Inicio Actualidad de poker HighStakesdb elimina la privacidad de las cuentas y muestra todos sus datos

HighStakesdb elimina la privacidad de las cuentas y muestra todos sus datos

92

La página de referencia en la recogida de datos sobre los niveles más altos del poker online, HighStakesdb, ha retirado todos los filtros de privacidad y permite ahora el acceso indiscriminado a su amplia base de datos.

Hasta hace apenas unos dí­as, los jugadores cuyas cuentas aparecí­an en la página podí­an solicitar que sus datos no fueran públicos, y, en ese caso, solo se podí­a acceder a las sesiones jugadas en los últimos siete dí­as. Cualquier tipo de recopilación posterior, por ejemplo los datos mensuales, anuales o la gráfica histórica, quedaban ocultos para el público.

Desde luego, la idea detrás de esta trasparencia es realzar el atractivo de la página y aumentar su visibilidad. Los aficionados de las high stakes deben estar dándose un festí­n comprobando el grado de acierto de sus sospechas sobre quiénes son los grandes ganadores y perdedores en los nosebleeds.

Si te preguntas por qué no se hací­a antes, lo mejor es que repasemos un poquito la historia del poker online, pues para dar una respuesta hay que establecer un trasfondo que incluye implicaciones legales y una lí­nea temporal que afecta a todos los actores de las high stakes.

A principios de la pasada década, algunas personas con evidente maña informática se dieron cuenta de que habí­a un mercado para el uso de programas estadí­sticos asociados al poker online. La empresa que programó el primer software de ayuda, PokerTracker, inició su andadura en 2001. Este software aprovecha una de las funciones que las salas de poker ofrecen a sus clientes, la posibilidad de consultar sus historiales de manos. Como todas las manos comparten una misma estructura lógica y notación, se puede crear un parser, un programa que lea esas manos y extraiga los datos sobre todas las acciones que toma en cada mano un nick particular, creando las bases de datos que luego se exponen en la pantalla mediante un HUD (Heads-Up Display). Además, como esa información se ofrece en tiempo real, podí­an capturar todas las manos que se jugaran en una mesa abierta en el cliente, aunque el jugador no estuviera sentado en ella.

En la prehistoria del poker, los pocos jugadores que comprendí­an el valor de conocer las estadí­sticas de los rivales utilizaban los trackers para recoger los datos por su cuenta y riesgo. Era práctica habitual dejar encendido el ordenador por la noche con el tracker en funcionamiento, la sala abierta y las mesas de tu nivel accesibles en modo espectador para ir completando el retrato de la oposición que te ibas a encontrar en las mesas.

Con el boom del poker online, no tardó mucho en generarse un negocio alrededor de esta información. Las bases de datos de los jugadores que cambiaban de nivel quedaban obsoletas de inmediato, y recopilar manos sobre los nuevos rivales era un proceso lento y costoso, en tiempo y dinero. Surgieron páginas que vendí­an paquetes de cientos de miles de manos a un precio que era muy asequible para ciertos niveles, y que rellenaban los HUDs de datos invaluables para los que los sabí­an usar.

A mediados de la década pasada, páginas como Sharkscope, OfficalPokerRankings y PokerTableRatings sublimaron el arte del datamining ocupando los nichs de mercado que se iban abriendo. Mediante una representación visual de los datos que recogí­an, permití­an conocer de un vistazo información valiosí­sima sobre cualquier rival para jugadores de todo tipo de formatos, especialmente torneos y sits. Introduces el nick en cuestión y puedes consultar su gráfica histórica, que niveles juega, sus resultados en cada nivel, etc…, identificando en segundos su fortaleza con un alto grado de certeza.

El acceso a esta información, mediante una subscripción mensual, trajo consigo la aparición del bumhunting. Muchos jugadores se quejaron por ver sus gráficas expuestas online. Una mala racha que ensuciara un poco tu gráfica atraí­a a una manada de depredadores a tus mesas, por no hablar del escarnio público que tení­an que soportar algunos grandes perdedores en los foros. Para las salas también eran un quebradero de cabeza, pues los jugadores eran más conscientes de lo que se gastaban en el poker y se generaba la sensación de que en el poker online se generaban ventajas injustas que espantaban a los jugadores recreacionales que descubrí­an que su información era pública en la Red.

En 2008, por iniciativa de Full Tilt, se generó una corriente de lucha contra estas páginas, y se empezó a banear a los usuarios que utilizaban estas páginas para consultar durante el juego. Algunas empresas que minaban datos en salas como Everest Poker o PokerStars para vender las manos recibieron amenazas legales y tuvieron que desistir, pero en realidad el negocio siguió adelante, sobre todo en las webs con información pública.

