Inicio Actualidad de poker Hard Rock Entertainment World llevará uno de los mayores casinos de Europa...

Hard Rock Entertainment World llevará uno de los mayores casinos de Europa a Tarragona

28

Hard Rock, la renombrada marca internacional del sector de la restauración y el juego, ha sido la única en presentarse al concurso para urbanizar el Centro Recreativo y Turí­stico (CRT) de Vila-seca y Salou.

La compañí­a americana se encargará por tanto de construir una versión aún más reducida del centro de entretenmiento que hasta ahora conocí­amos como BCN World. Finalmente, el nombre oficial del complejo situado codo con codo con Port Aventura será Hard Rock Entertainment World, y supondrá una inversión global de 2.000 millones de euros en la zona.

Es el final de un sainete que se lleva representando en las instituciones catalanas desde hace más de un lustro. Da bastante pereza recordarlo, pero haremos lo posible para resumirlo de manera comprensible.

Todo empezó a principio de la década con un duelo en los despachos entre los gobiernos autonómicos de Cataluña y Madrid, que se lanzaron a cortejar al magante del juego Sheldon Adelson cuando este mostró interés por construir una versión europea del Strip de LasVegas en nuestro paí­s.

El dueño del Venetian eligió Madrid. Pero la Generalitat no quiso admitir la derrota y, aprovechando que se habí­an estudiado varias medidas para hacer más atractiva la opción del norte de España para Adelson, impulsaron un proyecto que compitiera con el del norteamericano. Curiosamente, aunque la situación del complejo estarí­a lindando con Port Aventura, en Tarragona, presentaron el proyecto como «Barcelona World».

En la presentación del proyecto, en septiembre de 2012, los tres consellers de la Generalitat presentes en la rueda de prensa se hicieron acompañar por Enrique Bañuelos, un oscuro personaje caí­do en desgracia durante la burbuja inmobiliaria de principios del siglo XXI, y que aparecí­a desde Brasil al frente del grupo inversor Veremonte, encargado de planear la distribución del complejo y el reparto de espacios a los distintos socios intereesados en sumarse al plan.

El alcance previsto inicialmente era mesiánico, con seis casinos, amplias zonas comerciales, miles de plazas hoteleras y una inversión cercana a los 5.000 millones de euros. Pronto se vio que todo estaba bastante cogido con pinzas, apresurado para amortiguar la derrota polí­tica ante los madrileños.

En mayo de 2013 era ya obvio que los plazos que se pretendí­an cubrir eran irreales, como lo era pla previsión inicial de la magnitud de BCN World. Las gestiones de Bañuelos no estaban teniendo el éxito esperado, lo que se tradujo en un primer recorte en el número de casinos previsto para BCN World.

La parte polí­tica de las gestiones también resultó ser un campo de minas. Los propios socios de gobierno en la Generalitat tení­án ideas muy distintas sobre cuál debí­a ser la composición de la oferta de ocio del rebauitazado BCN World. ERC- que ahora alaba el proyecto y se congratula de la noticia de que Hard Rock levantará su resort en Salou-, amenazó con torpedear las reformas de la ley del juego y el proyecto de urbanización de la zona que debí­an atraer a los inversores, aunque finalmente quedaron perfilados antes del verano de 2013.

El marco legal quedó aprobado en mayo de 2014. Incluí­a una rebaja de impuestos a los casinos, que pasarí­an de una carga fiscal del 55% al 10%. Más tarde volveremos a este punto.

Las compañí­as más interesadas en tomar parte en los casinos de BCN World eran el grupo chino Melco, el Grup Peralada catalán y Hard Rock. El siguiente paso del proyecto era comprar los terrenos, a los que luego se deberí­a aplicar un plan urbaní­stico a medida para convertirlos en el CRT de Vila-seca y Salou. En teorí­a, el capital lo aportarí­an los asiáticos y Veremonte a partes iguales.

Pero Veremonte se negó a hacer la inversión de 380 millones de euros y se desvinculó del proyecto. La Gerenalitat se negó a sentenciar de muerte BCN World y se hizo cargo de asegurar la reserva de la opción de compra de 150 hectáreas de terrenos pertenecientes a La Caixa, a hacer efectiva por los ganadores de un concurso público. Equivalí­a a solo un tercio de lo inicialmente dispuesto en el proyecto.

El parto del plan urbaní­sitico fue largo y doloroso. Tanto que muchos dieron por enterrada la idea de BCN World. La aprobación por parte del Parlament no llegó hasta finales del año pasado. La resucitada area de entretenimiento que delimitaba el plan urbaní­stico poco tení­a que ver con la original.

Las empresas interesadas en licitar las zonas de juego seguí­an siendo tres, Melco, Peralada y Hard Rock, pero ya no habí­a sitio para todas. El concurso público deberí­a desfacer este entuerto. No habí­a favoritos ni demasiadas pistas sobre qué ocurrirí­a al final del plazo de presentación de ofertas.

Lo que ha sucedido al final es que solo una de las tres empresas ha presentado la solicitud para construir en el CRT. Ha sido Hard Rock. De paso, ha solucionado para siempre la polémica del nombrecito. Ahora será Hard Rock Entertainment Group.

Lo que finalmente se va a construir será uno de los resorts con casino más grandes de Europa, El Hard Rock Hotel & Casino Tarragona. Port Aventura se ha sumado a la iniciativa como socia en un nuevo hotel que levará el área conjunta de ocupación a 64.000 metros cuadrados, de los que 10.000 estarán dedicados a un casino con 1.200 tragaperras y 100 mesas de juego.

La zona comercial estará formada por una zona de tiendas de lujo gestionada por Value Retail, los propietarios de la Roca Village, y un conjunto de instalaciones temáticas de la empresa Hard Rock, como el icónico Hard Rock Café y la Hard Rock Shop.

El área de ocio contará con el acceso a los centros de restauración del resort, a las piscinas y al primer Hard Rock Live que se constriurá fuera de Estados Unidos, un auditorio con aforo para 15.000 personas que cuenta con programación musical durante toda la temporada.

El resto de la industria del juego en Cataluña también se beneficiará de la loterí­a fiscal que les ha caí­do con la oferta de los indios seminolas de Hard Rock. La rebaja aprobada por el Parlament -del 55% al 10%- estaba supeditada a la construcción del primer casino en BCN World, algo que ahora se prevé que pueda dar comienzo en 2018.

Eleconomista.es recoge el calendario para el inicio de la construcción, detallado por el conseller Salvadó en rueda de prensa.

Salvadó ha comunicado que el dí­a 28 de julio tendrá lugar la próxima reunión, en la que se presentará un informe preliminar de adjudicación, mientras que el 8 de septiembre ya se tendrí­a el informe definitivo. Tras el informe definitivo, Hard Rock tendrá un mes para presentar información sobre el proyecto y otro para adquirir los terrenos. A partir de este momento, el secretario ha indicado que el tempo dependerá de la compañí­a, pero que en 2018 el proyecto «empezará a concretarse».

Artículo anteriorSegundo torneo de la Liga Poker Fighters con entradas a los satélites del CNP
Artículo siguiente11 españoles avanzan desde el día 2AB del Main Event