Inicio Frikadas Hellmuth y Negreanu actúan como expertos en política

Hellmuth y Negreanu actúan como expertos en política

68

Se acerca el final de la campaña para las elecciones presidenciales en Estados Unidos. Este año, los November Nine traicionarán su nombre jugando el último dí­a de octubre para evitar coincidir con la llamada a las urnas en la que se decidirá si el próximo presidente de Estados Unidos es el republicano Donald Trump o la demócrata Hillary Clinton.

Los debates entre los candidatos pueden ser especialmente decisivos. Las encuestas mostraban una ligerí­sima ventaja para Clinton en las horas previas al primero de ellos, que se celebró esta madrugada. La prensa estadounidense ha cubierto este enfrentamiento directo ante las cámaras con todos los medios imaginables y desde todos los ángulos de vista posibles -se anticipaba una audiencia que podí­a rivalizar con la de la Superbowl-, y un par de publicaciones han decidido buscar al mejor jugador de poker para establecer cuáles serí­an las estrategias óptimas para cada candidato.

Wired ha recurrido a Daniel Negreanu, mientras TheStreet ha optado por Phil Hellmuth, que en su presentación ha establecido el notable paralelismo entre el poker y las elecciones.

«La polí­tica es como el poker. Juegas con las cartas que te han dado y, a la vez, contra tus oponentes. Y las elecciones son como un gran torneo. Empezamos con cerca de dos docenas de de aspirantes y ahora solo quedan dos. En poker, a esto lo llamamon un heads-up».

Esta similitud también fue usada por Negreanu para empezar su análisis.

«En el heads-up, tus debilidades se ven magnificadas. Debes tener un entendimiento del aspecto técnico del poker. Esto puede ser un desafí­o para Trump, acostumbrado a hablar para las multitudes y utilizar golpes de efecto dispersos. En un debate, deberá responder a una amplia variedad de preguntas y rellenar mucho más tiempo».

Para Hellmuth, este escenario de confrontación directa favorece a Trump.

«Igual que en la mesa de poker, Trump encuentra tus debilidades y luego las explota. Su estilo de juego es personal, como de patio de colegio, usando insultos simples, efectivos y especialmente cercanos. Esta táctica no suele funcionar en campaña, pero Trump ha sido capaz de alcanzar la fibra emocional de los americanos».

¿Qué hacer ante un adversario de este estilo? Ambos identifican a Trump con un jugador agresivo y abogan porque Hillary deberí­a tomar una posición más prudente, intentando cazar los faroles del rival y atrapando en los temas más conflictivos, pero sin caer en el error de que le coman las ciegas.

«Hellmuth: En lo que se refiere a debatir, una polí­tica de carrera con 40 años de experiencia como Hillary deberí­a tener todas las ventajas. Pero si se pone al nivel de Trump, él es el que tiene la iniciativa. Necesita encontrar una estrategia activa para evitar ser llamada corrupta una y otra vez. En vez de ignorar el ataque y reconstruir después, debe derribar los misiles antes de que le alcancen.

Negreanu: Atrapar es una estrategia obvia a usar contra Trump, que parece ser incapaz de foldear el equivalente polí­tico a lo que son malas cartas. Pero Clinton no puede esperar eternamente a que Trump se salga de madre. Aquí­ es donde entra en juego la psicologí­a del poker. Hablando de cartas, es bueno saber que espera tu oponente de ti, y darle la vuelta. Si sus asesores consiguen que Trump tenga un aire presidencial y calmado y Clinton es incapaz de sacarle de sus casillas, él saldrí­a ganando».

Al final, después de evaluar las más o menos interesadas reflexiones de la prensa afí­n a uno y otro bando, Clinton salió ganadora -Hellmuth declaró un empate-, por el simple hecho de que preparó mucho mejor el debate que su rival. Estudiar, prepararse a conciencia y, si es posible, analizar la información que tienes sobre el rival fuera de las mesas sigue siendo la mejor receta para afrontar un debate o un heads-up.

Siempre hay que empezar por la base.

Artículo anteriorEl EPT recula en el tema del reparto de premios
Artículo siguiente‘llJaYJaYll’ gana el Main Event del WCOOP de PokerStars