En 2011, poco antes del Black Friday, Full Tilt trasladó la batalla al terreno informático y lanzó una actualización que dificultaba la recogida de manos en modo espectador. Era la época en que el bumhunting se hab í­a convertido ya en un problema de raí­z en el poker online. Cuando PokerStars reabrió después del cierre decretado por el Departamento de Justicia de Estados Unidos, emprendió una batalla legal que obligó a las páginas de información pública a instituir la posibilidad de que un jugador solicitara su exclusión de la web, creando los filtros de privacidad de los que estamos hablando en el titular de hoy.

Hace unas pocas semanas, Highstakesdb fue adquirida por una empresa llamada 180vita, que también posee el portal de ví­deos Pokertube, una sala en la red iPoker y la página de noticias PokerUpdate. Esta empresa no siempre se ha atenido a los estándares morales impuestos en el mundillo, y ha tenido varias escaramuzas legales en diversos frentes. El inicio de su andadura en HighStakesdb toma los mismos derroteros, con esta rebelión contra la ética de tratamiento de la información impuesta por PokerStars.

Los resultados del levantamiento de los filtros en HighStakesdb son, por una parte, que los resultados mensuales y anuales sobre los ganadores en las mesas más caras de PokerStars vuelven a estar completos, y por otra, todos los aficionados ansiosos por comprobar las gráficas de los jugadores más conocidos han recibido un inesperado adelanto de la visita de los Reyes Magos. Doug Polk, ahora estrella mediática, ha publicado un ví­deo comentando gráficas de diversos jugadores y recordando y opinando sobre los problemas éticos que impulsaron a PokerStars a solicitar el uso de filtros en estas páginas.

Antes de que túmismo te lances a regodearte de las gráficas ajenas, debes conocer algún que otro dato esencial para ponerlas en perspectiva:

-Durante su historia, HighStakesdb se ha centrado en las salas más importantes y con más volumen de juego. La gran mayorí­a de los jugadores que aparecen en la página juegan o han jugado en otras salas, como los famosos «eurosites» en los que supuestamente Isildur1 o Ziigmund recuperaban sus bancas cuando recibí­an algún batacazo en Full Tilt o PokerStars.

-En el apartado de la biografí­a, la mayorí­a de perfiles contienen un texto por defecto que constata que la información ha sido recogida en «niveles 25$/50$ y superiores». HighStakes ya no refleja resultados de 25$/50$, por lo menos desde 2012. Los jugadores que han creado su banca en estos niveles antes de saltar a los high stakes pueden haber ganado bastante más de siete cifras que no aparecen en sus gráficas.

-La información mostrada se asocia a un nick en concreto. Casi todo el mundo que jugaba high stakes tení­a cuenta en PokerStars y Full Tilt, casi siempre con distinto nick. Para conocer una mejor aproximación a la gráfica de un jugador hay que tenerlo muy en cuenta. Por ejemplo, Phil Ivey es «RaiseOnce» en PS, cuenta muy perdedora, pero tiene el récord de ganancias online en Full Tilt con su propio nombre como nick.

En lo que respecta a la actualidad, la lista de ganadores de 2016 en las high stakes sufre un espectacular vuelco con la aparición de los datos de Alexander Kostritsyn «joiso», que ronda el millón y medio de dólares en ganancias, muy por delante de Chun Lei Zhou «SamRostan». Andrés Artiñano cae a la séptima posición, ya que le adelantan jugadores anteriormente ocultos como «OtB_RedBaron» o Sami Kelopuro «LrsLzk».

Sin embargo, la de perdedores queda virtualmente intacta, con la aparición de «wilhasha» como la más llamativa, en sexto puesto.

¿Recuerdas aquella semana del pasado septiembre en el que hasta cuatro españoles coincidieron en las high stakes? Redactamos un completo artí­culo sobre los cuatro: «Educa_P0ker», «VeGeTTo89», «elde30cm» y «gordon0410». Todos tení­an abierto su perfil excepto «elde30cm». Hoy podemos completar aquella información con la gráfica del canario.

Este es solo otro ejemplo del abanico de información que se vuelve a abrir para los aficionados al poker en general y a las high stakes en particular. ¿Durante cuánto tiempo? Está por ver si PokerStars renueva la batalla legal para slavaguardar la privacidad de sus clientes, pues desde aquella, igual que HighStakesdb, ha quedabo bajo la responsabilidad de una nueva gerencia. ¿Se reanudará el drama?

Artículo anteriorTercera cita de diciembre con la Liga del Jugón casinobarcelona.es
Artículo siguienteDavid Peters: ‘Definitivamente, aún es posible ganar dinero en el poker’