Inicio Legalidad y regulación del poker Hacienda y los reguladores estrechan lazos

Hacienda y los reguladores estrechan lazos

43

El pasado 16 de diciembre, la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT) y la Dirección General de Ordenación del Juego (DGOJ) firmaron un convenio de colaboración que regula el intercambio de información fiscal entre ambas entidades.

La Ley del Juego reconoce la obligación de la DGOJ de suministrar a la AEAT los datos e informaciones relevantes para la gestión del Impuesto sobre actividades del juego.

No obstante, ambas entidades han acordado la firma de un convenio de colaboración que tiene como objetivo establecer un sistema estable, eficaz y periódico de intercambio de información tributaria relativa tanto a jugadores como a operadores.

La información será suministrada en ambas direcciones por medios informáticos o telemáticos.

La AEAT proporcionará la siguiente información a la DGOJ:

  • Con periodicidad trimestral, información sobre la autoliquidación del Impuesto sobre actividades del juego en los supuestos de actividades anuales o plurianuales.
  • Con periodicidad diaria, información sobre estar al corriente de obligaciones tributarias para la concesión de licencias, autorizaciones y registros del juego.

La DGOJ suministrará datos de los jugadores y de los operadores a la AEAT:

  • De los jugadores, por operador (con periodicidad anual): identificación de jugadores (NIF o similar), fecha de alta, saldo inicial y final de la cuenta en el perí­odo, total de depósitos, total de retiradas, participaciones en juegos, premios recibidos y bonos promocionales reconocidos.
  • De los operadores (con periodicidad trimestral): identificación del operador, total de cantidades jugadas por los participantes en cada uno de los tipos de juego ofrecidos e importe total del margen bruto de los juegos (gross gaming revenue, es decir, participaciones menos premios entregados).

El convenio establece los órganos de ambas entidades que serán responsables del adecuado flujo de la información, así­ como la existencia de una Comisión Mixta de Coordinación y Seguimiento (formada por miembros de ambas entidades), que coordinará, supervisará y controlará la correcta ejecución del convenio.

Tras la firma del acuerdo, tanto la DGOJ como la AEAT han dejado muy clara su intención de controlar de forma directa las ganancias de los jugadores en los operadores online «legales». Tal como lo tienen establecido, para cada jugador podrán hacer balances online generales, esto es, de sus participaciones en salas de poker, casas de apuestas o casinos.

No sé si llegarán al extremo de incluir «automáticamente» el valor de los «beneficios» (según sus cálculos) en el borrador de la declaración de la renta que ellos mismos emiten.

En todo caso, si lo hacen, dudo que sea del todo correcto, ya que no es probable que incluyan los gastos del juego en vivo (los buy-ins de los torneos, por ejemplo). Tendremos que estar, por tanto, muy pendientes para asegurarnos de que los números son los adecuados.

Hace un par de meses, la DGOJ estableció que los operadores legales han de ofrecer a los jugadores en tiempo real un resumen anual de los movimientos de su cuenta de juego (saldo inicial y final, suma de depósitos, retiros, bonos cobrados y cargos en juegos y servicios adicionales).

Los reguladores han manifestado que buscan la aplicación efectiva del sistema tributario estatal. Para ello, en mi opinión, creo que deberí­an dar nuevos pasos que favoreciesen a los jugadores y a toda la industria.

  • Dar orden a los casinos presenciales de que ofrezcan sin problemas datos de gastos (buy-ins) en los torneos en vivo (tal como han hecho con los operadores online).
  • Reconocer los gastos ordinarios de los jugadores profesionales de poker online o los propios de la estancia y el desplazamiento de los que juegan torneos en vivo.

De esta manera, el cálculo de beneficios netos serí­a más real y la compensación de pérdidas tendrí­a más sentido.

Termino el artí­culo recordando a los reguladores un «viejo» compromiso, que cada dí­a es más importante para el futuro de toda la industria del juego en España. Deberí­an promover cuanto antes la liquidez compartida entre los mercados regulados según el modelo «latino».

La unificación serí­a beneficiosa para todos.

Artículo anteriorVanessa Selbst, cazada y entre rejas
Artículo siguiente‘tonecho888’ gana el último All Stars