilson, tampoco fue el agraciado. Como Vicent, estaba corto de fichas al principio de la partida, y necesitaba algo más que eliminar al shortstack para suponer una amenaza para el nuevo chipleader Adam Hendrix. Wilson, que tení­a que defender su ciega de un push directo del bigstack desde el botón recibió la misma mano que usó para eliminar a Boscá, AQ. El flop fue QQ9, pero Hendrix le ligó escalera runner-runner con J8.

Después de cargarse a Frank Funaro, Hendrix tení­a en su poder siete de los 10 millones de puntos de la FT. Joey Weissman se estaba blindeando con 5,5bb; pero le metió un bad beat a Cary Katz, que solo le cubrí­a por 3bb. Hendrix remató al fundador de Poker Central y también le cortó el camino hacia el segundo tí­tulo del festival a Joe McKeehen. El heads-up empezó con unos stacks de 9M contra 1,5M.

Este fue el momento en que los shortstcks empezaron a tener todo de cara, Weissman se dobló dos veces más. que hací­an un total de cinco en la partida, y empezó a comerle fichas a su rival hasta dejarlo en 5bb, pero también habí­a milagros para Hendrix. Un póker alargó la partida, pero al final llegó la puntilla, y de bad beat. Hendrix estaba de nuevo all-in, con AJ, y Weissman oponí­a Q2s como toda resistencia. Las comunitarias salieron del palo de la mano suited y la partida se cerró con un color como mano ganadora.

El siguiente torneo en la agenda es el único programado de 8-Game.

Los juegos mixtos son muy del agrado de los jugadores de high stakes de Estados Unidos, y el registro se cerró en 68 inscripciones.

Habí­a muy pocos jugadores de fuera. Por supuesto, ninguno de los españoles apareció por caja. Solo un par de británicos, Benny Glaser y Stephen Chidwick, el argentino Nacho Barbero y el sueco Erik Sagstrí¶m. El único que sigue en juego es Sagstrí¶m.

Estirando el chicle, para reforzar el equipo foráneo podemos también referirnos al origen canadiense del pro de Las Vegas Daniel Negreanu, que alcanza su primera mesa final del festival y va a poker reeditar delante de las cámaras sus antiguas rencillas en High Stakes Poker contra Eli Elezra. Otro incombustible, Steve Zolotow, se apunta a su tercera FT, un 50% de las que se han confirmado hasta ahora.

Artículo anteriorDansLeTiers gana el Main Event semanal de Winamax
Artículo siguienteJuan Pardo aseguró los 34.234$ del 2º puesto en el Evento #6 de la HRWeek de GGPoker